ALL POSTS

¿HAY TODAVÍA SACERDOTES Y OBISPOS? – 3


Sigue del post anterior ¿Hay todavía sacerdotes y Obispos? -2

Nota importante: Hubo un error mío, ya subsanado, en el primer post anterior a éste sobre este mismo asunto, al haber citado equivocadamente la Encíclica Mediator Dei, que tiene casi la misma fecha, en lugar del documento fontal que es la Constitución Apostólica  Sacramentum Ordinis de 30 de Noviembre de 1947. El lector puede verlo en La Fe de la Iglesia, que está en la barra lateral del blog. Desde allí tiene que ir al Cap. IX y pulsar sobre él.( Encontrará  reproducido en pdf el libro de Collantes. En la pag.  759  con el nº1240, en latín y castellano está la cita de nuestro interés. Ver directamente en pdf aquí. P.759). Debe leerse entero. Dice «determinamos, decretamos, con nuestra misma suprema autoridad apostólica lo que sigue…» Respecto de la consagración episcopal (de lo que trata este post cuyo original está escrito en 1991, y del post primero para la ordenación de los presbíteros con palabras análogas en la traducción del artículo de Bonum Certamen publicado en 1981) dice que las palabras esenciales y requeridas para la validez del sacramento, son : 

«Completa en tu sacerdote la suma de tu ministerio y , provisto de los ornamentos de toda glorificación, santifícalo con el rocío del ungüento celeste». (santifícalo con el rocío= rore sanctifica).

Recomendamos la página del mismo nombre Rore Sanctifica donde el «Comité Internacional de la investigación científica sobre el origen y la validez de Romani Pontificalis«, realizó estudios exhaustivos e irrefutables sobre la invalidez de las órdenes actuales.

Resaltados propios.

BONUM CERTAMEN N º 118, noviembre-diciembre de 1991

EL ORDINAL DE  PABLO VI  ES  INVÁLIDO
Porque es una copia servil del Ordinal de  la Iglesia Anglicana.
«La ordenación no transmite el sacerdocio, sino sólo la misión» (Mons. Vilnet dixit)

A. ESTUDIO DEL RITO DEL ORDEN DEL SACERDOCIO

MATERIA Y FORMA DEL  SACERDOCIO CATÓLICO.

Los teólogos desde siempre han tratado de determinar, en los numerosos ritos de  la ordenación sacerdotal, qué era lo que constituía la materia  y qué la forma del sacramento.

Pío XII, en la Constitución Apostólica Sacramentum Ordinis  de 20 de noviembre de 1947 (Léase aquí. Pag, 759) dijo que la MATERIA del Sacramento era la primera imposición de manos del obispo consagrante, la FORMA las palabras del PREFACIO tal como la Tradición nos las ha transmitido. He aquí el texto del Prefacio traducido al francés [español], según el manual de mi ordenación (impreso en 1927)

“Dignaos Padre todopoderoso, conceder a vuestros siervos aquí presentes la dignidad del sacerdocio. Infundid  en su alma el Espíritu de santidad. ¡Que ellos  puedan conseguir, oh Dios, el cargo del segundo mérito! ¡Que puedan hacer penetrar la reforma de costumbres  por el ejemplo de conducta!. ¡Que se  muestren cooperadores prudentes de nuestro Orden! . ¡Que la Santidad en todas las formas resplandezca en su vida! Para que en el momento de rendir cuentas del ministerio a ellos confiado, obtengan en recompensa la eterna bienaventuranza.

A estas  palabras consecratorias se añaden los complementos esenciales: Se confieren los poderes sacerdotales sobre el Cuerpo de Cristo, es decir, el poder de decir misa por un lado y, por otro lado, el poder sobre el Cuerpo Místico de Cristo, es decir sobre los fieles, también llamado poder de las llaves o poder de ABSOLVER en la CONFESIÓN.  He aquí la traducción de este segundo  texto del manual citado anteriormente:

«Recibid el Espíritu Santo, los pecados serán absueltos a quienes vosotros  absolváis y serán retenidos a quienes los retengáis”.

Pío XII nada cambió  en el rito milenario de la ordenación. Incluso  prohibió  cambiar algo:

«Nadie, dice, ose alterar esta Constitución  promulgada por Nos ni se oponga  a ella con temeraria audacia».

PABLO VI.

