ALL POSTS

INVALIDEZ DEL RITO DE ORDENACIÓN DE OBISPOS


[El mérito del siguiente resumen es precisamente su brevedad ya que logra exponer en lo esencial el porqué de la nulidad e invalidez del rito de consagración de obispos en la iglesia conciliar. Se puede consultar por extenso su argumentación en la categoría «Ritos conciliares» del blog ( Púlsese la pestaña superior correspondiente).

Quizás algunos se vean tentados a rechazar la conclusión del siguiente resumen justamente por su enormidad, y porque lleva aparejada la ilegitimidad de los papas que aprobaron el rito de ordenación episcopal y lo aceptaron, al mismo tiempo que cae por tierra toda la vida sacramental de la iglesia conciliar.

Sin embargó las cosas cuadran si se considera el pecado oficial de la Iglesia que aprobó la herejía del Concilio. Al final se ha visto desprovista, no sólo de papas (los papas legítimos no pueden ser herejes) sino también del poder de Orden. Orden y Jurisdición desaparecieron junto con el papado de la iglesia conciliar. Por todo ello dejó de ser la  Iglesia para adquirir las características de una secta: La Secta Conciliar.

Todo ha sucedido aparentemente como si en el cuatrienio 1965/1969 ( año éste ültimo de la entrada en vigor obligatoria de la Nueva Misa), haya tenido lugar el más terrible castigo que Dios hubiera podido infligir a su Iglesia y a la Humanidad. Como si la herejía aceptada por el cuerpo social católico, de papas y Concilio, abocara fatalmente a los falso ritos y a la falsa nueva misa:  Las cuatro patas de la estructura conciliar- la abominación de la desolación en el lugar santo- que marcaron el nefasto cuatrienio, con las características de ser un castigo divino que acabó por derramarse en el plazo de esos cuatro años sobre la Tierra.  Bien que la Iglesia,  por la prerrogativa y promesa  de la indefectibilidad, haya pasado a vivir en la Iglesia Remanente que guarda incólume la Fe Católica, extra muros de la Ciudad Eterna. Esperemos que un día vuelva a la » Ciudad» por lo menos a la Ciudad Mística de Roma. ]

INVALIDEZ DE LOS SACRAMENTOS CONCILIARES

Fuente Agere Contra

imageNota de don Floriano Abrahamowicz

Ruego que todos aquellos que quieren permanecer católicos y recibir sacramentos válidos, lean y asimilen esta breve y completa explicación de POR QUÉ LOS SACRAMENTOS DE LA IGLESIA CONCILIAR SON INVÁLIDOS. Los que desean el absurdo  de ser reconocidos como católicos  por la «contra-iglesia» – acaban haciendo un acto de AUTOEXCLUSIÓN  de la Iglesia Católica.

Totalmente inválidos y enteramente nulos

Reflexiones sobre la nulidad del sacramento del Orden de los Obispos promulgado por Pablo VI, en respuesta al artículo del Padre Pierre-Marie, OP [i]por El P. Anthony Cekada

Resumen de Frederick Colombera

Una vez que desaparecieron los sacerdotes válidamente consagrados [los modernistas] permiten la celebración de la misa en latín.» (Don Carl Pulvermacher, 1977)

El 18 de junio de 1968 Giovanni Battista Montini / Pablo VI llevó a cabo la reforma del Pontifical Romano, con el cambio radical, entre otras cosas, del Sacramento del Orden Episcopal. 

Este nuevo sacramento, después de un análisis cuidadoso, hecho por el Arzobispo Lefebvre en 1970 con la mayor reserva, aparece sin duda como  inválido.  El problema debe ser analizado utilizando la teología de los sacramentos, que ilustra una parte de la naturaleza de los principios que pueden ayudar a determinar la validez de la forma sacramental y, en segundo lugar, la metodología empírica para aplicar dichas leyes.

imageLa Constitución de Pablo VI introdujo un cambio sustancial en la forma del Orden Episcopal, según lo prescrito por el Papa Pío XII, ya que debería  expresar de manera inequívoca el efecto que quiere producir – el poder del  Orden y la gracia producida por el Espíritu Santo . Además, el Papa Pacelli había indicado claramente la forma que expresara  sin ambigüedad la finalidad de la Ordenación Episcopal, que es el poder del Orden recibido del obispo, y la gracia producida por el Espíritu Santo. 

http://lh6.ggpht.com/-ChipalmfruI/UGR4oiNrMgI/AAAAAAAATHQ/WkYV0vPguXI/s1600/Paolo-VI-ei-6-ministri-protestanti5.jpg

En particular, he aquí la fórmula prescrita por Montini:

«Infunde en este elegido el poder que viene de ti, oh Padre, tu Espíritu, que rige y guía: tú se lo has dado a tu amado Hijo Jesucristo, y Él lo ha transmitido a los santos apóstoles, que en diferentes partes del mundo han establecido la Iglesia como santuario tuyo para gloria y alabanza peremne de tu nombre.»

En estas líneas no encontramos ni rastro del poder específico del Orden que se desea transmitir. La consagración episcopal confiere facultades específicas para el nuevo obispo: el de ordenar, a su vez, a sacerdotes y obispos. Esto está totalmente ausente en el rito reformado.

