ALL POSTS

CLAVES DEL APOCALIPSIS


Sigue el comentario de Simón del Temple, que responde a una pregunta que le hice. Dejando aparte el fondo de la cuestión que es la respuesta sobre el supuesto milenarismo que aparece en las apariciones de Ezquioga, cuya sobrenaturalidad es más que dudosa, me parece interesante exponerles la respuesta de Simón del Temple, por lo que tiene de exégesis del libro del Apocalipsis. Es como un resumen de esta importante REVELACIÓN.

El libro del Apocalipsis es el libro por excelencia de los cristianos sometidos a grandes tribulaciones, como es nuestro caso. En la España sometido al yugo musulmán, fue el libro de cabecera de los atribulados y perseguidos cristianos. Algunos preclaros de ellos se refugiaron en las montañas del Norte de España. Éste fue el caso del monje San Beato de Liébana. En el monasterio de Santo Toribio de Liébana, famoso por guardar dentro de sus muros la mayoy reliquia de la Santa Cruz llevada allí por cristianos perseguidos, en la comarca de su nombre, en el municipio de Potes, fue donde el monje de nombre Beato, escribió su famoso «Comentario al Apocalipsis», cuyas copias se hicieron famosas por las iluminaciones espléndidas de los manuscritos guardados como tesoros en muchas bibliotecas españolas y extranjeras.
No tiene nada de extraño que teniendo en cuenta lo anterior el Águila símbolo de San Juan, autor de este libro profético, formara parte del escudo de España, ahora despojado de ella, por la inepcia de los gobiernos masónicos que la identifican como un símbolo «franquista», cuando en realidad el Águila estuvo en los estandartes castellanos desde la época de la gran Reina Isabel la católica, ferviente devota ella misma de San Juan y gran lectora de su Evangelio y del Apocalipsis.
Digo todo lo anterior con objeto de animar a los lectores a encontrar paz y consolación en la lectura del Apocalipsis.
De este grandioso libro nos da un resumen nuestro lector Simón del Temple. De más está decir que cada uno lea su interpretación con espíritu libre. Las interpretaciones, eso sí, deben hacerse en el espíritu de la Iglesia, como lo hicieron sus célebres comentadores, San Beato, Cornelio a Lapide, y el Venerable Bartolomé Holzhauser. De San Beato y Holzhauser tenemos algunos posts en el blog.
A continuación expongo el comentario de Simón del Temple, precedido de la pregunta que le fue hecha.
A Simón del Temple:
He estudiado con cierta profundidad las apariciones de Ezquioga que predijeron las matanzas de la Guerra civil española. Puede ver algunos posts en el blog. Fue condenada por el Santo Oficio debido a la presión del gobierno masónico de la nación, Ahora bien entre sus profecías está la siguiente referida por el P.Urrutia en “El tiempo que se aproxima”.:
“..Antes muchos sacerdotes abandonarán el celibato. Después del Reinado del Corazón de Jesús vendrá el Anticristo. Con más mártires de los que ha habido. Después del Juicio bajarán los justos con Jesús a la tierra durante mil años; ya no podrán pecar; será una especie de paraíso en la tierra .
A lo que comenta el Padre: “No es fácil de entender o admitir que estén sólo en la tierra y en ella durante mil años; aunque esto no es el “milenarismo”, porque es ya después del Juicio Universal.”
¿Qué le parece? Prescindiendo de la sobrenaturalidad o no de estas apariciones (que se han cumplido casi a la letra en muchos extremos) ¿encaja con la profecía bíblica? ¿Piensa ud. que esto es diferente del Milenio, como dice el Padre?