Sin embargo, Pablo VI tuvo la audacia y la temeridad de promulgar  un nuevo Ordinal. ¿Es válido? Los hombres ordenados después de su publicación, es decir, desde 1968 ¿son sacerdotes o simplemente laicos como  Mons.Vilnet  dijo?  ¡CUESTIÓN GRAVÍSIMA!  que voy a tratar de resolver, recordando que JB Montini, en el seminario, se había sentido atraído con viva  simpatía por el anglicanismo. Cuando llegó a ser papa la demostró  dando su anillo al «Primado» anglicano (¡simple laico!) invitándole a bendecir a la multitud.

El ORDINAL ANGLICANO ES INVÁLIDO.

Sin embargo, este «Primado» no era ni sacerdote ni obispo. León XIII, en efecto, declaró de manera infalible, en su Encíclica «Apostolicae Curae«, el 13 de septiembre de 1896, que (precisa  el Papa), será  siempre válido en toda su fuerza, que el Ordinal Anglicano es totalmente INVÁLIDO. Ahora bien, el Ordinal de Pablo VI y el Ordinal anglicano son tab parecidos como lo son los hermanos gemelos. Comparémoslos  a la luz de la  sana teología.

EL CONCILIO DE TRENTO nos enseña de una manera infalible que en todos los sacramentos – el sacramento del Orden, en particular – junto a la materia y la forma, que son esenciales para la transmisión del sacerdocio, el contexto ritual que los rodea, llamado por los teólogos «signos adjuntos» necesariamente debe proclamar y demostrar el carácter sagrado de la materia y la forma. Claramente,  el canon  2 de la sesión XXI del concilio de Trento, nos dice que la Iglesia tiene el poder de modificar, según las circunstancias, el signo sacramental; pero no TIENE NINGÚN PODER SOBRE EL SIGNIFICADO que debe expresar la transmisión del sacerdocio. Al fijar definitivamente la materia y la  forma del sacramento del Orden, Pío  XII  [en Sacramentum Ordinis] precisamente  recordaba este canon.
Sin embargo, si el contexto litúrgico que rodea a la materia y la forma contradice o retuerce el sentido  de esta materia y forma, que el contexto debe explicar e ilustrar, está claro que la materia y la forma han sido ALTERADAS, de modo que el Sacramento  es  inválido. Precisamente en la modificación del contexto litúrgico anglicano es  en lo que León XIII se basó para declarar sus ordenaciones inválidas. (Concilio de Trento, Ses. 7, c. 12, Ses. XXI).

ESCUCHEMOS  A LEÓN XIII  en «Apostolicae Curae«.

El ministro del sacramento no es su propietario sino su SERVIDOR. No tiene nada que añadir o quitar al rito, simplemente tiene el poder de dar a las palabras el sentido obvio al hacer lo que hace la Iglesia.  Sea el  santo cura de Ars el que bautice o sea  el indigno  Talleyrand, si ambos se ajustan  al ritual, el sacramento se da válidamente. De esto extraen  algunos, que si un ministro válidamente ordenado respeta plenamente la materia y forma del sacramento del Orden, con el Ordinal anglicano de Kramer el sacerdote está válidamente ordenado.¡ !Pues NO! Y  es León XIII el que proclama la negativa. Porque, dice el Papa, dando también otras razones, las ceremonias adjuntas  que rodean la materia y  la forma de este Ordinal, lo vuelven inválido. ¿Por qué? Porque ellas ya no significan  el don de la gracia sacrificial. Sí guardan las palabras católicas de «sacerdote» y «Obispo»  pero están vacías de su sentido católico. He aquí el texto capital  de León XIII:

«En todo el Ordinal anglicano no sólo no hay mención expresa del SACRIFICIO , de la CONSAGRACIÓN  ya que incluso ha suprimido cuidadosamente   el más mínimo rastro de las instituciones que subsistían del  rito católico. »  (Véase  aquí )

CONDICIONES DE LA VALIDEZ DEL SACRAMENTO.

El tema es tan  gravísimo que vamos a resumir en algunas pocas frases  la exposición precedente:

SE NECESITA que el ministro válidamente ordenado (importa poco su santidad) utilice íntegramente el Ordinal que exprese escrupulosamente  la materia y  la forma especificadas por el Papa Pío XII, y  además que las ceremonias llamadas adjuntas a la materia y a la forma, no sólo no contradigan sino expresen inequívocamente el sacerdocio sacrificial que recibe el sujeto a quien se confieren las órdenes. Si todas estas condiciones no se cumplen, la ordenación es NULA (Ver Dict. de  Theol. Cath., Tomo XI, p. 1175, 1177,1182).

