ALL POSTS

BEHEMOT Y LEVIATÁN


dinosaurios (1)

Éste es un comentario de Wamba al post Behemot en el Lago Ness

Wamba dice :

En el Libro de Job hay dos pasajes que hacen referencia a dos animales de proporciones imponentes. Veámoslo.

El primero habla de Behemot:

Job 40:15-24:

40:15 Mira ante ti a Behemot: él se alimenta de pasto como un buey.
16 ¡Cuánta fuerza hay en sus riñones, qué vigor en los músculos de su vientre!
17 Endereza su cola como un cedro, los nervios de sus muslos están bien entrelazados.
18 Sus huesos son tubos de bronce: sus miembros, como barras de hierro.
19 Es la primera de las obras de Dios, que lo convirtió en el adalid de sus compañeros,
20 porque las montañas le aportan un tributo, y también las fieras que retozan en ellas.
21 El se recuesta bajo los lotos, en lo oculto de los cañaverales y pantanos.
22 Los lotos lo cubren con su sombra, los sauces del torrente lo rodean.
23 Si el río se enfurece, no se perturba; está sereno, aunque un Jordán le llegue a la garganta.
24 ¿Quién podrá tomarlo por los ojos o taladrar su nariz con un punzón?

turiasaurus--644x312

Evidentemente se nos describe un animal de proporciones imponentes y se nos dan algunos detalles. Es herbívoro, de proporciones enormes, de gran y potente estómago, de larga y portentosa cola como un cedro (árbol robusto de entre 25-50 metros), patas fuertes y robustas, fue de las primeras criaturas creadas por Dios, frecuenta ambiente húmedos y de gran vegetación (probablemente para poder alimentar su enorme estómago) y tan grande que si el Jordán se desbordará y se estrellara contra él, ni se inmutaría.

¿A qué animal se puede estar refiriendo? Es probable que se esté refiriendo a algún dinosaurio de la familia de los diplodócidos (Apatosaurus, Argentinosaurus,…). Por ejemplo, el Amphicoelias fragillimus, según Carpenter estimaba una longitud total en torno a 58 metros; longitud del cuello de 16,75 m, una longitud de cuerpo de 9,25 m y una longitud de la cola de 32 m. Él estimaba la altura total de la pata delantera en 5,75 m y la altura del miembro trasero en 7,5 m, y la altura total (en el punto más alto en la parte posterior) en 9,25 m. No estoy diciendo que sea en concreto este animal, pero es probable que fuera de una familia cercana.

Amphicoelias_1892_Dahlgren

Amphicoelias_fragillimus

Acto seguido se nos describe otro animal de proporciones enormes y de aspecto temible. Es el Leviatán.

Job 40:25 en adelante..

40:25 Y a Leviatán, ¿podrás pescarlo con un anzuelo y sujetar su lengua con una cuerda?
26 ¿Le meterás un junco en las narices o perforarás con un garfio sus mandíbulas?

41:6 ¿Quién forzó las puertas de sus fauces? ¡En torno de sus colmillos reina el terror!
7 Su dorso es una hilera de escudos, trabados por un sello de piedra.
8 Se aprietan unos contra otros, ni una brisa pasa en medio de ellos.
9 Están adheridos entre sí, forman un bloque y no se separan.
10 Su estornudo arroja rayos de luz, sus ojos brillan como los destellos de la aurora.
11 De sus fauces brotan antorchas, chispas de fuego escapan de ellas.
12 Sale humo de sus narices como de una olla que hierve sobre el fuego.
13 Su aliento enciende los carbones, una llamarada sale de su boca.
14 En su cerviz reside la fuerza y cunde el pánico delante de él.
15 Sus carnes son macizas: están pegadas a él y no se mueven.
16 Su corazón es duro como una roca, resistente como una piedra de molino.
17 Cuando se yergue, tiemblan las olas, se retira el oleaje del mar.
18 La espada lo toca, pero no se clava, ni tampoco la lanza, el dardo o la jabalina.
19 El hierro es como paja para él, y el bronce, como madera podrida.
20 Las flechas no lo hacen huir, las piedras de la honda se convierten en estopa.
21 La maza le parece una brizna de hierba y se ríe del estruendo del sable.
22 Tiene por debajo tejas puntiagudas, se arrastra como un rastrillo sobre el barro.
23 Hace hervir las aguas profundas como una olla, convierte el mar en un pebetero.
24 Deja detrás de él una estela luminosa: el océano parece cubierto de una cabellera blanca.

