ALL POSTS

EL SIGNIFICADO DEL NÚMERO 666


[Colaboración de Michael Mottet que toca un tema que se ha tratado ampliamente  en el blog]

 

666 : la marca de la PRIMERA BESTIA 

 

​Ante todo hay que decir que  prácticamente todas las interpretaciones del 666 muestran una equivocada interpretación de los textos del Apocalipsis. Se pretende hacerle decir lo que está en la propia imaginación y no lo que hay en la realidad. 

​El Apóstol San Juan ha escrito el Apocalipsis en griego. Por consiguiente es en la lengua griega donde hay que buscar el significado de la misteriosa cifra 666.  

18 ὧδε ἡ σοφία ἐστίν· ὁ ἔχων νοῦν ψηφισάτω 

τὸνἀριθμὸν τοῦ θηρίουἀριθμὸς γὰρ ἀνθρώπου

 ἐστίν·καὶ ὁ ἀριθμὸς αὐτοῦ ἑξακόσιοι ἑξήκοντα ἕξ»

 Los griegos usaban las letras del alfabeto en lugar de los guarismos numéricos. El número 6 siempre se representa  por un signo particular llamado  « épisèmon » –  que quiere decir « marcado por un signo» empleado como adjetivo o  «marca de una moneda » cuando se emplea como número. Y el valor numérico de las letras de los términos  «ἑξακόσιοι ἑξήκονταἕξ[]  ¡precisamente es  666 ! Como esta «cifra» sirve tanto para comprar como para vender, está claro que designa la moneda, el dinero. Quienes llevan esta marca en la frente o en la mano son aquéllos que dependen enteramente del dinero en su trabajo manual o  intelectual, o sea, como también lo dice el texto, prácticamente la totalidad de la humanidad.  

​En efecto, leemos  :

« Et faciet omnes pusillos, et magnos, et divites, et pauperes, et liberos, et servos habere characterem in dextera manu sua, aut in frontibus suis. Et ne quis possit emereaut venderenisi habet characteremaut nomen bestiaeaut nominis ejus ». [Ap. 13, 16-17]

« Y [la SEGUNDA BESTIA] hará que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres,  libres y siervos, lleven la marca sobre la mano derecha y sobre la frente. Y que nadie pueda comprar  o vender, sin que tenga la marca o el nombre de la bestia o el número de su nombre.

El medio para dominar o hacer servir a todas las clases sociales es, así pues, el dinero. Y todo el capítulo 18 del Apocalipsis- que sería largo citar aquí- demuestra el papel decisivo jugado por el poder económico- financiero. La caída de Babilonia – preludio del fin- se describe como una gigantesca crisis económica. 

« Et negotiatores terrae flebunt, et lugent super illam : quoniam merces eorum nemo emet amplius… Mercatores horum, qui divites facti sunt, ab ea longe stabunt propter timorem tormentorum ejusflentes ac lugentes… et miserunt pulverem super capita sua et clamaveruntdicentes : Vae, vae civitas illa magna, in qua divites facti sunt omnes, qui habebant naves in mari de pretiis ejus : quia una hora desolata est… [18, 11 ; 15 -19].  

Los mercaderes de la tierra llorarán por ella y se lamentatarán, porque ya nadie comprará sus mercancías…Estos mercaderes que se habían enriquecido con ella, permanecerán lejos de ella por temor a sus tormentos, llorando y lamentándose…Y se echarán polvo sobre sus cabezas exclamando : Ay, Ay la gran ciudad incomparable e inmensa en la cual todos los que tenían navíos en la mar cargados de mercaderías de alto precio se habían enriquecido: porque en una hora fue desolada.  [Ap. 18, 17]

Todos estos textos prueban hasta la evidencia que EL DINERO, la búsqueda  del dinero ha reemplazado progresivamente a Dios y a la búsqueda de Dios y así se ha vuelto LA NORMA SUPREMA. Es pues muy lógico que el castigo se ejerza bajo la forma de una destrucción que arrastre a una crisis económica planetaria que preludie el fin señalado a la Vuelta de Cristo para inaugurar el REINADO DE LOS MIL AÑOS. 

666 no es pues el número o cifra de un individuo cualquiera o una palabra que signifique por ejemplo  «apóstata », porque no se compra, vende o comercia, con el nombre de un individuo o con la apostasía, sino con ¡ EL DINERO! 