¿LA FABRICACIÓN DE UN NUEVO ORDINAL TENÍA UNA RAZÓN GRAVÍSIMA?  Sin  vacilación, hay que responder que NO.  Hacía 20 años  Pío XII había respondido sobre la cuestión  a las aspiraciones de la Iglesia. Por otra parte, tales reformas son rarísimas en la Iglesia, pero  siempre respondían a  una necesidad, y siempre ofrecían su justificación encabezando el nuevo texto,  por el papa reformador. Esto es lo que hizo Urbano VIII,  el 17 de junio de 1644, no deformando sino  unificando en un solo RITUAL los ritos de la ordenación .  Pero Pablo VI, fabricó en todas sus piezas, sin respeto a la Tradición,  un nuevo Ordinal  caracterizado por asombrosas  innovaciones , el 16 junio de 1968, sin haber dado ninguna justificación … ¿POR QUÉ?

La respuesta nos viene dada por la fotografía oficial publicada por la Documentation Catholique nº1562, con fecha de 3 de mayo de 1970 donde puede verse a Pablo VI rodeado de los herejes con los que había  fabricado  su nuevo «Ordo Missae» … El Ordinal, creado dos años antes,  era la base herética de la nueva «misa» llamada «Eucaristía» … La supresión en el nuevo Ordinal de las órdenes menores  era el preludio de la entrada de las mujeres en el santuario; la supresión del subdiaconado era el comienzo de la clerogamia que practican los protestantes y a la cual aspiran los progresistas. La supresión del traje eclesiástico con obligación de llevarlo, secretamente impuesta, completaba  la niebla ecuménica en la que está anegado el Ordinal de Pablo VI .

COMPARACIÓN DE LA OBRA DE PABLO VI  CON EL ORDINAL DE  KRAMER A LA LUZ DE LEO XIII.

Despejemos esta niebla y descendamos con León XIII en lo íntimo del Ordinal de Pablo VI.
Mantiene inalterada la materia del Ordinal católico Pero modifica la forma en dos lugares:
– Desaparece la conjunción UT  en «ut acceptum«;

  •  «in hos famulos» se convierte «in his famulis«.

UT significa: «Para que … de manera que que …» Al eliminar esta conjunción, se destruye toda la relación de causa y consecuencia que enlaza dos frases capitales del texto consecratorio.  Así en :

Dignaos, Padre Todopoderoso  dar a tus siervos aquí presentes  la dignidad del sacerdocio, infundid de nuevo en su alma el Espíritu de santidad…UT..  (para que…)  pueda obtener de Ti, oh Dios, el cargo  del mérito segundo ( = el sacerdocio).

UT tiene aquí el sentido imperativo y causal. impone al ordenando el  «espíritu de santidad» que será la causa y  el preludio para la obtención del sacerdocio (segundo mérito). Ello es,  la castidad perfecta  que es la vía más segura de la santidad. Está vinculado al subdiaconado que precisamente Pablo VI ha SUPRIMIDO. Esta supresión retrata a Pablo VI con el rostro descompuesto, expresión visible de sus tendencias y de su vida secreta. Si no»vives como piensas«,  «acabarás pensando como vives«»

El segundo cambio  en la forma es de orden gramatical. Parece anodino, pero es grave. He aquí la frase y su cambio de régimen:

Padre Todopoderoso renueva «IN HOS»  (= que penetre en ellos),  acusativo de movimiento que indica que la realidad exterior penetra en el interior de un objeto. Aquí pues,  que la gracia y el carácter sacerdotal  entre en el carácter bautismal del ordenando.
Contrariamente en la fórmula de  Pablo VI : IN HIS es un ablativo que expresa  algo en su lugar sin que haya sido  previamente objeto de una transferencia. Así que el texto de Pablo VI  se limita a indicar que los  ordenandos ya  se encentraban en una situación de sacerdotes … Aquí nos encontramos con la «misión»  de la que hablaba Mons. Vilnet, y también la concepción del sacerdocio que el Obispo Hubert Barbier [anglicano] presentó en «Le Courrier Savoyard»  el 21 de junio de 1991, a saber:

» El sacerdote es un hombre como otros,  sin dones ni consagraciones  especiales,  que el «jefe de la Comunidad» el llamado obispo  integra en un grupo religioso con el que se identifica «.