Sarcosuchus_BW

SARCOSUCHUS

Características que nos presenta este animal. Animal que vive en el agua, de gran y potente mandíbula (mucho más que la del Tiranosaurus) provista de hileras de dientes que aterrorizan, de poderosa cerviz, de cuerpo cubierto de corazas o escudos muy fuertes (acorazado) perfectamente trabados ante las que el hierro se vuelve paja y el bronce leño podrido, que se arrastraba dejando su huella por el suelo (Tiene por debajo tejas puntiagudas, se arrastra como un rastrillo sobre el barro), de su nariz sale humo o vapor, de ojos brillantes,…

Deinosuchus_hatcheri

DEINOSOSUCHUS

Evidentemente es probable que se esté refiriendo a alguna especie de cocodrilo. Probable el sarcosuchus o deinosuchus que eran cocodrilos de proporciones gigantescas que podían llegar a medir 15 metros y de unas 8 toneladas de peso. Me cabe la intriga de que su boca saliese llama pero no dudo de lo que se dice. Pero aquí dejo este análisis. El animal que describe Job se acerca mucho a estos ejemplares de dinosaurios.

Ahora bien, la pregunta es; ¿es posible que los hombres vivieran y coincidieran con los grandes dinosaurios? La respuesta es SI rotundamente. No sólo coincidieron, sino que vivieron en la misma época contrariamente a lo que afirma la falsa teoría de la evolución que nos quieren hacer ver que los dinosaurios vivieron muchos millones de años antes que los humanos. Todo eso es falso como relata la Biblia y demuestra la verdadera ciencia que lo único que hace es confirmar los relatos bíblicos.

En el relato del Génesis ya se nos cuenta que Dios creó los grandes monstruos marinos, bestias y reptiles, ganados, aves,… O sea, que no debería extrañarnos nada.

El que quiera investigar más sobre este apasionante y bonito tema, aquí les dejo un interesante enlace que puede aportar información de manera resumida y amena.

EL MISTERIO DE LOS DINOSAURIOS POR FIN REVELADO

Para no ser más exhaustivos en este post, en otro abordaremos en la gran mentira evolucionista de que la tierra tiene millones de años, algunas teorías sobre el diluvio a la luz del relato bíblico y la gran mentira de la teoría de la evolución.

2 respuestas »

  1. LOS GIGANTES EN LA BIBLIA

    Mucho más interesante que el tamaño de los animales tanto prediluvianos como postdiluvianos, los había de todos los tamaños y aspectos, es la estatura y corpulencia de los hombres de aquella época, tanto prediluvianos como algunos postdiluvianos, tanto de los descendientes de Set, como de los descendientes de Caín y los llamados gigantes o nefilîm que habitaban la tierra por aquellos entonces. No está claro según la Biblia que los gigantes o nefilîm derivaran del cruce, mezcla o trato entre los hijos de Dios y las hijas de los hombres (del trato o mezcla entre ángeles caídos con las mujeres que descendían de Caín según San Agustín que ha sido la tesis que adoptó la Iglesia Católica desde entonces).

    El pasaje del que parte todo es Gn 6:1-8:

    1 Cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la tierra y les nacieron hijas,
    2 los hijos de Dios vieron que estas eran hermosas, y tomaron como mujeres a todas las que quisieron.
    3 Entonces el Señor dijo: «Mi espíritu no va a permanecer activo para siempre en el hombre, porque este no es más que carne; por eso no vivirá más de ciento veinte años».
    4 En aquellos días –y aún después– cuando los hijos de Dios se unieron con las hijas de los hombres y ellas tuvieron hijos, había en la tierra gigantes estos fueron los héroes famosos de la antigüedad.
    5 Cuando el Señor vio qué grande era la maldad del hombre en la tierra y cómo todos los designios que forjaba su mente tendían constantemente al mal,
    6 se arrepintió de haber hecho al hombre sobre la tierra, y sintió pesar en su corazón.
    7 Por eso el Señor dijo: «Voy a eliminar de la superficie del suelo a los hombres que he creado –y junto con ellos a las bestias, los reptiles y los pájaros del cielo– porque me arrepiento de haberlos hecho».
    8 Pero Noé fue agradable a los ojos del Señor.