Arca, tomo el guante, tenga paciencia, estoy escribiendo sobre lo que me pide. Pondré el comentario en esta misma entrada cuando lo termine. No crea que es largo pero exige tratar de ser claro y de excitar a la lectura esperanzadora de la Profecía.
Arca: Es un honor recibir su pregunta. Intentaré no desmerecer de él.
Antes que nada preciso es releer los últimos capítulos del Apocalípsis para entrar en tema, desde el XIX, 11 hasta el final. Es de notar que todo el plan divino de la Redención cambia absolutamente según sea la interpretación alegórica o literal del capítulo XX. Verá también que la Parusía, el Juicio Universal, el post-Milenio y la transformación de la tierra y el cielo está expresada con la bajada de la Nueva Jerusalén, o sea, el punto más importante a donde conduce y converge todo el Dogma Católico. Parece mucho decir, pero no es otra cosa que la exaltación del Verbo Encarnado, centro de la Trinidad en cuanto Verbo y centro de la creación en cuanto Hombre. Todo ha sido creado para El, los Angeles y los hombres, es decir el cielo y la tierra, por tanto se ha de manifestar con la Parusía todo el esplendor que posee a la diestra del Padre, Aquel a Quien se le ha dado todo poder en el cielo y en la tierra y toda rodilla se dobla en el cielo, en la tierra y en los infiernos al solo pronunciamiento de Su Nombre. El Apocalípsis es la Historia de la Iglesia pero el centro siempre es Jesucristo-Rey. Se trata del comienzo, el desarrollo y el desenlace dramático de la Iglesia Católica. Todos coinciden que aproximándose el fin de los tiempos acontecerá una gran apostasía que tendrá su culminación bajo el imperio tiránico del Anticristo, que combatirá todo tipo de religión y se hará –por la fuerza, la coacción , el miedo y la persecución- adorar como “dios”. Para ello hubo sido necesario crear una especie de religión universal que albergue en su seno a idólatras, satanistas, ateos, gnósticos, herejes, etc, y es lo que se llama la Ramera que tiene por cabeza a la Bestia de la Tierra, el Falso Profeta ( ¿se precisa decir quién es?), quien mostrará como Mesías esperado al Anticristo, la Bestia del Mar. Casi todos los intérpretes asignan al reino del Anticristo una duración de “tres años y medio”, y acercándose al final de su “reinado” acontece la Manifestación en gloria y majestad de Jesucristo para tomar posesión del Reino preparado desde toda la eternidad,. Hasta que el último enemigo vencido sea la muerte y entregue Su Reino al Padre y Dios sea todo en todos para toda la eternidad. Previo esto, hay que introducirse de lleno en el capítulo XX.
Primera Resurrección: Después de la muerte del Anticristo y del encadenamiento de Satanás para que no tiente ni tenga contacto con los humanos, durante MIL AÑOS, el TEXTO dice:
“Y vi tronos y se sentaron en ellos y recibieron poder de juzgar. Y vi las almas de los que habían sido degollados a causa del testimonio de Jesús y a causa de la Palabra de Dios, y a los que no habían adorado a la bestia ni su estatua, ni habían aceptado la marca en sus frentes ni en sus manos; Y VIVIERON Y REINARON CON CRISTO MIL AÑOS. Los restantes de los muertos no tornaron a vivir hasta que se cumplieron los mil años. ESTA ES LA PRIMERA RESURRECCION. Bienaventurado y santo el que tiene parte en la PRIMERA RESURRECCION! Sobre éstos no tiene poder la segunda muerte( el lago de fuego) sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo con el cual reinarán los MIL AÑOS.”
Todos no resucitarán al retorno de Cristo. “Los muertos en Cristo resucitarán los primeros” (Tesal.IV,16), es decir todos los justos resucitarán en el Milenio . Así tenemos que en la Segunda venida de Cristo habrá tres clases de hombres viadores: los impíos e incrédulos impenitentes, de los oque no quedará ninguno durante el Reino terrestre de Cristo, serán muertos por las siete últimas plagas y por otras causas naturales, catástrofes, terremotos,etc. Los segundos son los “que no doblaron la rodilla ante la Bestia ni su estatua ni recibieron su marca…”, todos estos hombres serán transfigurados sin morir : “seremos arrebatados hacia Cristo en los aires y así con El estaremos siempre”. Y los terceros son los que por engaño de la falsa iglesia , o por flaqueza o miedo recibieron la marca, pero destruido el Anticristo, convertidos, harán penitencia y de ellos y de sus descendientes será constituída la Iglesia de los viadores durante el Milenio y tendrán contacto con los Santos y progresarán mucho en la virtud, porque aunque la Iglesia no cambiará substancialmente en nada: doctrina, régimen, sacramentos obtendrá grandísima perfección y será realmente el Reino universal de justicia, de paz, prosperidad y de amor de Dios. Todo esto anunciado por los Profetas y aún incumplido.
Acabados los mil años Satanás es soltado para ser precipitado solemnemente y se cierre el infierno y quede sellado para siempre para no salir nunca más. Falta la resurrección de los réprobos para ser juzgados: “Y vi los muertos grandes y pequeños…y el otro Libro abierto, el Libro de la Vida… Y dio el mar, la muerte y los infiernos todos sus muertos…Juzgados fueron por sus obras”. Es el Juicio Universal. Luego de la resurrección total y de la última sentencia pública y universal del Juez, será la conflagración que habla San Pedro, después de la cual habrá tierra nueva y cielos nuevos. Quedará todo estabilizado para siempre.
Esto es lo que se lee en la Escritura y los comentadores han dicho. El Milenio será un Reino real en la tierra, acabado el cual será el Juicio Universal y comenzará la eternidad.
No pareciera haber similitud con esa profecía y es diferente del Milenio.

17 respuestas »

  1. He seguido y replicado los artículos de este blog, muchas veces de pleno acuerdo, otras no tanto…el tema del milenarismo es un punto en el que estamos en desacuerdo, no obstante no se trata del motivo por el cual escribo estas líneas….
    Considero que el blog, no compromete la ortodoxia católica al plantear el debate sobre el milenio…puede considerarse una cuestión opinable.
    Empero este artículo posee ciertas afirmaciones e insinuaciones que considero peligrosas y equivocadas.

    No se puede afirmar alegremente que el Santo Ofiicio condenó estas apariciones por presión de gobiernos masónicos, que pruebas hay de ello…y es arrojar sombras sobre Pío XI y si mal no recuerdo a un cardenal fiel un hombre de Dios como lo fue Merry del Val, Prefecto del Santo Oficio en aquellos años.