Pablo VI trató de insertar las antiguas oraciones pertenecientes a la liturgia  copta y a la Iglesia sirio- occidental. Pero estas oraciones no tienen un carácter sacramental y eran pronunciadas cuando el ordenando ya había  sido consagrado obispo [Para la entronización de los Patriarcas]. La oración de Montini, por tanto, no era usada con el mismo fin en el rito oriental.

Una vez más, se ha querido hacer uso de fuentes antiguas, como, por ejemplo, la Traditio apostólica de Hipólito, mediante la introducción de algunas partes en el Prefacio del nuevo rito -, pero no podemos decir que esto sea suficiente para hacerlo válido. Los textos a los que se refiere son además resultado de reconstrucciones relativamente recientes, su origen y atribución es solamente presunta,  y, sobre todo, no  hay indicios ciertos que nos permitan identificar estas oraciones con la forma sacramental oficialmente prescrita y empleada como tal  por la Iglesia .

Pero el obstáculo más difícil de superar es el relativo a la identidad y al significado de «el Espíritu que guía y dirige», «Spiritus principalis». Dom Bernard Botte (1883 – 1980), el religioso modernista verdadero artífice de la reforma, sostenía que desde a los primeros siglos cristianos el uso de la fórmula «Spiritus principalis» corresponden a la función episcopal y sus consiguientes poderes, porque los obispos poseen el «espíritu de autoridad» como «cabezas de la Iglesia.»

La anterior explicación debe ser rechazada por completo. La literatura enciclopédica, la exégesis bíblica, los escritos de los Padres de la Iglesia, los tratados de teología dogmática y el estudio cuidadoso de las formas sacramentales de Oriente no permiten deducir esto y, por supuesto, nada lo relaciona directamente con la interpretación de  Botte.»Spiritus principalis» por lo tanto no se refiere al episcopado o a la plenitud del Orden poseída por el obispo.

En conclusión, sostenemos que en la Constitución Apostólica firmada por  Montini, en la sección dedicada al Orden Episcopal faltan dos de los principales pilares enseñados por el Papa Pío XII para la validez de la consagración: la frase «el Espíritu que gobierna y guía», ciertamente  no está indisolublemente ligada al efecto sacramental que se quiere imprimir  y no sugiere ni remotamente el poder específico que debe tener del Orden Episcopal. Con la nueva fórmula se cambia sustancialmente el significado de la oración anterior, en el que «la plenitud del sacerdocio de Cristo en el ministerio episcopal» y / o «la plenitud y totalidad del ministerio sacerdotal» tenía un apoyo innegable y evidente. Y cualquier cambio en la sustancia de la forma sacramental, como enseña la doctrina teológica, hace que el sacramento no sea válido . [ii]

El Rito de 1968 no puede crear un obispo válido porque como tal, es incapaz de Imprimir el sacerdocio o episcopado . Los modernistas han adulterado las palabras básicas de la forma sacramental mediante la implementación de un verdadero » salto semántico «hacia la ambigüedad y el absurdo . Por último, no olvidemos el resultado más importante de nuestras conclusiones: los sacerdotes y obispos ‘consagrados’ por el rito de Pablo VI administran unos sacramentos ( Confirmación, Eucaristía, Penitencia, la Extrema Unción) inválidos .

RESPUESTA A LAS OBJECIONES COMUNES LA MAYORÍA ‘

«1. El contexto asegura la validez de la forma»Falso . 

La oración para la ordenación de obispos del nuevo Pontifical carece de un elemento esencial, la referencia expresa a la potestad de consagrar a los ordenandos y esto no puede compensar la debilidad de otros aspectos más o menos periféricos del rito;

2. «El formulario fue aprobado por el Papa.» Irrelevante. 

por dos razones. En primer lugar, los sedevacantistas creemos que Montini no era absolutamente un legítimo y verdadero Papa de la Iglesia Católica, pero … transeat ; de acuerdo con el Concilio de Trento y del Papa Pío XII, la Iglesia no tiene poder para cambiar la sustancia del sacramento. Montini justamente hace eso, y esta es una prueba más de su falta de pontificado.

______________________________________

[I] Título original de la obra:. «nulidad absoluta», http://www.traditionalmass.org/images/articles/NewEpConsArtPDF2.pdf 25 de marzo de 2006 mediante la escritura, Don Cekada refuta la tesis del Padre Pierre Marie, de la Avrillé Dominicana, Francia, cercanos a la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X, que en la revista Sel de la Terre, n. 54, 2005, p. 72-129 , argumenta enérgicamente, con el padre Schmidberger, la validez de la nueva práctica sacramental de Pablo VI.

[Ii] Ver León XIII, Apostolicae Curae , 13 de septiembre de 1896, DZ 1963-6. A través de esta bula, el Papa León pretende negar la validez de las órdenes anglicanas, sancionando su nulidad absoluta. Básicamente Don Cekada extiende la presente bula a las ordenaciones episcopales celebradas en el rito de Pablo VI, inválido por un defecto insanable de la forma ( NDT ).

16 respuestas »

  1. Lo dicho tantas veces: «el que obstaculiza» , según la carta de San Pablo, es el Sumo Pontífice. El impedimento -de suyo- para que haya un Papa verdadero en la falsa iglesia es la invalidez del Orden Sacerdotal. Hecho. «Lo que obstaculiza» para la propagación de la Apostasía y la adoración al Inicuo es el Santo Sacrificio, que ha sido «quitado» de la iglesia oficial. Hecho. Estamos cada vez más cerca del fin. «Cobrad ánimo y levantad vuestras cabezas» dice Jesucristo, y San Juan junto con la Iglesia Católica imploran «Ven Señor Jesús».