    Debido al Diluvio o cataclismo universal (constatado por todas las culturas) es por la que hay tan poco rastro del mundo prediluviano, tanto de los famosos gigantes como de los animales, plantas y hombres que poblaron la tierra durante dicha época. Además, la ciencia moderna, profundamente anticristiana, no quiere ni oír hablar de referencias o pruebas que pudiesen demostrar los relatos expuestos en la Biblia contra la falsa teoría de la evolución.

    Relatos bíblicos sobre los gigantes:
    Nm 13:32 Y divulgaron entre los israelitas falsos rumores acerca del país que habían explorado, diciendo: «La tierra que recorrimos y exploramos devora a sus propios habitantes. Toda la gente que vimos allí es muy alta. 33 Vimos a los gigantes –los anaquitas son raza de gigantes–. Nosotros nos sentíamos como langostas delante de ellos, y esa es la impresión que debimos darles».
    Dt 2:9 Entonces el Señor me dijo: «Tampoco ataques a Moab ni lo provoques a la guerra, porque no te daré ninguna fracción de su territorio, ya que la posesión de Ar se la he dado a los descendientes de Lot». 10 Antiguamente habían estado allí los emíes, un pueblo fuerte, numeroso y de elevada estatura como los anaquitas. 11 Tanto ellos como los anaquitas eran tenidos por gigantes, pero los moabitas los llaman emíes.
    Dt 3:11 En cuanto a Og. rey de Basán, él era el único sobreviviente de la raza de los gigantes. como puede apreciarse por su sarcófago, que todavía se encuentra en Rabat de los amonitas: es un sarcófago de basalto, que mide cuatro metros y medio de largo por cuatro de ancho, según la medida común.
    Si 47:4 ¿Acaso, siendo joven, no mató a un gigante y extirpo el oprobio del pueblo, cuando lanzó una piedra con la honda y abatió la arrogancia de Goliat?
    Ba 3:26 Allí nacieron los famosos gigantes de los primeros tiempos, de gran estatura y expertos en la guerra. 27 Pero no fue a ellos a quienes Dios eligió y les dio el camino de la ciencia; 28 ellos perecieron por su falta de discernimiento, perecieron por su insensatez.
    Sb 14:6 Así, en el principio, mientras perecían los gigantes orgullosos, la esperanza del mundo se refugió en una débil embarcación, que, dirigida por tu mano, dejó al futuro el germen de nuevas generaciones.
    S 17:4 Entonces salió del campo filisteo un luchador llamado Goliat, de Gat, que medía casi tres metros de altura. 5 Llevaba en la cabeza un casco de bronce e iba cubierto con una coraza escamada, también de bronce, que pesaba más de medio quintal. 6 Tenía unas canilleras de bronce en las piernas y una jabalina de bronce a la espalda. 7 El asta de su lanza era gruesa como el palo de un telar y el hierro de la punta pesaba unos seis kilos. Su escudero iba delante de él.
    1 Cro 20:5 Luego hubo otro combate contra los filisteos, y Eljanán, hijo de Jaír, mató a Lajmí, hermano de Goliat, el de Gat. El asta de su lanza era gruesa como el palo grande de un telar.6 También hubo un combate en Gat. Allí había un hombre de enorme estatura, que tenía seis dedos en cada mano y seis en cada pie, veinticuatro en total. También él era descendiente de Rafá.
    Am 2:9 ¡Y pensar que yo destruí ante ellos al amorreo, cuya altura era igual a la de los cedros y que era fuerte como las encinas: arranqué su fruto por arriba y sus raíces por debajo!
    El primer mito o leyenda, fuera de los relatos bíblicos, que se conoce relacionado con gigantes es el de Gilgamesh, perteneciente a la mitología sumeria. De él se decía que alcanzaba una altura en codos equivalente a 5,60 m., siendo un caso de altura percibida positivamente, para realzar su valor de héroe y rey. Enkidu, su compañero en la Epopeya de Gilgamesh aparece como un ser primitivo, incivilizado e incluso practicante del bestialismo aunque si bien es pintado como un héroe.