Tapadas con la astucia de un cambio de régimen gramatical, hay dos cosas muy queridas por Pablo VI, la ambigüedad y el amor del anglicanismo protestante. En efecto,  los anglicanos como el obispo de Annecy, Barbier,  hacen de su sacerdocio  un oficio asignado a un individuo receptor del cargo que dirige la liturgia.  Es el «Presidente» de las celebraciones «conciliares».  Estamos aquí en las antípodas de  «Christus Sacerdos alter» (Sacerdote otro Cristo).

CONCLUYAMOS CON LA ENCÍCLICA «APOSTOLICAE CURAE«.

Lo que hemos descrito anteriormente es suficiente para mostrar hasta la evidencia, que el ordinal de Pablo VI es inválido.

Esta certeza se afianza cuando uno, fiel a la enseñanza de León XIII, ve con estupor que,  que los textos católicos que se adjuntaban a la entrega del sacramento del Orden y le daban sentido, han desaparecido. Se hizo desaparecer entre otros:

«Recibid el Espíritu Santo, a quienes perdonareis los pecados les será perdonados , y quienes les fueren retenidos les serán retenidos..»

«Recibid el poder de celebrar la Misa por los vivos y los muertos, etc … etc …

Estas omisiones no son un descuido, sino que, como en el ordinal anglicano,  son la voluntad formal de privar  a la materia y forma del sacramento, de su significado católico, al que se quiere sustituir por el ecumenismo. Estas supresiones al igual que las realizadas por Cramer hacen NULO AL Ordinal de Pablo VI. La palabra sacrificio que mantiene  el texto es una cláusula  de estilo, una engañifa.

Seguirá la cuarta entrega con la traducción del artículo de  BONUM CERTAMEN nº 119, enero-febrero 1992: EL ORDINAL DE PABLO VI ES INVÁLIDO.  B-ESTUDIO DEL RITO DEL ORDEN EPISCOPAL

10 respuestas »

  1. Un asunto no menor…. Esta predicha, desde el Antiguo Testamento que llegaria el dia en que SUPRIMIRIA EL SACRIFICIO PERPETUO.

    Y vealo Vd…. El Mensaje de Fatima era para salvar a la Cristiandad (asi como el anterior era para salvar a la Iglesia de Francia (mismo que fue rechazado (igual que Fatima)))

    Las vias de ataque para la SUPRESION DEL SACRIFICIO PERPETUO:

    Los enemigos de Cristo no intentaron una sola via: las intentaron TODAS.

    La revolucion bolchevique (un mundo ateo) LO INTENTO. intento suprimir la Iglesia DESDE FUERA de la misma.

    Pese a que en francia, la revolucion prospero, no pudieron acabar con la Iglesia… En Mexico, el pueblo defendio la Iglesia… en España, el pueblo Y FRANCO defendieron a la Iglesia…

    Y el tiro les salia por la culata!

    Por cada martir que hacian. se fortificaba el movimiento!… asi que, acabar con la Fe, con la Misa por la via de la prohibicion, vieron que era dar de cocez al aguijon… Con Dios no podian DESDE AFUERA…

    Asi que lo LOGRARON DESDE ADENTRO!

    Vias de ataque:
    Instauraron DOS vias de ataque (para asegurarse de Suprimir el Sacrificio Perpetuo)

    a) ELIMINAR A LOS SACERDOTES Y A LOS OBISPOS (no por las armas! (sin MARTIRES!))… como lo hicieron??? facil… MODIFICANDO EL RITO, de tal modo que ya no se diera la sucesion…
    b) ELIMINAR LA MISA A LOS OJOS DE TODO EL MUNDO… como??? FACIL: ‘MODERNIZARLA’ para hacerla INVALIDA (de hecho: la compusieron entre puros protestantes (montini incluido!))

    Para ello, era INDISPENSABLE contar con un papa a su medida… Escucho alguna vez hablar de COMPLOTS contra la Iglesia? por parte de los carbonarios y de otras religiones que se dedican a difundir la luz mortecina?

    “me cuesta creer en teorias conspirativas”… dira Vd.