    Me gusta

  2. Se les olvida lo que el mismo CRISTO nos enseño: «Yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. Yo te daré las llaves del reino de los cielos; y lo que ates en la tierra, será atado en los cielos; y lo que desates en la tierra, será desatado en los cielos.» (Mt 16, 18-19). Está en sus Biblias, busquenlo. La Iglesia Católica a través de los años ha venido renovandose, no tiene que quedarse atrás. Si hablamos de invalides, cómo creen que ordenaban antes del Concilio de Trento, cómo ordenaban siglos atrás, era totalmente distinto al rito que existe y del que ustedes plantean. Sólo por eso, la ordenación de la antigüedad no es invalida, los ritos han cambiado, según época y lugar. Si ustedes afirman que en el nuevo rito de ordenes no aparecen esas palabras especificas, entonces, el mismo Cristo no ordenó válidamente a los Apóstoles, y ellos a sus sucesores. Eso quiere decir, que solo son válida y lícitamente ordenados los que tienen esa formula, eso quiere decir, que desde el comienzo de la Iglesia nadie ha sido presbítero ni obispo, ergo, ustedes tampoco tiene la sucesión apostólica. Los sacramentos no son de la Iglesia, pero SI SON ADMINISTRADOS POR ELLA. El papado es puesto por el mismo CRISTO EXPLICITAMENTE EN LA CITA BIBLICA QUE LES HE CITADO. La Iglesia debe de ir cambiando según el tiempo y el lugar. Consejo: «Dejen de pensar en el pasado y vivan más en el presente». Ánimo y un abrazo fraterno.

    Me gusta

  3. Y tenía que llamarse LEFEVRE, solo que le faltó un a»B». Otro más que se olvida que el poder de las llaves no ha sido dado para cambiar, sino para transmitir lo recibido, ni inventar doctrinas nuevas. Otro más que tal vez amó la verdad pero no odió la iniquidad, entonces ahora acepta la herejía del humanismo, peor, del antropocentrismo teológico y la idolatría de la Ramera como la continuidad de la misma Iglesia. ¡Está cegado! y si es sacerdote es un ciego que guía a otros, y los lleva al abismo . ¡Ilústrese! Lea la encíclica «Pascendi» de San Pio X y sacúdase el modernismo que tiene en la cabeza.
    Después no diga que no fue advertido!

    Me gusta

  4. No es seguro que Liénart fuera masón. Sólo hay un testimonio y es el del Marqués de la Franquerie. Por otra parte hay indicios de que no lo fue porque los masones consiguieron que no llegara a Arzobispo de París. Además el Marqués no da pruebas y algunos dicen que se inició en la masonería en 1928, muchos años después de haber sido ordenado sacerdote. Lefebvre fue ordenado en 1929 y consagrado obispo en 1947. Hay un estudio sobre todo esto y sobre la supuesta invalidez de las órdenes conferidas por un masón. Estoy preparando su publicación.u