    ¿Pero que tamaño podían tener dichos gigantes?

    Es normal que los hombres de aquella época así como los animales fueran de mayor tamaño y más longevidad a los actuales, no sólo porque Dios los hizo así, sino porque también estaban adaptados a las condiciones físicas y climáticas de la época terrestre prediluviana: probablemente según estimaciones una capa de ozono 7 veces mayor al actual, mucha mayor presión atmosférica, mayor protección a la radiación ultravioleta exterior, más protección a los radiaciones cósmicas, etc. Hay experimentos realizados recreando las condiciones prediluvianas que así lo indican y muestran que los animales y plantas duran más y tienden al gigantismo. No debemos olvidar que el aspecto y las condiciones de vida de la Tierra antes del Diluvio fueron muy distintas a la que tuvo después y a las que existen hoy día.

    El tamaño varía mucho y dependería de las razas y de su progresiva degeneración por cruces y otros factores. Desde Goliat que podría medir en torno a 3 metros al Rey Og que mediría entorno a 5 metros (9 codos) y hasta incluso más altos de más de 7 metros en atención a muchos restos encontrados. El problema es el secretismo y el nulo interés, rechazo u ocultación que la comunidad científica proevolucionista tiene sobre dicho asunto.

    Aquí les dejo algunos enlaces donde se habla del tema. En Internet pueden buscar, siempre con la debida precaución, ya que hay mucha falsificación, manipulación, montajes y fraude para tratar de desacreditar las historias de los gigantes sobre la tierra como así nos indica la Biblia, los restos arqueológicos y leyendas de otras culturas.

    http://consciencia-verdad.blogspot.com.es/2011/05/sobre-gigantes-hombres-y-dinosaurios.html

    http://retratosdelahistoria.lacoctelera.net/post/2008/08/15/gigantes-colosos-la-tierra (no puedo opinar sobre la veracidad de dichos hallazgos).

    http://ultimasnoticiasnew.blogspot.com.es/2013/09/el-olvidado-gigante-de-7-metros-de.html (no puedo opinar sobre la veracidad de dichos hallazgos).

    Tal vez así se puedan explicar las grandes construcciones y monolitos de piedra hallados por todo el mundo desde los que hay en la Isla de Pascua o Stonehenge a otros muchos por todo el orbe mundial. Otro día explicaremos la mentira o fraude evolucionista de que la Tierra tiene millones de años, cuando en realidad sólo tiene unos cuantos de miles y que concuerda con la genealogía de familias o generaciones que establece la Biblia.

    Aquí les dejo la visión que tuvo la Venerable Ana Catalina Emmerick sobre el aspecto general que tenían los primeros hombres y los gigantes. Es una visión privada y como tal nadie está obligado a creerla.

    XI
    Aspecto de los hombres en general – Los gigantes

    La configuración de la tierra antes del diluvio era muy diferente de lo que es ahora. Por ejemplo, la Tierra Santa no estaba tan llena de cuevas, hendiduras y valles como al presente. Las llanuras eran mucho más extensas y las montañas con laderas muy suaves y fáciles de subir. El Huerto de los Olivos era sólo una pequeña altura. La gruta de Belén estaba ya, como cueva natural, pero los alrededores eran muy diferentes de lo que son ahora.

    Los hombres eran de mayor altura que ahora, pero nada deformes. Los veríamos ahora con admiración, sin miedo o desagrado. Eran más perfectos en su contextura corporal. Entre algunas estatuas de mármol que veo en abundancia yacer en lugares subterráneos, encuentro esos ejemplares. La configuración de la tierra antes del diluvio era muy diferente de lo que es ahora. Por ejemplo, la Tierra Santa no estaba tan llena de cuevas, hendiduras y valles como al presente. Las llanuras eran mucho más extensas y las montañas con laderas muy suaves y fáciles de subir. El Huerto de los Olivos era sólo una pequeña altura. La gruta de Belén estaba ya, como cueva natural, pero los alrededores eran muy diferentes de lo que son ahora.