    Con todo respeto esta publicación me parece muy desacertada.

    En Cristo JL.

    Me gusta

  2. Me tomo la libertad de dar mi opinión al respecto de los mil años después del juicio final.
    Santo Tomás afirma que después del juicio final, no se medirá más el tiempo, no habrá más cambios sustanciales en en el mundo visible y los astros permanecerán inmóviles, incluyendo al sol, es decir no se contaran las noches y los días, pues será un solo día que no conocerá nunca el ocaso, entrará pues el universo visible en aquel estado llamado » evieternidad » .
    No podrán contarse mil años después del juicio.

    Me gusta

  3. Gracias Padre, por la cita de Santo Tomás, pero a pesar de ser tan categórica y acorde con la verdad revelada, nos vendrán a decir que el santo vivió antes de los decretos DISCIPLINARES del 41-44, y que la Iglesia debido a Lacunza «suprimió» de un plumazo el Milenarismo afirmado literalmente por la Escritura y sostenido por innumerables Santos de todos los tiempos, y bla, bla, bla…..que somos herejes, que lo que decimos es disonante, etc., etc., pero no resuelven el asunto, tan naturalmente asimilado en épocas de Fe, y nos enrostran dos decretos DISCIPLINARES para ANULAR el Reino de Jesucristo EN LA TIERRA del que hablan toda la Escritura, y los comentadores CATÓLICOS, incluidos muchos Santos Padres, han interpretado correctamente de forma LITERAL…pero a nosotros nos tildan de «protestantes» con un desconocimiento que raya en la ignorancia en estos temas, pero estamos en internet y todos «somos» doctores!!!!!
    Si no podrán contarse los Mil Años después del Juicio-como es lógico- y Dios no puede fallar en Sus Promesas, NECESARIAMENTE HA DE INTERPRETARSE EL MILENIO como anterior al Juicio, o como decimos, TERMINADO EL MILENIO, la primera fase del Juicio, con la resurrección de los MUERTOS (réprobos), comienzan los «cielos y tierra nueva» que dicen San Juan y San Pedro, o la «evieternidad» que menciona Santo Tomás.

    Me gusta

  4. Estimado,
    Simón del Temple.
    Noté su comentario, y hay varios puntos que voy a tratar, y reafirmo mi posición.
    1.-Lacunza, fue condenado por el Santo Oficio de 1944.
    2.-Mons. Jose Caro María, vio como sospechosa de herejía, el fue como todos saben, un gran escritor antimasónico.
    3.-No existe la unanimidad de los Santos Padres.
    4.-Se apoya en los padres de los 3 primeros siglos.
    5.-Considera que los padres de los 3 primeros siglos serían mas fuertes que los siguientes.
    6.-Su Libro se archivó en el Index.
    7.-Manuel Luengo considera a Lacunza de visionario y de hereje.
    8.- Tienen la misma opinión: Los Adventistas del Séptimo Día, Los Testigos de Jehová,Anabaptistas, asi como muchas sectas protestantes.
    9.-Ningún Papa, que sé, lo felicitó por su obra.
    10.-No ha sido rehabilitado, ni siquiera por la Secta Conciliar.
    11.-No tiene el título de Venerable.

    Ahora, porque este error puede ser considerado como una herejía. Veamos:
    El Concilio de Trento, instó a los fieles a interpretar las Santas Escrituras, conforme al sentir unánime de los Santos Padres. Si tomamos unos cuantos padres, utilizamos una interpretación fuera de lo que la Iglesia cree y enseña.
    Por ejemplo, muchos protestantes, e incluso no pocos se apoyan en algunos Padres, por ejemplo pueden tomar la opinión de Santo Tomás de Aquino, como si fuera prueba de que María no es Inmaculada.
    Como dijo nuestro Señor Jesucristo, por los frutos los conoceréis, ¿Y que frutos tiene esta opinión?¿Acaso en esa opinión no se basan los que identifican a la Iglesia como la «Gran Ramera»?¿Que acaso las condenas no son válidas, la Iglesia erró?
    Querer admitir esa opinión como si fuera una verdad, o sea una obstinación pertinaz, es la herejía, y no porque usted crea, sino porque no interpreta la Sagrada Escritura, conforme a lo que la Iglesia cree. Y hasta se puede negar la Infalibilidad Papal, Dios no lo quiera.
    ¿Si realmente tuvo el apoyo de todos los Padres, porqué su obra fue puesta en el Index?¿Que acaso la Iglesia erró, y los papas fueron culpables por su omisión?¿Puede citar las obras de los Padres, en los que se apoya Lacunza?¿Podrá contradecir lo que la Iglesia cree?