El estado final del mundo no es en absoluto un reino o imperio mundial dominado por un rey o emperador. El profeta Daniel nos lo muestra bajo la forma de los pies y dedos de la estatua vista en sueños por Nabucodonosor: un conglomerado de Estados, unos duros como el acero y otros maleables como la arcilla, los fuertes triturando a los débiles con sus dientes de hierro y pisoteando sus restos. Es exactamente el espectáculo que tenemos ante los ojos actualmente … Iraq, Siria, Libia, Gaza, Ucrania…¿Por qué las guerras? Por la sed histérica de riquezas.  

Se podría añadir para mostrar  y demostrar la actualidad sobrecogedora del capítulo XIII del Apocalipsis de San Juan, el versículo 15 : « Y le fue dado el poder de animar la imagen de la bestia y de hacer hablar a esta imagen y de dar la muerte a todos aquellos que no adoraran la imagen de la bestia».

San Juan da aquí la definición exacta del cinema y de la televisión, actual instrumento para la esclavizacion y embrutecimiento de las masas y medio de imposición de lo políticamente correcto según la voluntad de los amos del mundo.

Michel Mottet

 

Categorías:ALL POSTS, Apocalipsis

Etiquetado como:,

9 respuestas »

  1. Siguiendo el tema del dinero, resulta hasta casi sorprendente que Nuestro Señor ponga en el mismo plano a Dios y a las riquezas (o el dinero) diciendo que si se sirve a uno se desprecia al otro. Y es lógico, incluso, que así sea, porque son dos absolutos, al decir de San Juan Crisóstomo. El hombre que entrega su corazón a Dios, Sumo Bien saciable de las ansias de felicidad del corazón humano, el cual no se puede perder, salvo por el pecado, es el hombre sabio, el que sabe que todo es vanidad. Contrariamente, el Inicuo, el Anticristo, el adversario de Cristo, QUIERE VOLUNTARIAMENTE las riquezas, que en el mundo moderno equivalen a PODER.
    Sí ! es el DINERO, pero no solo. Es el Dinero en las manos equivocadas, Jesucristo no prohibió «dar al César lo que es del César» y dice el Evangelio que le mostraron una moneda, es más, entre los Apóstoles, uno llevaba la bolsa, Judas, el que lo traicionó por treinta monedas, y se quejó cuando la pecadora derramó un caro perfume sobre los pies de Jesucristo. Por tanto ni Jesucristo ni la Ley, ni la Iglesia y su Doctrina condenan el buen uso del DINERO. Por tanto el DINERO en cuanto tal, no es la cifra 666.
    El Anticristo es un rey perverso, tirano líder mundial, regente de un mundo anticristiano opuesto al Dios verdadero y sobre todo a la Persona de Jesucristo, a quien los amos del mundo han entregado en «un pacto de una semana», como dice Daniel Profeta, el triple poder: político, ECONÓMICO y, sobre todo, religioso. Entramos en la Ültima Semana de años, la invasión a la Europa apóstata es inminente. El Anticristo NECESITA el caos, la inseguridad, el miedo y la guerra. Eso lo hace crecer. Los OBSTÁCULOS fueron quitados para evitar su aparición: el Papado y el Sacrificio. A la mitad de la Semana aparecerá y la «abominación de la desolación» se completará cuando pretenda ser adorado como si fuera Dios.
    El DINERO no es más que vehículo de poder en manos equivocadas, y de ahí a todos los vicios, como dice San Ignacio de Loyola. El Mundo que ha despreciado a Jesucristo ya ha sido entregado en sus manos, pero durará poco tiempo luego que aparezca: un tiempo, dos tiempos y la mitad de otro tiempo. Las visiones del Apocalipsis y de Daniel son claras y cada vez más a medida que se acerca el tiempo de su cumplimiento. Dios, a través, de SU Hijo, hará nuevas todas las cosas, pero no antes que pase la Gran Tribulación.