    Uno de los descendientes de Caín fue Tubalcaín; de éste proceden varias industrias y también de él proceden los gigantes. He visto muchas veces que en la caída de los ángeles, cierto número de ellos tuvo un momento de arrepentimiento, o de duda, y que no cayeron tan profundamente como los demás.

    Estos ángeles recibieron morada en una montaña solitaria, alta e inaccesible, que en el diluvio universal quedó deshecha y se convirtió en un mar de aguas, creo el Mar Muerto. Estos ángeles tenían facultad de obrar sobre los hombres, en cuanto éstos se apartaban de Dios. Después del diluvio desaparecieron de ese lugar y fueron dispersados por el ámbito de los aires. Recién en el juicio final serán arrojados al infierno. He visto a los descendientes de Caín volverse cada vez más impíos y sensuales. Se dirigieron siempre más a esos lugares, y los ángeles caídos se posesionaron de muchas de esas malas mujeres y las dirigían, enseñándoles toda suerte de industrias y seducciones.

    Los hijos de estas mezclas eran de grande estatura; estaban llenos de toda clase de mañas y artificios y se hicieron instrumentos de los espíritus y ángeles caídos. De este modo se formó en esa montaña y a su alrededor una raza de gente que por la fuerza y la seducción trató de pervertir a los descendientes del justo Set. Fue entonces cuando Dios anunció a Noé el diluvio, y el patriarca tuvo mucho que sufrir por causa de este pueblo impío y perverso.

    He visto muchas cosas de este pueblo de gigantes. Con suma facilidad llevaban enormes piedras a las altas montañas; se volvían más atrevidos, y hacían obras enteramente maravillosas. Los he visto subir derecho por los troncos de los árboles y por las paredes de los edificios, tal como hacen hoy los poseídos por el demonio. Lo podían todo, aún las cosas que parecían más extraordinarias; pero lo más eran fantasmagorías y artificios que hacían por arte diabólica. Por esto he concebido gran aversión a todos los juegos de magia, de prestigio y de adivinación. Hacían toda clase de figuras y trabajos de metal y de piedra. De la ciencia de Dios no tenían rastro alguno y se hacían toda clase de idolos para adorarlos. He visto que de pronto hacían de una piedra cualquiera una imagen perfecta, y la adoraban, o algún animal espantoso u otro objeto de abyección. Lo sabían todo; lo veían todo; preparaban venenos; ejercían la magia, y se entregaban a toda clase de pecados.

    Las mujeres inventaron la música. Las he visto ir de un lado a otro para seducir a las mejores razas y llevarlas a los desórdenes que ellas practicaban. No edificaban casas como las nuestras, sino que hacían torres redondas, muy gruesas, de piedras relucientes, en cuyas bases se apoyaban pequeñas viviendas, que llevaban a extensas cuevas, donde se entregaban a sus horrendos desórdenes y pecados. Sobre los techos de estos edificios se podía caminar en derredor. Subían a las torres y miraban a través de ciertos telescopios a muy grande distancia; pero no por la perfección de estos instrumentos, sino por arte satánica. Veían donde había otros pueblos y ciudades; iban allá, y los vencían, e introducían sus costumbres de libertinaje: en todas partes introducían esta falsa libertad. Los he visto ofrecer sacrificios de niños, a los cuales enterraban vivos. Dios hundió esta montaña con sus moradores profundamente en el diluvio universal. Henoch, antepasado de Noé, predicaba contra este pueblo perverso.

    Me gusta

  2. Porque un tema tan interesante y polémico no tiene apenas comentarios? da que pensar… yo por mi parte toda la vida e creido en la existencia de los dinosaurios como la gran mayoría, solo que en foro catolico dicen que es un engaño y que son falsos, que no existieron, bueno… habrá que investigar…

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s