    Concilio de Trento, Decreto sobre la Edición y Uso sobre la Sagrada Escritura:
    Además, para reprimir los ingenios petulantes, decreta que nadie, apoyado en su
    prudencia, sea osado a interpretar la Escritura Sagrada, en materias de fe y costumbres,
    que pertenecen a la edificación de la doctrina cristiana, retorciendo la misma Sagrada
    Escritura conforme al propio sentir, contra aquel sentido que sostuvo y sostiene la santa
    madre Iglesia, a quien atañe juzgar del verdadero sentido e interpretación de las Escrituras
    Santas, o también contra el unánime sentir de los Padres, aun cuando tales interpretaciones
    no hubieren de salir a luz en tiempo alguno. Los que contravinieron, sean declarados por
    medio de los ordinarios y castigados con las penas establecidas por el derecho… [siguen
    preceptos sobre la impresión y aprobación de los libros, en que, entre otras cosas, se
    estatuye:] que en adelante la Sagrada Escritura, y principalmente esta antigua y vulgata
    edición, se imprima de la manera más correcta posible, y a nadie sea lícito imprimir o hacer
    imprimir cualesquiera libros sobre materias sagradas sin el nombre del autor, ni venderlos
    en lo futuro ni tampoco retenerlos consigo, si primero no hubieren sido examinados y
    aprobados por el ordinario… (Denziger 786)

    Concilio Vaticano, De la Interpretación de la Sagrada Escritura: Mas como quiera que hay algunos que exponen depravadamente lo que el santo Concilio de Trento, para reprimir a los
    ingenios petulantes, saludablemente decretó sobre la interpretación de la Escritura divina,
    Nos, renovando el mismo decreto, declaramos que su mente es que en materias de fe y
    costumbres que atañen a la edificación de la doctrina cristiana, ha de tenerse por verdadero
    sentido de la Sagrada Escritura aquel que sostuvo y sostiene la santa madre Iglesia, a quien
    toca juzgar del verdadero sentido e interpretación de las Escrituras santas; y, por tanto, a
    nadie es lícito interpretar la misma Escritura Sagrada contra este sentido ni tampoco contra
    el sentir unánime de los Padres. (Denziger 1788)

    León XIII, Providentisumus Deus, #29: … «Dios lo ha querido así (ésta es la opinión de los Santos Padres) para que los hombres los estudien con más atención y cuidado, para que las verdades más penosamente adquiridas penetren más profundamente en su corazón y para que ellos comprendan sobre todo que Dios ha dado a la Iglesia las Escrituras a fin de que la tengan por guía y maestra en la lectura e interpretación de sus palabras. Ya San Ireneo enseñó que, allí donde Dios ha puesto sus carismas, debe buscarse la verdad, y que aquellos en quienes reside la sucesión de los apóstoles explican las Escrituras sin ningún peligro de error: ésta es su doctrina y la doctrina de los demás Santos Padres, que adoptó el concilio Vaticano cuando, renovando el decreto tridentino sobre la interpretación de la palabra divina escrita, declaró ser la mente de éste que «en las cosas de fe y costumbres que se refieren a la edificación de la doctrina cristiana ha de ser tenido por verdadero sentido de la Escritura Sagrada aquel que tuvo y tiene la santa madre Iglesia, a la cual corresponde juzgar del verdadero sentido e interpretación de las Santas Escrituras; y, por lo tanto, que a nadie es lícito interpretar dicha Sagrada Escritura contra tal sentido o contra el consentimiento unánime de los Padres». (Denziger 1941).

    Leon XIII, Providentisumus Deus, # 32. La autoridad de los Santos Padres, que después de los apóstoles «hicieron crecer a la Iglesia con sus esfuerzos de jardineros, constructores, pastores y nutricios», es suprema cuando explican unánimemente un texto bíblico como perteneciente a la doctrina de la fe y de las costumbres; pues de su conformidad resulta claramente, según la doctrina católica, que dicha explicación ha sido recibida por tradición de los apóstoles. La opinión de estos mismos Padres es también muy estimable cuando tratan de estas cosas como doctores privados; pues no solamente su ciencia de la doctrina revelada y su conocimiento de muchas cosas de gran utilidad para interpretar los libros apostólicos los recomiendan, sino que Dios mismo ha prodigado los auxilios abundantes de sus luces a estos hombres notabilísimos por la santidad de su vida y por su celo por la verdad. Que el intérprete sepa, por lo tanto, que debe seguir sus pasos con respeto y aprovecharse de sus trabajos mediante una elección inteligente.

    Catecismo Romano, Segundo Precepto del Decálogo
    Precepto negativo de este mandamiento: Este precepto nos obliga a no tomar el nombre de Dios en vano, esto es, a no jurar por El falsa, vana o temerariamente, y a no menospreciarlo. Por tanto, pecan contra este mandamiento…
    .. [27] 2º Los que menosprecian a Dios deshonrando su palabra: • adulterando el verdadero y legítimo sentido de las Sagradas Escrituras en favor de los errores y herejías de los impíos (II Ped. 3 16; II Cor. 2 17.); • sirviéndose de ella sin respeto y veneración, como para hacer chistes, o fábulas, o adulaciones, o difamaciones, o cosas vanas, etc.

