ALL POSTS

UNA EXPLICACIÓN CLARA


Ha vuelto nuestro caro lector Adversus haereses a dar en el clavo en una explicación clara y sencilla que hace en un comentario hecho en el blog Página Católica. Él nos lo envía y nosotros lo publicamos. Las razones pueden ampliarse en este blog con la lectura de  los posts reunidos en la categoria Ritos concliares, que puede obtenerse señalando con el cursor la pestaña superior Pablo VI. Señalo abajo particularmente el enlace que remite  el comentario que traigo.

Ordenación sacerdotal

Ordenación sacerdotal

Cum omni humilitate, et mansuetudine, cum patientia, supportantes invicem in
caritate, solliciti servare unitatem spiritus in vinculo pacis.
(Éphés., 4, 2.) (Épître du 26° dimanche après la Pentecôte.)

Adversus Haereses dijo:

Para el anónimo que, de buena fe, insiste en que «JESUCRISTO ESTÁ EN LOS SAGRARIOS»… (22 de mayo de 2013 21:51)

Estimado: Hacha Brava, Simón y sus otros compañeros TIENEN TODA LA RAZÓN: no hay sacramentos válidos desde la reforma-destrucción del CVII; ésto es metafísicamente imposible… Y le voy a decir por qué, esperando que Ud. tenga la consiguiente actitud de ir a fijarse en el texto que voy a citarle, justamente para que Ud. lo vea y salga de la ignorancia.

Como Ud. seguramente sabe, siempre hubieron legítimas dudas acerca de la validez de las reformas, tanto en lo referente a la santa Misa y las palabras de la Consagración (que, UNA VEZ DEFINIDAS Y ACOMPAÑADAS DE ANATEMAS para que no se tocaran nunca más, jamás nadie osó hacerlo… hasta las bestias desaforadas del CVII), como también en lo referente al Sacramento del Orden Sagrado, especialmente la consagración de obispos. Bugnini y sus adláteres cerraron momentáneamente la boca a los cuestionadores sacando a relucir una supuesta «fórmula de consagración de obispos común a las iglesias de rito oriental católico, sobre todo en la consagración del Patriarca maronita, y que habrían estado en uso en la Iglesia antigua», invocando una cierta «tradición de Hipólito»…

Ahora bien, como son realmente pocos los conocedores de la liturgia oriental y no se había rastreado la existencia o no de esa fórmula, la duda persistió hasta que en el 2005 se presentaron los resultados de las investigaciones (arduas y concienzudas), las cuales DEMOSTRARON SIN LUGAR A EQUÍVOCOS que se trató de un verdadero FRAUDE: nunca existió ni la sombra de esa fórmula que se impuso. Pero más todavía, habiéndose logrado el testimonio de los mismos orientales (maronitas y otros), quedó expresamente asentado que NO EXISTE LA «CONSAGRACIÓN» DEL PATRIARCA MARONITA COMO SACRAMENTO: se trata de una mera «entronización» o coronación, PERO DE QUIEN YA ES OBISPO PREVIAMENTE…

Ésto, le repito, quedó establecido sin lugar a dudas, claramente e irrefutablemente, desde el 2005: puede Ud. constatarlo entrando en la página del blog«Amor de la Verdad», posts dedicados a la «invalidez de las consagraciones episcopales«, donde publican una traducción del original francés Un Comunicado contundente (al que también puede Ud. acceder allí mismo si domina el idioma, en el documento original pdf aquí

Sin dudas, fue éste otro de los motivos por el cual Ratzinger se «emeritó», pues desde esa fecha fue público (para muchísimos que sí leen y estudian…) que él mismo tampoco era Obispo válidamente consagrado, al haber recibido la fórmula del Novus Ordo. Ergo, tampoco era Papa válido (uniéndose este hecho al de las posturas heréticas por él profesadas, que se lo impedían de por sí).

Así que tenemos la invalidación de la consagración de Obispos del rito latino a partir del 6 de abril de 1969 en que ya fue obligatoria la reforma… Como consecuencia de ello, los que hayan sido «ordenados» por estos obispos novus ordo NO SON SACERDOTES CATÓLICOS: sólo «presidentes de asambleas», al estilo protestante. NO PUEDEN OFRECER EL SACRIFICIO, no realizan la transubstanciación ni aún poniéndose de acuerdo todos juntos alrededor del mundo…

Piense, además, que Pío XII ya había definido las palabras esenciales de la consagración para Obispos, Sacerdotes y diáconos, y MANDADO CON SU SUPREMA AUTORIDAD APOSTÓLICA que nadie podía modificarlas (vea «Sacramentum Ordinis»). [Véase en el siguiente enlace en francés Sacramentum Ordinis, pero puede obtenerse en latin con su traducción castellana en el blog Amor de la Verdad, en el lugar exacto, tal como se dice en el enlace del post arriba señalado, «Un comunicado contundente».]