    Me gusta

  5. Le ayudo con su investigación.

    La siguiente lista de masones fue reimpresa con algunas actualizaciones del «Bulletin de l»Occident Chrétien Nr.12, Julio, 1976, (Director Pierre Fautrad a Fye – 72490 Bourg Le Roi.) Todos los hombres de esta lista, por ser masones, están excomulgados por la Ley canónica (Canon 2338).
    Cada nombre es seguido por su posición si es conocida; la fecha en que fue iniciado en la Masonería, su código y su nombre en clave, si son conocidos. Además en algunos casos figuran algunos antecedentes de los mismos, al ocupar posiciones de relevancia.
    Esto le costó la vida a Pecorelli, y quizás también la información que tenía sobre el asesinato de Juan Pablo I.
    Entre los mencionados, figuran el Cardenal Bea (en realidad Behayim, criptojudío y masón, «eminencia gris» del Concilio Vaticano II), el arzobispo Bugnini (perpetrador de la nueva liturgia) y el nuncio Dadaglio (artífice de la «renovación» de la Iglesia española), así como el cardenal Agostino Casaroli, Secretario de Estado en una década decisiva.
    A continuación, el listado y la fuente de nuestra información al final de la nota:
    Albondi, Alberto. Obispo de Livorno, (Leghorn). Iniciado 8-5-58; I.D. # 7-2431.
    Abrech, Pio. En la Sagrada Congregación de los Obispos. 11-27-67; # 63-143.
    Acquaviva, Sabino. Profesor de Religión en la Universidad de Padua. 12-3-69; # 275-69.
    Alessandro, Padre Gottardi. (Doctor en las reuniones masónicas). Presidente de los Hermanos Maristas. 6-14-59.
    Angelini Fiorenzo. Obispo de Messenel, Grecia. 10-14-57; # 14-005.
    Argentieri, Benedetto. Patriarca de la Santa Sede. 3-11-70; # 298-A.
    Bea, Augustin. Cardenal. Secretario de Estado (próximo al Papa) bajo los Papas Juan XXIII y Pablo VI. (En realidad, alias de Behayim).
    Baggio, Sebastiano. Cardenal. Prefecto de la Sagrada Congregación de los Obispos. (Ésta es una Congregación crucial para el nombramiento de nuevos obispos). Secretario de Estado bajo el Papa Juan Pablo II desde 1989 a 1992. 8-14-57; # 85-1640. Nombre en clave masónica «SEBA.» El controla la consagración de obispos.
    Balboni, Dante. Ayudante pontificio en el Vaticano. Comisión para estudios bíblicos. 7-23-68; # 79-14 «BALDA.»
    Baldassarri Salvatore. Obispo de Rávena, Italia. 2-19-58; # 4315-19. «BALSA.»
    Balducci, Ernesto. Artista de imágenes religiosas. No dejan ningún detalle. 5-16-66; # 1452-3.
    Basadonna, Ernesto. Prelado de Milán, 9-14-63; # 9-243. «BASE.»
    Batelli, Guilio. Miembro seglar de numerosas academias científicas. 8-24-59; # 29-A. «GIBA.»
    Bedeschi, Lorenzo. 2-19-59; # 24-041. «BELO.»
    Belloli, Luigi. Rector del Seminario de Lombardia, Italia. 4-6-58; # 22-04. «BELLU.»
    Belluchi, Cleto. Obispo Coadjutor de Fermo, Italia. 6-4-68; # 12-217.
    Bettazzi, Luigi. Obispo de Ivera, Italia. 5-11-66; # 1347-45. «LUBE.»
    Bianchi, Ciovanni. 10-23-69; # 2215-11. «BIGI.»
    Biffi, Franco, Monseñor. Rector de la Universidad Pontificia de la Iglesia de San Juan lateranense. Es el director de esta universidad y controla lo que está siendo enseñado. Confesaba a Pablo VI. 8-15-59. «BIFRA.»
    Bicarella, Mario. Prelado de Vicenza, Italia. 9-23-64; # 21-014. «BIMA.»
    Bonicelli, Gaetano. Obispo de Albano, Italia. 5-12-59; # 63-1428, «BOGA.»
    Boretti, Giancarlo. 3-21-65; # 0-241. «BORGI.»
    Bovone, Alberto. Secretario sustituto de la Oficina sagrada. 3-30-67; # 254-3. «ALBO.»
    Brini, Mario. Arzobispo. Secretario para China, Oriente y los paganos. Miembro de las Comisiones pontificias para Rusia. Tiene el control de la reelaboración del Derecho Canónico. 7-7-68; # 15670. «MABRI.»
    Bugnini, Annibale. Arzobispo. Autor del Novus Ordo Missae. Desterrado a la nunciatura en Irán por Pablo VI. 4-23-63; # 1365-75. «BUAN.»
    Buro, Michele. Obispo. Obispo. Prelado de la Comisión Pontificia para Sudamérica. 3-21-69; # 140-2. «BUMI.»
    Cacciavillan, Agostino. Secretario de Estado. 11-6-60; # 13-154.
    Cameli, Umberto. Director de la Ofician de Asuntos eclesiásticos de Italia en el cuidado de la educación de la doctrina católica. 11-17-60; # 9-1436.
    Caprile, Giovanni. Director de los Asuntos Civiles Católicos. 9-5-57; # 21-014. «GICA.»
    Caputo, Giuseppe. 11-15-71; # 6125-63. «GICAP.»
    Casaroli, Agostino. Cardenal. Secretario de Estado con el Papa Juan Pablo II desde el 1 de julio de 1979 hasta su retiro en 1989. 9-28-57; # 41-076. «CASA.»
    Cerruti, Flaminio. Jefe de la Oficina de la Universidad para el estudio de las Congregaciones. 4-2-60; # 76-2154. «CEFLA.»
    Ciarrocchi, Mario. Obispo. 8-23-62; # 123-A. «CIMA.»
    Chiavacci, Enrico. Profesor de Teología Moral, Universidad de Florencia, Italia. 7-2-70; # 121-34. «CHIE.»
    Conte, Carmelo. 9-16-67; # 43-096. «CONCA.»
    Csele, Alessandro. 3-25-60; # 1354-09. «ALCSE.»