    Podría seguir citando, pero no es necesario, queda claro. Si no consideramos estas citas, ¿que se puede admitir? nuestra rebeldía contra la Autoridad del Papado, creer interpretar fuera de lo que la Iglesia enseña, entre otras cosas. Por tanto si se resiste a creer lo que la Iglesia enseña sobre como interpretar las Escrituras, es un protestante, ya que protesta contra la Autoridad de la Iglesia. [Nótese que utilizo el condicional si.] Como dicen muchos nos convertimos en nuestros propios papas. Yo no tilde de hereje, solo reafirmo lo que la Iglesia cree y enseña.
    Como le dije, aun no le puedo responder a sus preguntas, solamente reafirmo mi posición.
    Sinceramente
    En Jesús y María
    Jorge

    Me gusta

  5. Sr Rivero Ud. sostiene que:
    «El Concilio de Trento, instó a los fieles a interpretar las Santas Escrituras, conforme al sentir unánime de los Santos Padres. Si tomamos unos cuantos padres, utilizamos una interpretación fuera de lo que la Iglesia cree y enseña.»

    Pero es que no hay unanimidad, ¿Cuantos padres hay que tomar para estar dentro de lo que la Iglesia cree y enseña? ¿La verdad es una cuestión de número?,¿si Ud tiene 10 en contra y yo 5 a favor lo decidimos por mayoría? ¿Dónde están las definiciones dogmáticas de cual es la interpretación correcta del capítulo 20 del Apocalipsis? ¿Donde está lo que la Iglesia unánimemente cree y enseña respecto a este punto?
    Y por último ¿No se ha convertido la Iglesia «oficial» en Babilonia?
    Ojo, no digo que Lacunza no tenga errores, pero muéstreme algún exegeta del Apocalipsis que haya acertado 100% en su exegesis.

    Me gusta

  6. Creí que la cuestión del milenarismo fué resuelta por algún(os) en este blog. en algún artículo.
    Recuerdo haber leído que la condena fué hecha no al » milenarismo» sino al «milenarismo carnal » y censurado el milenarismo de lacunza, pues el eseña que Cristo al aparecer en las nubes lleno de gloria y majestad, bajará a la tierra a reinar de manera visible a todos.
    Parece pues que la censura a lacunza es debido a la visibilidad
    » gloria y majestad » de Cristo en el milenio.
    Pero alguna clase de milenarismo debe haber, lo dice el Apocalipsis.
    Hasta donde yo se, San Ireneo no hizo referencia a » la gloria y majestad de Cristo en el milenio» pero si al Resurrección de los ( o de los mártires) que reinarían con Cristo en Jerusalén. Quizás para los resultados sea visible, hasta me parece evidente la afirmación, pero no sería visible na toda carne,ya sean justos o impíos.
    Esto es lo que yo entendí en ese artículo ,creo en los comentarios, que no se donde está.

    Me gusta

  7. Creí que la cuestión del milenarismo fué resuelta por algún(os) en este blog. en algún artículo.
    Recuerdo haber leído que la condena fué hecha no al » milenarismo» sino al «milenarismo carnal » y censurado el milenarismo de lacunza, pues el eseña que Cristo al aparecer en las nubes lleno de gloria y majestad, bajará a la tierra a reinar de manera visible a todos.
    Parece pues que la censura a lacunza es debido a la visibilidad
    » gloria y majestad » de Cristo en el milenio.
    Pero alguna clase de milenarismo debe haber, lo dice el Apocalipsis.
    Hasta donde yo se, San Ireneo no hizo referencia a » la gloria y majestad de Cristo en el milenio» pero si al Resurrección de los ( o de los mártires) que reinarían con Cristo en Jerusalén. Quizás para los resucitados sea visible, hasta me parece evidente la afirmación, pero no sería visible a toda carne,ya sean justos o impíos.
    Esto es lo que yo entendí en ese artículo ,creo en los comentarios, que no se donde está.

    Me gusta

  8. En respuesta a algunos comentarios,
    En primer lugar, no considero que sea un dogma, o la interpretacción oficial del Apocalipsis, solo que hay algunos que creen que eso es una verdad (MILENARISMO); simplemente prefiero seguir lo que manda el Concilio Tridentino, de interpretar las escrituras conforme al sentir unánime de la Iglesia. Porque esa interpretación lo creen los herejes de Lutero (protestantes).
    Incluso Lacunza no consideró a todos los Padres, según él, después del siglo III, la Iglesia había perdido esa visión de milenarismo. Además, Lacunza fue condenado en el Santo Oficio.
    Si no acepto dicha opinión, es que ha tenido mucha oposición, el Santo Oficio,Index, clérigos,etc
    Como hace poco lo he creído, si creo en un milenio, porque Ap, 20 lo menciona, pero no como lo creen mucho, que habrá una nueva Jerusalen, que descenderá, etc, lo que es milenarismo.
    Como lo dije la interpretación del Apocalipsis, que considero válida, y no tiene ningura censura, no considero que sea un dogma, que tenga conocimiento, es de que el milenio fue entre 476 (Conversión de los Franceses) hasta el pontificado de Alejandro VI (1492), y después de ese pequeño tiempo de reino, sería soltado el demonio y daría lugar a las sectas (Protestantismo, Ateísmo, Revolución,Masonería). Quizá la Edad Media fue el milenio, porque ahí alumbraba la Iglesia con la luz divina del Evangelio, y el mundo pagano era oscurecido. Por algo muchos hablan que ahí no hubo conocimiento, fue una época de atraso, etc.
    No creo que hay una exégesis perfecta, pero si, un texto no censurable.
    No se si lo leyó el artículo acerca del Apocalipsis, pero igualmente lo dejo:

    Haz clic para acceder a apocalipsis-de-san-juan.pdf

    Libro «la Interpretación del Apocalipsis», de P. Bartolomé Holzhauser
    https://drive.google.com/file/d/0B4uol5e6yfpJNGlLWHQxOXlPZm8/view?usp=sharing
    Considero la Interpretación de Bartolomé Holzhauser, válida.
    Sinceramente
    Jorge

    Me gusta

  9. Querido Padre: Los «sabihondos» de siempre atacan el Milenarismo a secas (el de San Juan), sin ningún tipo de diferenciación, entonces rebuscan en el Magisterio alguna «condena» (que no existe) que les venga a pelo para hacer gala de sus conocimientos enciclopédicos… contra nosotros….
    Ante todo hay que decir de una vez por todas que la Iglesia JAMÁS condenó el Milenarismo, ni lo hará. Además, que los sabihondos no esperen una definición de la Iglesia sobre la Profecía, porque tampoco la hará, pues no cae bajo el poder de la Iglesia definir la Profecía, porque la destruiría.
    El Milenarismo CARNAL que suponía Kerintos, y que suponen los protestantes incluidos los adventistas, ESE SÍ está condenado. Pero el Milenarismo de San Juan (que es Profecía revelada por el mismo Jesucristo sobre SU REINO TEMPORAL EN LA TIERRA) en el que han creído los «herejes» San Juan, San Ireneo, San Policarpo, etc, etc. NUNCA PODRÁ SER CONDENADO.
    Se escudan en Lacunza para atacar el Milenarismo, y no distinguen entre «decretos disciplinares» y «anatema».
    Es muy probable que los «milenaristas carnales» que mandaron al «index» a Lacunza, lo hayan hecho por sus denuncias sobre la corrupción del sacerdocio, que él veía, teniendo como tipo de la Profecía, el sacerdocio judío que lo crucificó a Cristo. De hecho la Gran Apostasía en que estamos inmersos, no la crearon los campesinos, sino el «sacerdocio» corrupto y apóstata desde el seno de la Iglesia Católica, y -¡entiéndase!- ESE «SACERDOCIO» de «milenaristas carnales» (que buscan el Paraíso en la tierra) SON LOS QUE GESTARON LA RAMERA!!! . Y de hecho han tenido para lograr su objetivo la pasiva complicidad de los que todavía se visten con largas capas rojas, y de los conservadores que sólo conservaron la cáscara y la apariencia de «sacerdotes» del CORDERO, y se tragaron sin resistencia el veneno conciliar y dieron a beber de esas aguas corrompidas a los fieles de Cristo.
    El actual «sacerdocio» conciliar es el anti-tipo de la Profecía, son los «milenaristas carnales» que denunciaba Lacunza. No convenía que un «trasnochado» abriera los ojos sobre lo que se venía, y entonces….al «index» Hay que leer lo que dice Menéndez y Pelayo sobre la obra de Lacunza, El que quiere que la lea.
    Con respecto al Milenarismo literal del Apocalipsis ya hay mucho material en este mismo blog, como para seguir hablando a los «sordos» una y otra vez sobre lo mismo.