Y le advierto que los Papas, cuando han definido y mandado así, no hablan en chiste: sus palabras tienen todo el peso del VICARIO DE N.S.JESUCRISTO con toda su autoridad…

Ésta es la razón por la cual estamos absolutamente seguros de que en la estructura que se presenta como «Iglesia Católica» desde la actual Roma, NO HAY SACRAMENTOS VÁLIDOS (exceptuando el Bautismo y el Matrimonio), NO ESTÁ EL SEÑOR EN LOS SAGRARIOS…

Haga Ud. las lecturas que le indico, y lo verá claramente.

Dios lo bendiga.»

4 respuestas »

  1. Fernando R
    .
    Excelente! Coincido con el director del blog cuando habla de una explicación clara y sencilla, por parte de quien firma como Adversus haereses. Pero no sólo da en el clavo respecto de las invalideces ‘in radice’ mencionadas, sino que también es de destacar su acierto en afirmar que Ratzinger no podía en modo alguno ser papa, pues su consagración episcopal fue inválida, y por lo tanto ¡no es obispo! Si hago particular mención de este punto, es porque he leído en varias ocasiones en este mismo blog, la afirmación de que la condición de ser obispo para ser papa, procede del pseudo-papa JPII. No voy a reiterar aquí lo que expresé en una entrada anterior [Vid.Comentario al Post ‘¿Asistiremos a la elección de un laico disfrazado de papa?’, del 7/3713] sobre este aspecto no menor. Recordaré tan sólo que la potestad pontifical no pertenece ÚNICAMENTE al orden jurídico-canónico de la Iglesia sino que es un poder de naturaleza espiritual sobrenatural, sacramental y jurisdiccional,El CIC (c.218, párr.2 ) lo dice con claridad: «Esta potestad es VERDADERAMENTE EPISCOPAL…».De modo que LA CONDICIÓN DE SER OBISPO PARA EL EJERCICIO DE LA SUPREMA POTESTAD JURISDICCIONAL POR PARTE DE ROMANO PONTÍFICE, ES DEL TODO NECESARIA.Esto es lo establecido desde siempre por la Iglesia, y no desde K. Wojtyla, alias JPII, cuyos actos -por lo demás- en calidad de usurpador de la Cátedra de Pedro carecían absolutamente de valor. Por lo mismo, en cuanto a Ratzinger, queda claro -como bien lo señala Adversus haereses- que la incapacidad primera para ser papa estaba centrada en su no pertenencia a la Iglesia Católica en razón de sus comprobadas herejías. Que de no tener este impedimento, el hecho de no ser obispo podría salvarse procediendo a su consagración por el Decano del Sacro Colegio, de inmediato a su colación pontificia [Vid.Pío XII ‘Vacantis Apostolicae Sedis’, cap. VII, núm.107).

    Me gusta

  2. Al Sr. Director del Blog y a Adversus Haereses:

    Con este comentario no pretendo refutar, sino sòlo plantearle una de tantas dudas que me generan estas explicaciones «absolutas» donde se afirman con tanta certeza, cual si fuera un dogma, la invalidez de determinados rituales postconciliares.

    Es elogiable el esfuerzo de las investigaciones de clero y laico que plantean estas objeciones. Pero…
    Fíjense uds. que la Iglesia tardò casi cuatro siglos en declarar oficialmente la invalidez de las ordenes anglicanas (Leon XIII, Bula Apostolicae Curae).
    ¿ La materia involucrada, la teologìa sacramental, la complejidad del tema, no implican que sòlo la màxima Autoridad Apostòlica podrìa declarar infaliblemente, y obligatoriamente para todos, esa invalidez?

    Saludos

    Me gusta

  3. Aun hay, uno que otro sacerdote ordenado antes de 1969
    Pero es cierto que en muy poco tiempo no quedaran ya sacerdotes validamente ordenados en la iglesia romana
    Tenemos todavia sacerdotes validos en la FSPX, no se hasta cuando, pero al menos validos si son

    Me gusta

  4. Estimado GM,

    dice Ud. bien acerca de que «la Iglesia tardó casi cuatro siglos en declarar oficialmente la invalidez de las órdenes anglicanas (León XIII, Bula Apostolicae Curae)».

    Ahora bien, UNA VEZ ESTABLECIDO EL CRITERIO que permitió al Papa León XIII definir el caso, no hay más que seguirlo fielmente al estudiar casos similares. Máxime en éste que nos ocupa, del cual es clarísima la VOLUNTAD ANTICATÓLICA, ruin y mentirosa, que no dudó en inventar una fórmula y hacerla pasar como «del rito oriental», cuando sabía perfectamente que la entronización del Patriarca maronita no implica sacramento alguno: Pío XII, ONCE AÑOS ANTES, había establecido la condición previa de ser ya Obispo para ser ungido somo Patriarca. Puede Ud. constatarlo en este mismo blog, en al post titulado «Un acto Magisterial olvidado», en el cual accedera´incluso al facsímil del documento de Pío XII.

    De manera que SIN LUGAR A DUDAS puede y debe advertirse a todos la estafa perpetrada por Montini, Bugnini y compañía.

    Dios lo bendiga.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s