    Me gusta

  2. Comparto en este Blog un video que considero da una interpretación católica al Apocalipsis, sobre todo en lo referente a la Bestia que sale del mar, la Primera y Segunda Bestias, la Gran Apostasía del fin de los tiempos, la gran tribulación, el castigo final de Dios para la Ramera de Babilonia, que consiste en permitir que la secta del Vaticano II esparza por el mundo una nueva religión No católica.
    En este video se revela con lujo de detalle a la Bestia que sale del mar, al Anticristo (Juan Pablo II) y el Falso Profeta (Benedicto XVI), los tres identificados con el número 666 (El hombre en lugar de Dios).
    Es impresionante la coincidencia del Apocalipsis con los hechos históricos que dieron lugar al inicio del fin de los tiempos: la Mujer vestida del sol (Ap. XII: 1,2) y la aparición del Dragón bermejo o escarlata (Ap. XII:3,4), que se relaciona íntimamente con las Apariciones de Nuestra Señora de Fátima a partir del 13 de Mayo de 1917 y el surgimiento del comunismo y su extensión por el mundo.
    Lo que más me impresionó es el hecho de que tanto la Bestia Bermeja como la Bestia que sale del Mar toca el periodo de los siete Reyes de Roma (PXI, PXII, JXXIII, PVI, JPI, JPII y BXVI) que inicia en 1929 (Con la creación del Estado del Vaticano) y termina en 2013 (con la renuncia de Benedicto XVI.
    Les recomiendo ampliamente este video, para que se dilucide de una vez por todas que el Anticristo ya vino, y fue Juan Pablo II, y quien hizo que todos los moradores de la tierra la adorasen fue Benedicto XVI con la falsa beatificación y adoración a su imagen.

    Estamos en los últimos días del mundo, y este hecho nos pone en la disyuntiva de seguir esperando al Anticristo, la gran tribulación, la apostasía en la Iglesia, etc. o aceptar que estos hechos ya han ocurrido; y que estamos viviendo la fase final de la apostasía en la Iglesia, en la que un laico (francisco) dirige una falsa iglesia de laicos.

    ¡Alabado sea Jesucristo!

    Arturo

    Me gusta

  3. En su lecho de muerte el Rey enanao Thorin dice: «Si en este mundo hubiera mas personas por encima del oro, entonces sería un lugar mucho mejor». He aquí una enseñanza católica de JRR Tolkien, que no pasa desapercibida para mi al leer este artículo y los valiosos comentarios. La saga del Hobbit, así como la de «El señor de los anillos» ha traido al cine algo de la vieja moral católica. Saludos en cristo.

    Me gusta

  4. Para Beato de Liebana, son tres cosas distintas: la marca, el nombre y el número. Dice:
    Su número es: “αρνσυμε”, que suman 666 según el valor de las letras griegas. Y a su vez –dice- reagrupando estas letras en un monograma se obtiene (?) la marca:

    \ | /
    _ _ (aquí el dibujo de un crismón)

    / | \

    Yo no sé cómo san Beato reagrupa esas letras, pero lo que obtiene es identificable como el “crismón”, que es el símbolo antiguamente que se ha venido utilizando para Cristo. Yo especulo con la posibilidad que el anticristo llegue a adueñarse de los símbolos cristianos despojándolos de su verdadero significado. Según Beato de Liebana, la palabra ‘anticristo’ significa “contrario a Cristo” porque tal personaje simulará ser de Cristo, cuando en realidad es lo contrario.

    Otra cosa, veamos el número de Bergoglio en ASCII:
    B = 66
    E = 69
    R = 82
    G = 71
    O = 79
    G = 71
    L = 76
    I = 73
    O = 79
    ————
    6 6 6
    ¿Casualidad? Quizás sí, pero Beato de Liebana utiliza sumas de letras de diversas lenguas para los nombres del anticristo: EVANTAS (serpiente en latín), GENSERICUS (en lengua gótica), DICLUX … Todos ellos sumando 666.

    Me gusta

  5. Son muchas las señales de que el fin esta llegando, la fe en la verdadera enseñanza que nos dejo Jesús y la confianza en el para que su infinita misericordia nos cubra a todos. Ademas de la intervencion se su madre santisima en quien Dios nuestro padre nos ha hecho llegar los mensajes de advertencia y de su infinito amor por nosotros. «Las puertas del infierno no prevaleceran sobre ella» «No tengas miedo, no estoy yo aqui que soy tu madre» Todo eso nos dara la fortaleza y nos mantendra unidos hasta la victoria.

    Que la sangre preciosa de Cristo nos cubra y libre de todo mal.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s