    Me gusta

  10. Estimado, Simón del Temple
    Primero, antes que nada no vengo a hacer gala de mis conocimientos, porque aún asi que diga, no puedo tener ese título atribuido sarcásticamente. La humildad, está ante todo.
    Segundo, jamás he dicho que la Iglesia haya condenado infaliblemente el Milenarismo, simplemente expreso que la Iglesia enseña que debemos interpretar las Sagradas Escrituras con la unanimidad de los Santos Padres, solo la Iglesia es depositaria de la Fe.
    Tercero, creo en un reino de mil años, no lo admito como una posición dogmática, solo opinión válida, al menos sin alguna censura.
    Cuarto, rechazo la opinión de que el Milenio sea después de esta Apostasía, como muchos protestantes creen, ese milenio pasó. Fue en la cuarta edad de la Iglesia.
    Quinto, yo no llamo a San Juan, ni de hereje, ni de cismático, ¿acaso llamaría a Santo Tomás de Aquino, por la opinión acerca de la Inmaculada Concepción?
    Sexto, Lacunza no hizo caso lo que la Iglesia enseñó acerca de la Interpretación de las Sagradas Escrituras.
    Séptimo, Su opinión, pareciera ser muy similar a los protestantes (ambigua), me explico usted dice que la Apostasía se originó por la «corrupción de los sacerdotes del seno de la Iglesia Católica», lo cual es cierto, pero aclaro ellos no creen en la Iglesia, son herejes, y como serían de la Iglesia, ¿acaso la Iglesia es corrupta? y la principal causa, no es la corrupción, si bien es un medio muy utilizado, sino la Doctrina Masónica o bien decir la Doctrina Luciferiana.
    Octavo, No me fijo en Lacunza, sino lo que enseña el Concilio de Trento, claro lo pongo de ejemplo.
    *** Le pido, por mi ignorancia, con mucha humildad:
    ¿Cite que Padres y que obras, han aceptado el milenarismo después de su segunda venida?
    ¿San Agustín se equivocó al decir que el Apocalipsis, son los acontecimientos antes de la Segunda Venida de Jesucristo? ¿Porque dice que la Iglesia destruiría la profecía si la definiese?, ¿que acaso es una falsedad o bien la Iglesia yerra en su magisterio?
    ¿Puede decirme lo que dice Pelayo y Menendez?¿Es una verdad , creer que después de esta Apostasía, reinarán por mil años?¿Aquellos que creen en esto se salvarán?
    Por dudas me ataño a lo que enseñó el Concilio de Trento.
    ****Y si usted se refería a mí como Padre, eso es ser sarcástico, le pido que reze, y que ore en especial que reze el Santo Rosario, con mucha piedad, si no es el caso; a veces muchos «rezan» de una manera mecánica, como si fuera una simple devoción. No lo tildo de protestante, solo me ataño a lo que enseña el Concilio de Trento. Quisiera que la otra vez que responde no utilize términos como «Padre», «Sordos», «enciclopédicos», etc.
    Ser humildes y ser respetuosos.
    Sinceramente
    Jorge

    Me gusta

  11. San Vicente Ferrer, también menciona la corrupción del sacerdocio y cuando estudia la estatua de profeta Daniel explica que la cabeza de oro puro es la primera iglesia que dura cuatrocientos años. Y detalla lo que hacían las primicias de Dios y es m´nimo y que deberíamos hacer siempre, Todos los días Oraban sacerdotes religosos eran maestros POBRES obedientes y de santa VIDA.
    Luego coloca en pecho y brazos de plata a Arrio y le sigue Baboma (Mahoma) Eso mismo decían el Padre Lacunza y el P. Castellani la corrupción del clero es lo más grave.
    Por eso se los atacaba por el milenismo y ni la Misma Iglesia pudo condenar tal es asi que cerro con un documento y obligó sa Chile y a Argentina a no tener más de siete imagenes en el altar, lo cual ha sido un inmenso beneficio. Los sacerdotes de los años 60, acatacaron la Orden de Roma y cerraron el tema pero el milenismo no fue ni puede ser condenado.solamente el juedeano cerinto que toda la Iglesia condenó, como a todos los que intentaron envenenar con el gnostisismo satanico.y judeano.de las hechicerías de la cabala, pagana y luciferina, egipcia, de oriente, de ayer y de hoy. De ellos es el vaticano segundo humillados a la sinagoga de satana. hasta el TREMENDO JUICIO DE DIOS.

    Saludos P. Pío.

    Me gusta

  12. Comprendo del término, gracias.
    Y felicilito la obra de Lacunza de haber hablado sobre la corrupción del clero, solo no estoy de acuerdo con sus interpretaciones, pero era lógico que muchos criticaran la corrupción, ya que se vivía en las edades de la Iglesia, donde los demonios habían sidos soltados, muchos identifican que la corrupción comenzó con el Renacimiento, ahí renació la Civilización Pagana, que había perdido fuerza en la Edad Media. Creo que el milenio de años, ocurrió antes de la Venida de Jesucristo, es decir en la Edad Media. ¡Esa es la cuestión!
    En María y Jesús
    Jorge