    Dadagio, Luigi. Nuncio del Papa en España. Arzobispo de Lero. Artífice de la «revolución» en la Iglesia española. Se mostró especialmente sádico y rastrero con el General Franco en sus últimos años de enfermedad y vejez. 9-8-67. # 43-B. «LUDA.»
    D’ Antonio, Enzio. Arzobispo de Trivento. 6-21-69; # 214-53.
    De Bous, Donate. Obispo. 6-24-68; # 321-02. «DEBO.»
    Del Gallo Reoccagiovane, Luigi. Obispo.
    Del Monte, Aldo. Obispo de Novara, Italia. 8-25-69; # 32-012. «ADELMO.»
    Faltin, Danielle. 6-4-70; # 9-1207. «FADA.»
    Ferraioli, Giuseppe. Miembro de la Sagrada Congregación para Asuntos Públicos. 11-24-69; # 004-125. «GIFE.»
    Fiorenzo, Angelinin. Obispo. Comendador del Espíritu Santo. Vicario General de los Hospitales de Roma. Controla las fundaciones de los hospitales. Consagrado obispo el 7-19-56; iniciación masónica el 10-14-57.
    Franzoni, Giovanni. 3-2-65; # 2246-47. «FRAGI.»
    Gemmiti, Vito. Sagrada Congregación de Obispos. 3-25-68; # 54-13. «VIGE.»
    Girardi, Giulio. Teólogo marxista. Propagandista de la «Teología» de la Liberación. 9-8-70; # 1471-52. «GIG.»
    Giustetti, Massimo. 4-12-70; # 13-065. «GIUMA.»
    Gottardi, Alessandro. Procurador y Postulador General de los hermanos Maristas. Arzobispo de Trento. 6-13-59; # 2437-14. «ALGO.»
    Gozzini, Mario. 5-14-70; # 31-11. «MAGO.»
    Grazinai, Carlo. Rector del Seminario Menor del Vaticano. 7-23-61; # 156-3. «GRACA.»
    Gregagnin, Antonio. Tribuno de las Primeras Causas de beatificación. 10-19-67; # 8-45. «GREA.»
    Gualdrini, Franco. Rector de Capranica. 5-22-61; # 21-352. «GUFRA.»
    Ilari, Annibale. Abad. 3-16-69; # 43-86. «ILA.»
    Laghi, Pio. Nuncio, Delegado Apostólico en Argentina, y después en EE.UU. hasta 1995. 8-24-69; # 0-538. «LAPI.»
    Lajolo, Giovanni. Miembro del Concilio de Asuntos Públicos de la Iglesia. 7-27-70; # 21-1397. «LAGI.»
    Lanzoni, Angelo. Jefe de la Oficina de la Secretaría de Estado. 9-24-56; # 6-324. «LANA.»
    Levi, Virgillio (alias Levine), Monseñor. Director Asistente del periódico oficial del Vaticano, L’ Osservatore Romano. Dirige la estación de Radio vaticana. 7-4-58; # 241-3. «VILE.»
    Lienart, Achille. Cardenal. Gran Maestro masón de alto grado. Obispo de Lille, Francia. Encargado de reclutar nuevos masones. Fue el jefe de las fuerzas «progresistas» en el Concilio Vaticano II.
    Lozza, Lino. Canciller de la Academia romana de Santo Tomás de Aquino para la Religión católica. 7-23-69; # 12-768. «LOLI.»
    Macchi, Pasquale. Cardenal. Prelado de Honor y Secretario Privado del Papa Pablo VI y Secretario Privado hasta que fue excomulgado por herejía. Fue reintegrado por el Secretario de Estado Jean Villot, y hecho Cardenal. 4-23-58; # 5463-2. «MAPA.»
    Mancini, Italo. Director de Su Santidad. 3-18-68; # l551-142. «MANI.»
    Manfrini, Enrico. Consultor agregado de la Comisión Pontificia de Arte Sagrado. 2-21-68; # 968-c. «MANE.»
    Marchisano, Francesco. Prelado de Honor del Papa. Secretario de la Congregación para los estudios en Seminarios y Universidades. 2-4-61; 4536-3. «FRAMA.»
    Marcinkus, Paul. Natural de Cicero, Illinois. Presidente del Instituto de enseñanza Religiosa. 8-21-67; # 43-649. Llamado con el espiritual apodo de «GORILA». Culpable de los delitos y escándalos financieros de finales de los 70. Inmortalizado en la tercera parte de «El Padrino». Nombre en clave «MARPA.»
    Marsili, Saltvatore. Abad de la Orden de San Benito de Finalpia cerca de Módena, Italia. 7-2-63; # 1278-49. «SALMA.»
    Mazza, Antonio. Obispo Titular de Velia. Secretario General del Año Santo. 1975. 4-14-71. # 054-329. «MANU.»
    Mazzi, Venerio. Miembro del Concilio de Asuntos Públicos de la Iglesia. 10-13-66; # 052-s. «MAVE.»
    Mazzoni, Pier Luigi. Congregación de Obispos. 9-14-59; # 59-2. «PILUM.»
    Maverna, Luigi. Obispo de Chiavari, Genoa, Italia. Asistente general de la Acción Católica italiana. 6-3-68; # 441-c. «LUMA.»
    Mensa, Albino. Arzobispo de Vercelli, Piamonte, Italia. 7-23-59; # 53-23. » MENA.»
    Messina, Carlo. 3-21-70; # 21-045. «MECA.»
    Messina, Zanon (Adele). 9-25-68; # 045-329. » AMEZ.»
    Monduzzi, Dino. Regente para la Prefectura de la Casa Pontificia. 3-11 -67; # 190-2. «MONDI.»
    Mongillo, Daimazio. Profesor dominico de Teología Moral, Instituto de los Santos Ángeles de Roma. 2-16-69; # 2145-22. «MONDA.»
    Morgante, Marcello. Obispo de Ascoli Piceno en Italia Oriental. 7-22-55; # 78-3601. MORMA.»
    Natalini, Teuzo. Vicepresidente de los Archivos de la Secretaría del Vaticano. 6-17-67; # 21-44d. «NATE.»
    Nigro, Carmelo. Rector del Seminario Pontificio de Estudios Mayores. 12-21-70; # 23-154. «CARNI.»
    Noe, Virgillio. Cabeza de la Sagrada Congregación del Culto Divino. Él y Bugnini pagaron a 5 ministros protestantes y un rabino judío para que elaboraran el Novus Ordo Missae. 4-3-61; # 43652-21. «VINO.»