    Ese, es (perdone la expresion) SU ASUNTO… los hechos ahi los tiene…y si quiere llegar a la verdad, investigue…

    El Agente Moulder lo afirmaba muy claro: “the truth is out there” (X-Files)

    Me gusta

  2. Queda patente el porqué del odio modernista contra el latín. No especialmente por ser una lengua noble y no vulgar, sino porque, al haber dejado de evolucionar, el significado de cada palabra está fijado de una vez y para siempre. Así, la doctrina expresada en latín queda fijada de una vez y para siempre. Por contra, la lengua vulgar es moldeable porque está en proceso de cambio, y sirviéndose de ella el modernista puede incorporar nuevos significados o invalidar significados anteriores. A caballo de la lengua vulgar fue como el concilio produjo una cantidad de literatura desmesurada, mucho mayor que cualquier otro concilio anterior, y, total, para no decir nada claro, para que cincuenta años después el mismo Papa no tenga claro qué significa tanta palabrería, como lo demuestran sus actos (y no me extiendo aquí). El ejemplo aducido en el artículo, el cambio del «in hos» por el «in his» es gravísimo, más todavía porque no es una simple transliteración, precisamente porque el latín es una lengua eminente, maravillosamente estructurada y declinable. El individuo que alteró la «o» por la «i» sabía bien qué hacía, y lo hizo con alevosía y toda la maldad que es de suponer. Otro ejemplo: cuando el Credo reza: «Credo… in Iesum Christum Filium Dei unigenitum… consubstantilem Patri» ¿qué traductor católico pondría «de la misma naturaleza» en lugar de «de la misma substancia». No, mire usted, Juan y Pedro son de la misma naturaleza, pero en ningún caso de la misma substancia. No ocurre así con la Trinidad. «De la misma substancia» es teología católica. «De la misma naturaleza » es herejía. El concilio eliminó el latín, que era la garantía de la conservación de la doctrina, y suplantado éste por la lengua vulgar quedó suplantada la teología misma, sustituida por la herejía. Dirán algunos, ¿porqué habrían de tener tanta importancia las palabras? Y respondo yo. Si no la tienen, ¿para qué hubo que cambiarlas? ¿por qué tanto interés? ¿para qué tanta comisión y subcomisión examinando cada punto y cada coma?

    Hay una cosa que cada vez más me maravilla. El examen de la maldad ínsita en los textos del concilio, la serpentina astucia, la forma tan asombrosa en que se acabó con la Iglesia acabando con su doctrina, fue tal que cincuenta años después todavía nos asombramos y nos indignamos. Sin embargo, todos esos textos, obras maestras en su género, fueron escritos en muy poco tiempo. Por eso tengo la impresión cada vez más fuerte de que todas esas astucias son más que humanas, son diabólicas. Era la misma inteligencia del Mal la que operaba. Y por eso el golpe fue tan certero, tan demoledor.

    Me gusta

  3. Completando el sentido de algunas partes…

    Si bien, no dejaron titere con cabeza, el ataque ya tenia mucho de planeado…

    Aqui no hay improvisacion… como no hubo improvisacion en la puesta en marcha de la revolucion francesa, como no hubo improvisacion en el derrocamiento de los Zares, como no lo hubo en la guerra de independencia allende el norte…

    Que curioso! los Reyes Catolicos, PERDIERON LAS CABEZAS!… los reyes ingleses, y los «reformados» no… salieron indemnes… Que cosa tan curiosa!…

    Todo lo que habia que hacer para acabar con la Iglesia Catolica, YA ESTABA PLANEADO mucho antes del concilio.

    Que quiza hubo que hacer arreglos de ultimo minuto?… pecata minuta…

    Veamos en una vista mas global, lo que SABIAN debian de aniquilar:
    – El Latin inamovible
    – La Monarquia del Papado (la tiara de paulo 6to. fue subastada a la onu!)
    – La exegesis Catolica
    – Los ritos
    – La Arquitectura Sacra
    – La Teologia (Moral, Dogmatica, etc.)

    Las bases de los textos, ya estaban armados… las bases de la «nueva liturgia» ya estaba estructurada DESDE ANTES DEL CONCILIO… las bases de la «noveu theolige» ya tenian andado el camino de lo que debia de derruirse en la Teologia, y los conceptos a substiuir…

    Y junto a todo esto, el andamiaje del derrumbe social ya estaba en su lugar (el capitalismo ya estaba instaurado para robar las riquezas de los pueblos, el consumismo para hacerles olvidar la Glorias del Cielo y que disfrutasen de las glorias mundanas y sensibles, la liberta de prensa para llevar las falsas ideas, el cine y el radio para envenenar la moral, la plutocracia para dirigir a los pueblos desde las esferas de las altas finanzas, etc.)

    Todo el tinglado ya estaba armado… las semillas sembradas… era cosa de cuidar que el maligno arbol rindiese sus frutos venenosos…

    Y esperar su renuevo mayor.