    Me gusta

  13. Jorge usted se equivoca porque no le da lugar a otras Visiones de San Juan, por ejemplo la de los Dos Testigos que predican la penitencia durante la tiranía del Anticristo y son muertos por él ¡en Jerusalén ! y resucitan y ascienden al cielo al encuentro de Cristo para su Segunda Vuelta. ¿Considera usted que esta Visión importantísima del Apocalipsis YA PASÓ? ¿O habría que dejarla pasar como una simple alegoría? Y si esta Visión es una alegoría, ¿por qué razón las otras Visiones no lo serían? Y entonces tendríamos que llegar a la conclusión que el Apocalipsis es un resumen de imagines salidas de la mente de un «afiebrado» (como impíamente lo llama el apóstata Renán a San Juan) ¿Dónde los ubica usted? Porque si dice que todavía no aparecieron, entonces usted predica DOS MILENIOS, pues ellos son anteriores al Reino Milenario, y ¿dónde queda la Gran Apostasía predicha por San Pablo que hace de preparación para el la tiranía del Inicuo Adversario de Cristo? Entienda!!!! Con esa exégesis usted pone DOS MILENIOS y DOS APOSTASÍAS y borra de un plumazo a los Dos Testigos. Va mal encaminado hombre!!!!
    Además, ¿Cuál sería la «cabeza herida de muerte que vuelva a la vida» (que es una de las cabezas de la Bestia) como prodigio del Anticristo? Nosotros creemos que es el Islam, y si no, a los acontecimientos actuales me remito. El Islam ha «resucitado» y ha invadido cultural y violentamente a casi todas las Naciones. ¿Que cree que es EEUU? Pues yo le digo qué es: es la degeneración del protestantismo que se ha vuelto islamismo: dominio bélico, esclavitud de los países dominados por la «Guerra santa», poniendo títeres democráticos como presidentes en esos países, y sirviéndose del mahometanismo para dominar a Europa. EEUU tiene la moral del Islam y contribuye a la «cabeza que ha vuelto a la vida» de la cual el Anticristo personal se servirá para extender su poderío bélico. Así como en lo religioso, los caminos están preparados para que aparezca como «mesías» e impere casi al final de su tiranía desde Jerusalén (que será la capital «religiosa» del Nuevo Orden Mundial) a traves de la propaganda de la Ramera, así también en la arena política, los líderes de las Naciones (subyugados por el Sionismo sin fronteras a través de la dominación financiera de la Banca Internacional) han hecho lo mismo. Todo converge hacia un Nuevo Orden Mundial con una «religión» al servicio de la Bestia.
    Esta realidad actual es inédita. El Milenio o Reino Temporal de Cristo en ESTA TIERRA, es posterior a las dos Bestias del Apocalipsis, y dominará desde un extremo a otro de la tierra, en un Reino de Justicia, de Amor, de Prosperidad, y de Paz, como expresan todos los Profetas. Yo CREO y ESPERO este Reino como preámbulo glorioso de la eternidad, y ya no me voy a poner a discutir el modo de la Presencia de Jesucristo en él, porque sea como sea VA A ESTAR, que para eso vuelve: para REINAR Y JUZGAR EN GLORIA Y MAJESTAD. Y SU REINO NO TENDRÁ FIN.

    Me gusta

  14. Estimado, Simón del Temple.
    En primer lugar, recuerde que le escribí en un comentario anterior, que no iba a responder a algunas preguntas, por mi escasez de conocimientos escatólogicos, no digo que no pueda debatirse, usted debe saber que soy una persona ocupada, a si que no sea «impaciente».
    Además, yo no dejo de lado, a los dos testigos, que no les identifique no significa que lo deje de lado, no creo en dos milenios, creo que usted llega a esa conclusión por que usted es muy obstinado en esa posición, pues como le dije antes, es mi opinión, no es una verdad absoluta, pero usted me llama de «equivocado», como si lo que creyese fuese una verdad absoluta, no una mera opinión, entonces puedo inferir, que usted tiene una posición «predeterminada», y como no coincido con usted, me llama de equivocado, ¿acaso es un dogma?.
    Destaco de que usted critica mi opinión no censurada, y para que quede claro, no distingue que como le dije antes, no es mi opinión, no es mi exégesis, solo me guío en lo que leo, en este caso me guío del artículo de Chiesa Viva N°490, con respecto a la cuarta edad.
    Asimismo, le dejé muchas preguntas, no me las ha contestado.
    Ahora con respecto a sus preguntas, en mi opinión, creo que esa Bestia, que usted menciona y es herida, posiblemente sea Juan Pablo II, el tuvo un impacto de Bala en el estómago, y milagrosamente sobrevivió, Benedicto XVI,lo elevó a «Beato», y Francisco, a «Santo», ¿que acaso los que veneran su imagen, no veneran a la Idolatría, que tanto promovió?. ¿Acaso el intercederá ante Dios, por nosotros?; el intercede ante el Padre de la Mentira.
    No pongo 2 apostasías, ni dos milenios, usted es el que pone, y sé porque lo hace, usted como cree obstinadamente, y cree que es la posición correcta, entonces con mi opinión serían 2 Apostasías, 2 milenios. Hoy, todavía no vemos las copas de la ira de Dios, utilizará pero dentro de muy poco, con la segunda copa dejará claro al mundo de que realmente Dios castigará a la humanidad, y esas copas, para glorificar a la Iglesia, por un reino que no tiene fin.
    Quizá le quede claro, con el siguiente artículo del Apocalipsis de San Juan (4).
    No llamo de afiebrado, solo usted que lo tilda así a San Juan, no sea obstinado, si no tengo su posición, no me tilde de equivocado, salvo que sea una verdad dogmática o enseñanza infalible, de la Iglesia. Creo que EE.UU, es el fruto de la Masonería, recordemos que George Washington, era un masón, así que no solamente protestantismo, porque en muchos estados, se hacen leyes contra los «protestantes», así que la Masonería, es la causante de toda esta apostasía, junto con el Judaísmo, los demás son sus títeres, todo con el objetivo de querer implantar un nuevo orden mundial. Añado que, EE.UU desde su creación hasta hoy vive en conflictos bélicos.
    Sinceramente
    Jorge

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s