ALL POSTS

EL EJE OBAMA-FRANCISCO SOBRE CUBA


El Eje Obama-Francisco provoca confusión sobre Cuba

Armando F. Valladares
Cuba, mi patria, acaba de cumplir 56 años de martirio bajo la nefasta Revolución Comunista. En el trágico aniversario de este drama gigantesco, apenas se ha levantado, en todo el mundo, una voz indignada sobre una situación que clama al cielo. Año tras año muchos gobiernos rasgan sus vestiduras en la ONU condenando el llamado «embargo externo» de Estados Unidos y enviando mensajes de saludo a los tiranos Castro. Pero ni una palabra se ha oído del implacable «embargo interno» del régimen sobre la isla prisión de 12 millones de habitantes.

Somos testigos de uno de los mayores ejemplos en la historia de una estrategia publicitaria engañosa: un régimen que durante décadas fue la punta de lanza de revoluciones sangrientas en América Latina y África y aún tiene cordones umbilicales ideológicos en las tres Américas, cuya merecida imagen de agresor se ha convertido en una falsa imagen de víctima.

Existe un espeso silencio ante las incontables veces que el régimen cubano ha recibido ayuda internacional que le ha permitido y le sigue permitiendo su supervivencia. Está el enorme respaldo financiero de la Unión Soviética hasta su colapso; el de Chávez en Venezuela hasta que hace poco desapareció y el de los regímenes de Lula-Dilma en Brasil, que también se encuentra ahora con las arcas vacías.

El acuerdo Cuba: ya estaba en discusión en la reunión de Francisco con Obama en marzo de 2014 el Vaticano

El acuerdo Cuba: ya estaba en discusión en la reunión de Francisco con Obama en marzo de 2014 el Vaticano

Y ahora ha venido a sumarse el «eje» inesperado Obama-Francisco. Un «Eje» espiritual-político «sui generis» que, independientemente de las intenciones de estos altos personajes, proporcionará ríos de dinero y supondrá una prestigiosa publicidad para mantener a flote el aparato represivo del régimen comunista.

El 19 de diciembre, dos días después del anuncio en Roma de la restauración de las relaciones diplomáticas entre el gobierno estadounidense y la dictadura cubana, un buque de la Guardia Costera de Castro, presumiblemente en aguas internacionales, arremetió contra un barco que llevaba 32 personas huyendo de Cuba – incluyendo siete mujeres y dos niños – y hundió la frágil embarcación. Los cubanos estaban simplemente buscando su libertad y trataban de romper el infame «embargo interno» que la tiranía de Castro ha impuesto al pueblo. Masiel Castellano González, la mujer que sobrevivió al ataque y cuyo marido murió ahogado, contaba por teléfono más tarde: «Gritábamos llorando, pidiendo ayuda porque el barco se estaba hundiendo. Pero ellos no hicieron caso. En lugar de ello, continuaron cargando contra nuestro barco. Algunas personas saltaron al agua y otros se quedaron a bordo mientras el barco se hundió.

 Guardacosta de la Guardia Costera de Cuba hunde un barco que trataba de huir de la isla-prisión


Guardacosta de la Guardia Costera de Cuba hunde un barco que trataba de huir de la isla-prisión

«Ellos sabían que había niños a bordo, pero continuaron cargando contra nosotros. Pero no les importaba», dijo. Fue una acción brutal por parte de un régimen con las espaldas cubiertas por poderosos aliados. Este acto criminal cometido por el régimen de Castro merecería una protesta mundial de repudio, pero en general fue ignorado por la prensa internacional, los gobiernos occidentales, los grupos de defensa de «derechos humanos» y, ¡pena inmensa!- por eclesiásticos que deberían imitar al Buen Pastor, que da la vida por sus ovejas.

El 31 de diciembre, hubo una represión contra los disidentes que simplemente tenían previsto reunirse en la Plaza de la Revolución en La Habana, para coincidir con los 56 años de la Revolución. Esto ilustra bien, en caso de que haya alguna duda, la disposición real del régimen.
Traición de Francisco.
En los Estados Unidos, muchos especialistas han documentado cómo el apoyo casi incondicional del gobierno de Estados Unidos al régimen cubano daña la causa de la libertad en la isla, cuyos habitantes están todavía a merced de los tiranos. En consecuencia, se hacen duras críticas al presidente Obama (cf. » disidentes cubanos explosión de la traición de Obama «,» Obama da el régimen de Castro en Cuba rescate inmerecido «). Sin embargo, son pocos los analistas que señalan el aspecto más grave y trágico del reciente acuerdo: la responsabilidad que recae sobre su inspirador y mediador más eminente, el Pontífice Francisco.