    Me gusta

  4. Frisgo,

    tiene Ud. razón… Para quien se pone a leer la enseñanza anterior de la verdadera Iglesia con deseo de conocer la verdad, es tan evidente la contradicción, tan abierto el desliz hacia la herejía, que no se puede comprender cómo muchos andan midiendo milimétricamente para ubicar afirmaciones y hechos en alguna categoría teológica que no llegue a definirse como herética sin más.

    Incluso me han dicho algunos que, en el caso de las bulas o decretos como «Cum ex apostolatum» e «Inter multiplices», o la misma «Sacramentum Ordinis» de Pío XII, en que se manda la observancia interponiendo la Suprema Autoridad Apostólica, y prohibiendo alterar lo mandado desde ese momento en adelante, me han insistido en que esos «modos de hablar» sólo intentan dar solidez a lo decretado, pero que los Papas saben que los sucesores podrían modificarlo porque son sus pares…
    Pero yo he encontrado, en «Providas» de Benedicto XIV que afirma la falsedad de suponer que lo establecido a perpetuidad por los Papas anteriores necesitara ser confirmado por los sucesores para subsistir. Y en «Quo Graviora», por ejemplo, León XIII llegó a decir que pensar de ese modo es «argucia de sectarios», y repite la misma declaración de Benedicto XIV sobre la subsistencia de las anteriores disposiciones «a perpetuidad»… ¡que son aquéllas que han sido gravadas con el uso de la «Suprema Autoridad Apostólica»!

    Quiero decir con ésto: lo que ha sido mandado «a perpetuidad» lleva el peso de la Suprema Autoridad Apostólica (el texto mismo lo muestra), y los Papas que han hecho así, lo han hecho en temas puntuales y porque vieron el peligro que acechaba a la Fe si no lo hacían.

    ¿A quiénes, por lo tanto, haremos caso? ¿A los leguleyos que han venido después a negar que esas disposiciones «a perpetuidad», efectivamente, lo fueran, y que es la causa de que ahora estén las cosas tan mal? ¿O a los Papas que interpusieron su Suprema Autoridad Apostólica intentando evitar los desastres futuros que ellos pudieron avizorar en su momento y que fue la razón de su mandato?

    Para un pobre fiel, no hay mucho que discutir, viendo como uno ve el desastre producido. Sinceramente, pienso (sin saber altas teologías ni las calificaciones teológicas en boga) que todo ésto es castigo por haber despreciado y desobedecido a lo mandado por los Vicarios de Cristo…

    Si alguno de los comentaristas, que sabe más, quiere corregirme o aportarme algún otro dato, le agradecería mucho.

    Dios los bendiga.

    Me gusta

  5. No sé, no sé. La guerra contra la Iglesia ha sido brutal e ininterrumpida. Pero ningún Papa perdió el norte. No el norte teológico. Aunque haya habido Papas de moralidad dudosa, a ninguno se le ocurrió tocar los dogmas. Contra el protestantismo tan violento, Trento. Contra el modernismo, León XIII, San Pío X… Enemigos ha habido siempre. Pero el concilio fue otra cosa. Por otro lado, no digo que fuese un ataque improvisado. Digo que toda la morralla conciliar se redactó en muy poco tiempo, por muchas manos, y que se advierte en toda esa morralla una dirección fija, un inconfundible olor a mentira que emana ya del mismo lenguaje utilizado, y una SUTILEZA EN EL CORROMPER que más parece diabólica que humana.

    Me gusta

  6. Estimado Frisgo:

    Me tome la libertad de reproducir tu post en mi blog… Y un camarada presenta objeciones a tu punto de vista.

    Me parece que lo conducente es que (si tienes tiempo y oportunidad) le rebatas personalmente sus objeciones desde tu linea argumental y logica propia. (para no impersonar al autor de las opiniones (que eres tu))

    http://religionydiscusion.wordpress.com/2012/09/11/el-plan-de-demolicion-de-la-iglesia-y-de-la-civilizacion-cristiana/

    Me gusta

  7. Estimado amigo: paso sólo un minuto por el blog para responderle. Hoy estaré ocupado todo el día, y presumo que cuando llegue la noche muy cansado. Si mañana no ha caducado la discusión, le podré dedicar algún tiempo. Saludos.

    Me gusta

  8. El color naranja tan tenue practicamente no se puede leer. Sería posible darle un toque más subido ? Perdón por ser tan molesta, pero es que me interesaría poder leer la totalidad de las notas, ya que me resultan muy interesantes. Muchas gracias por lo que pueda hacer.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s