    Palestra, Vittorie. Consejero legal de la Sagrada Rota del estado Vaticano. 5-6-43; # 1965. «PAVI.»
    Pappalardo, Salvatore. Cardenal. Arzobispo de Palermo, Sicilia 4-15-68; # 234-07. «SALPA.»
    Pasqualetti, Gottardo. 6-15-60; # 4-231. «COPA.»
    Pasquinelli, Dante. Consejero del Nuncio en Madrid. 1-12-69; # 32-124. «PADA.»
    Pellegrino, Michele. Cardenal. Llamado «Protector de la Iglesia», Arzobispo de Turín, (donde se custodia la Sábana Santa de Jesús). 5-2-60; # 352-36. «PALMI.»
    Piana, Giannino. 9-2-70; # 314-52. «GIPI.»
    Pimpo, Mario. Vicario de la Oficina de Asuntos Generales. 3-15-70; # 793-43. «PIMA.»
    Pinto, Monseñor Pío Vito. Adjunto de la Secretaría de Estado y Notario de la Segunda Sección del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica. 4-2-70; # 3317-42. «PIPIVI.»
    Poletti, Ugo. Cardenal. Vicario de Su Santidad en la Diocesis de Roma. Controla el clero de Roma desde 3-6-73. Miembro de la Sagrada Congregación de los sacramentos y del Culto Divino. Él es Presidente de los Trabajos Pontificios y de la preservación de la Fe. También Presidente de la Academia de Liturgia. 2-17-69; # 32-1425. «UPO.»
    Rizzi, Monseñor Mario. Sagrada Congregación de Ritos Orientales. Nombrado como «Prelado Obispo de Honor del Santo Padre». Trabaja bajo la órdenes del masón de alto grado Mario Brini en la manipulación del Canon de Leyes. 9-16-69; # 43-179. «MARI,» «MONMARI.»
    Rogger, Igine. Oficial de Su Santidad (Diócesis de Roma). 4-16-68; # 319-13. «IGRO.»
    Romita, Florenzo. Estaba en la Sagrada Congregación del Clero. 4-21-56; # 52-142. «FIRO.»
    Rossano, Pietro. Sagrada Congregación de Religiones no-cristianas. 2-12-68; # 3421-a. «PIRO.»
    Rovela, Virgillio. 6-12-64; # 32-14. «ROVI.»
    Sabbatani, Aurelio. Arzobispo de Iustiniana (Giusgno, provincia de Milar, Italia). Primer Secretario de la Signatura Superior Apostólica. 6-22-69; # 87-43. «ASA»
    Sacchetti, Guilio. Delegado del Gobernador Marchese. 8-23-59; # 0991-b. «SAGI.»
    Salerno, Francesco. Obispo. Prefecto de Atti. Eccles. 5-4-62; # 0437-1. «SAFRA»
    Santangelo, Franceso. Sustituto General del Consejo de defensa Legal. 11-12-70; # 32-096. «FRASA.»
    Santini, Pietro. Viceoficial de la Vicaría. 8-23-64; # 326-11. «SAPI.»
    Savorelli, Fernando. 1-14-69; # 004-51. «SAFE.»
    Savorelli, Renzo. 6-12-65; # 34-692. «RESA.»
    Scanagatta, Gaetano. Sagrada Congregación del Clero. Miembro de la comisión de Pomei y Loreto, Italia. 9-23-71; # 42-023. «GASCA.»
    Schasching, Giovanni. 3-18-65; # 6374-23. «GISCHA,» «GESUITA.»
    Schierano, Mario. Obispo titular de Acrida (Acri en la provincia de Cosenza, Italia.) Capellán militar jefe de las Fuerzas Armadas Italianas. 7-3-59; #14-3641. «MASCHI.»
    Semproni, Domenico. Tribunal de la Vicaría del Vaticano. 4-16-60; # 00-12. «DOSE.»
    Sensi, Giuseppe Mario. Arzobispo titular de Sardis (Asia Menor, cerca de Esmirna). Nuncio Papal en Portugal. 11-2-67; # 18911-47. «GIMASE.»
    Sposito, Luigi. Comisión de los Archivos Pontificios para los Archivos de la Iglesia en Italia. Administrador Jefe de la Sede apostólica del Vaticano.
    Suenens, Leo. Cardenal. Protector de la Iglesia de San Pedro ad Vincula, en el exterior de Roma. Promueve el Pentecostalismo Protestante (carismáticos). Destructor de muchos dogmas de la Iglesia cuando trabajaba en las tres Sagradas Congregaciones: 1) Propagación de la Fe; 2) Ritos y ceremonias litúrgicos; 3) Seminarios. 6-15-67; # 21-64. «LESU.»
    Trabalzini, Dino. Obispo de Rieti (Reate, Peruga, Italia). Obispo auxiliar del Sur de Roma. 2-6-65; # 61-956. «TRADI.»
    Travia, Antonio. Arzobispo titular de Termini Imerese. Encargado de las escuelas católicas. 9-15-67; # 16-141. «ATRA.»
    Trocchi, Vittorio. Secretario para seglares católicos en el Consistorio del Estado Vaticano. 7-12-62; # 3-896. «TROVI.»
    Tucci, Roberto. Director General de Radio Vaticana. 6-21-57; # 42-58. «TURO.»
    Turoldo, David. 6-9-67; # 191-44. «DATU.»
    Vale, Georgio. Sacerdote. Oficial de la Diócesis de Roma. 2-21-71; # 21-328. «VAGI.»
    Vergari, Piero. Jefe de la Oficina de protocolo de la Signatura vaticana. 12-14-70; # 3241-6. «PIVE.»
    Villot, Jean. Cardenal. Secretario de Estado con el papa Pablo VI. Fue Camerlengo (Tesorero). «JEANNI,» «ZURIGO.»
    Zanini, Lino. Arzobispo titular de Adrianopolis, Turquía. Nuncio Apostólico.
    LOS SIGUIENTES CLÉRIGOS FUERON DENUNCIADOS DESPUÉS DE QUE LA LISTA ANTERIOR FUERA COMPILADA:
    Fregi, Francesco Egisto. 2-14-63; # 1435-87.
    Tirelli, Sotiro. 5-16-63; # 1257-9. «TIRSO.»
    Cresti, Osvaldo. 5-22-63; # 1653-6. «CRESO.»
    Rotardi, Tito. 8-13-63; # 1865-34. «TROTA.»
    Orbasi, Igino. 9-17-73; # 1326-97. «ORBI.»
    Drusilla, Italia. 10-12-63; # 1653-2. «»DRUSI »
    Ratosi, Tito. 11-22-63; # 1542-74 «TRATO.»
    Crosta, Sante. 11-17-63; # 1254-65. «CROSTAS.