El 17 de diciembre, el mismo día del anuncio del restablecimiento de las relaciones

 Raúl Castro abraza triunfalmente al líder  liberado cubano de los Cinco  Gerardo Hernández


Raúl Castro abraza triunfalmente al líder liberado cubano de los Cinco Gerardo Hernández

diplomáticas, Francisco, reafirmando su papel de mediador, también festejó la liberación en Estados Unidos de algunos «detenidos» – sin siquiera insinuar que el sistema comunista en Cuba sigue sometiendo no sólo a «algunos», sino a 12 millones de cubanos. Es extremadamente doloroso decirlo, pero la brutalidad con que Castro continúa aplastando a los cubanos en la isla, ahora tiene el más alto reconocimiento eclesial. Debemos recordar que estos «detenidos» eran en realidad espías cubanos procesados ​​y condenado por el sistema de Justicia del Estado por complicidad en el asesinato de miembros de los Hermanos del Rescate, grupo anti-comunistas con sede en Miami, así como por planear la introducción de explosivos en Miami para realizar actos terroristas. Por ello, el cabecilla de los «detenidos » (llamados «los Cinco» ) tenía dos penas de cadena perpetua. Esta no es la primera vez que Francisco, independientemente de sus intenciones, ha realizado acciones que favorecen objetivamente la política de la izquierda eclesiástica en nuestro continente. Por ejemplo, en el Encuentro Mundial de movimientos populares reunidos en Roma desde el 27 hasta el 29 octubre de 2014, se reunieron 100 líderes mundiales revolucionarios, incluyendo conocidos agitadores profesionales de América Latina.

 Francisco en el Vaticano da su bendición a 100 agitadores comunistas de todo el mundo


Francisco en el Vaticano da su bendición a 100 agitadores comunistas de todo el mundo

El mismo Francisco asistió dando con ello con su presencia una especie de «beatificación» pública a estos revolucionarios marxistas, dando una «bendición» sui generis de una «contra iglesia» que se opone a la doctrina social de la Iglesia defendida por los Papas anteriores (cf. » El Papa saluda y Bendice, » L’Osservatore Romano, 28 de octubre 2014). La ‘beatificación’ publicitaria de Francisco a los Revolucionarios fue destacada internacionalmente como un ‘vendaval’ social» (Destaque Internacional, 02 de noviembre 2014).
Me han comentado que en otras ocasiones ante incidentes similares, como cuando Francisco revocó la «suspensión a divinis» del infame sacerdote de la congregación Maryknoll de Nicaragua,Miguel D’Escoto Brockmann , ex canciller sandinista y una de las figuras más pro-castristas de la Teología de la Liberacion. D’Escoto fue suspendido por el Vaticano en 1984 por su participación en la persecución de católicos durante el primer gobierno sandinista nicaragüense (cf. «Francisco, pro-Castro y confusión», Armando Valladares 6 de agosto de 2014).
Por desgracia, en lo que respecta a Cuba y América Latina, las palabras, hechos y gestos de Francisco están directa o indirectamente favoreciendo la opresión del pueblo cubano y el desplazamiento hacia la izquierda del continente. Poe ello nos encontramos frente a un pontificado marcado por la confusión e incluso el caos, con consecuencias preocupantes para el futuro político, social y cristiano de las Américas. Como a católico y ex preso político cubano que pasó 22 años en las mazmorras de Castro -se me aumenta la pena al recordar los gritos de los jóvenes católicos que murieron por el «pelotón de fusilamiento » al grito de» ¡Viva Cristo Rey! ¡Abajo el comunismo! »

Debo admitir mi perplejidad, ansiedad y los sentimientos profundos que me embargan por los hechos antes descritos. Esta es la situación más dolorosa posible, ya que se refiere a la Santa Sede. Sin embargo, como he señalado en otras ocasiones, la fe de los católicos debe permanecer intacta e incluso fortalecida ante estos hechos, ya que, en asuntos políticos y diplomáticos, incluso los Papas son falibles. Y no hay ninguna obligación de que los católicos acepten estas palabras y hechos en la medida en que se apartan de la línea tradicional adoptada por la Iglesia en relación con el comunismo.

Publicado 09 de enero 2015

Armando Valladares es escritor, pintor y poeta. Pasó 22 años en prisiones políticos en Cuba. Él es el autor del best-seller «Contra toda esperanza» , que relata el horror de las cárceles de Castro. Él era el embajador estadounidense en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU bajo las administraciones de Reagan y Bush. Recibió la Medalla y Superior a los Ciudadanos del Departamento Presidencial  de Estado. Ha escrito numerosos artículos sobre la colaboración de la Iglesia con el comunismo cubano y la «Ostpolitik» del Vaticano hacia Cuba.

Fuente:Tradition in Action

 

Temas relacionados de interés

1 respuesta »

  1. El pobre Armando tiene que comprender que ¡Bergoglio NO ES PAPA! ni es Católico, y que tanto él como (la gente que hay detrás de) Obama trabajan para crear una Nueva Orden Mundial…

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s