    Dice un historiador llamado De la Cierva:

    “El periodista Mino Pecorelli, que había denunciado la infiltración masónica en las alturas de la Iglesia, fue asesinado en Roma el 22 de marzo de 1979, de forma misteriosa que parecía ritual. Nadie hurgó en esa muerte hasta que en 1995, durante el proceso del dirigente democristiano Giulio Andreotti, alguien le acusó de haber ordenado el asesinato del denunciante.” [p. 484]

    Evidentemente con las ordenaciones y consagraciones de Monseñor Thuc no están en juego ni la validez ni la licitud.

    Me gusta

  6. Su Santidad León XIII en su Encíclica Humanum Genus dice literalmente: “Los Romanos Pontífices, nuestros antecesores, velando solícitos por la salvación del pueblo cristiano, conocieron bien pronto quién era y qué quería este capital enemigo apenas asomaba entre las tinieblas de su oculta conjuración, y cómo, declarando su santo y seña, amonestaron con previsión a príncipes y pueblos que no se dejaran coger en las malas artes y acechanzas preparadas para engañarlos. Dióse el primer aviso del peligro el año 1738 por el Papa Clemente XII (Const. In Eminenti, die 24 Aprilis 1738), cuya Constitución confirmó y renovó Benedicto XIV (Const. Providas, die 18 maii 1751), Pío VII (Const. Ecclesiam a Jesu Christo, die 13 Septembris 1821) siguió las huellas de ambos, y León XII, incluyendo en la Constitución Apostólica Quo Graviora (Const. Data die 13 Martii 1825) lo decretado en esta materia por los anteriores, lo ratificó y confirmó para siempre. Pío VIII (Encyc. Traditi, die 21 Maii 1829), Gregorio XVI (Encyc. Mariari, die 15 Augusti 1835) y Pío IX (Encyc. Qui pluribus, die 9 Novemb. 1816) Alloc. Multiplices inter, die 25 Septemb. 1865, etc.) por cierto repetidas veces, hablaron en el mismo sentido”.

    “Ahora, a ejemplo de nuestros Predecesores, hemos resuelto declararnos de frente contra la misma sociedad masónica, contra el sistema de su doctrina, sus intentos y manera de sentir y obrar, para más y más poner en claro su fuerza maléfica e impedir así el contagio de tan funesta peste”.

    “No puede al árbol bueno dar malos frutos, ni el árbol malo dar buenos frutos (Matth. Cap. VII, v. 18), y los frutos de la secta masónica son, además de dañosos, acerbísimos. Porque de los certísimos indicios que hemos mencionado antes resulta el último y principal de sus intentos; a saber: el destruir hasta los fundamentos todo el orden religioso y civil establecido por el Cristianismo, levantando a su manera otro nuevo con fundamentos y leyes sacadas de las entrañas del naturalismo”.

    “Sin esto, los turbulentos errores que ya hemos enumerado han de bastar por sí mismos para infundir a los Estados miedo y espanto. Porque quitado el temor de Dios y el respeto a las leyes divinas, menospreciada la autoridad de los príncipes, consentida y legitimada la manía de las revoluciones, sueltas con la mayor licencia las pasiones populares, sin otro freno que la pena, ha de seguirse por fuerza universal mudanza y trastorno. Y aún precisamente esta mudanza y trastorno es lo que muy de pensado maquinan y ostentan muchas sociedades de comunistas y socialistas, a cuyos designios no podrá decirse ajena la secta de los masones, como que favorecen en gran manera sus intentos y conviene con ellas en los principales dogmas”.

    “Sea como quiera, ante un mal tan grave y ya tan extendido, lo que a Nos toca, venerables Hermanos, es aplicarnos con toda el alma en busca de remedios. Y porque sabemos que la mejor y más firme esperanza de remedio está puesta en la virtud de la Religión divina, tanto más odiada de los masones cuanto más tenida, juzgamos ser lo principal el servirnos contra el común enemigo de esta virtud saludable. Así que todo lo que decretaron los Romanos Pontífices, nuestros antecesores, para impedir las tentativas y los esfuerzos de la secta masónica, cuanto sancionaron para alejar a los hombres de semejantes sociedades o sacarlos de ellas, todas y cada una de estas cosas damos por ratificadas, y las confirmamos con nuestra autoridad apostólica”.(Cf. León, P. P. XIII. Carta Encíclica Humanum Genus. 20 Abril 1884)

    Me gusta

  7. Reblogueó esto en AMOR DE LA VERDADy comentado:

    El siguiente texto es uno más de los que hemos publicado en el blog, y re logrado recientemente con parecido título,, sobre el espinoso e importante tema de la invalidez de la consagración de obispos. La trascendencia de este hecho es suma, porque significa la pérdida de la sucesión Apostóluca en la iglesia latina, cosa que conservan otras sectas heréticas y cismáticas, la destrucción de los sacramentos y de la Santa Misa, ahora llamada «Eucaristía» como quería Lutero y acostumbran los anglicanos y otras sectas. El mérito de este breve resumen de la cuestión es su brevedad y sencillez en los términos.

    Me gusta

  8. Lefevre , estoy de acuerdo en algunas cosas que dice, pues para mí la Misa sigue siendo válida , aunque debemos tener mucho cuidado que no cambie nada más de lo que ya han cabiado,,, pues a pesar de que vivmos en el siglo XXI no significa que haya que renovarse ni mucho menos, Dios no cambia, nosotros tampoco debemos cambiar nada de lo que ya está .

    En cuanto a la foto en blanco y negro del papa Pablo VI , que está de cerca, creo que no es él , es el impostor , era él quien firmaba , decía y controlaba todo lo que quería con el fin de dejar mal a Pablo VI, como vemos lo consiguió, ya que muchos critican al Papa Pablo VI como si fuese él culpable de cosas que núnca dijo ni hizo … mientras era otro quien manajeba los hilos , muy astuto satanás y muchos lo han creído . Es triste.

    Me gusta

  9. SI CONSIDERAN QUE LA ORDENACION DE LEFEBRE ES INVALIDA POR SER MASON LIENART, APARTE DE CAER TODA LA FSSPX HABRIA QUE CONSIDERAR NULAS TODAS LAS ORDENACIONES QUELOS DEMAS INTEGRANTES DE LA LISTA PECORELLI HICIERAN Y OTROS DESCONOCIDOS QUIZAS, CON LO CUAL YA ANTES DEL CONCILIO HABRIA MUCHOS FALSOS SACETDOTES QUE CELEBRARIAN FALSAS MISAS ALGO NO ME CUADRA, EN MI OGNORANCIA DE CATOLICA MUY PERPLEJA

    Me gusta

  10. Lourdes, como usted sabrá, la Masonería en cuanto organización judeo-talmúdica, empezó en Jerusalén hace 2000 años, con la finalidad siempre expresa -en sus fines- aunque oculta -por ser sociedad secreta- de destruir a la Iglesia Católica, Cuerpo Místico de Cristo, para entronizar finalmente al Anticristo, como el «Mesías» y «Príncipe de la paz». Por tanto no sería de extrañar que lo que usted supone sea una realidad: el falso concilio «convocado» por Roncalli no es una casualidad, es el fruto podrido de mentes subversivas y la apostasía que han constituido en religión idolátrica, es debido a muchos factores, no solo al trabajo activo de los masones infiltrados, sino también al acostumbramiento rutinario del Sacerdocio Católico, falto de oración y de estudio. La caída era previsible, seducidos por las «nuevas doctrinas», creyendo que lo que estaba provocando la Masonería era la «primavera de la Iglesia». Y ahora usted los verá a «obispos» saltando con globos, bailoteando como prostitutas al son de músicas profanas, amancebándose contra natura, predicando la iniquidad como «ángeles de luz» siendo poseídos por el espíritu de la Mentira para llevar a los incautos católicos a la perdición, ayudados y protegidos por la falsa jerarquía «católica» que los ubica en puestos claves, algunos con apariencia tradicional para seducir a los «línea-media-tradicionalistas», otros arropados con los criterios mundanos para ser aceptados por el Mundo enemigo de Dios como parte suya. Mientras tanto los verdaderos católicos, algunos obispos válidos, algunos sacerdotes y fieles, nos hemos apartado del hereje, los combatimos, pero con las escasas fuerzas con las que contamos, manteniendo en la tierra las Promesas de Jesucristo, mediante la Fe y la paciencia, porque sabemos que no existe ningún poder que pueda socavar los cimientos de la Iglesia, y que a su tiempo, luego de la «prueba» de la gran apostasía, resplandecerá como el sol.
    No le escandalicen las traiciones ni el avance del Misterio de Iniquidad. Manténgase firme, conserve la «Palabra» de Jesucristo y no «niegue Su Nombre». Dios no se deja vencer en generosidad.

    Me gusta

  11. MUCHAS GRACIAS, SIMON POR SU ALIENTO Y CONSUELO, ES QUE EL MISTERIO DE INIQUIDAD ES TAN PROFUNDO QUE

    DA VERTIGO. ESPERO EN EL SEÑOR.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s