ALL POSTS

NINGUNO QUIERE CUMPLIR CON SU DEBER


Ninguno quiere cumplir su deber, que es reunirse con todos sus pares que saben lo que sucede (tanto dentro del Novus Ordo como fuera de él), ponerse de acuerdo, formar un frente común. [Tomado del el siguiente texto]

[Comentario respondiendo a Ernesto Roqué de la  Hna María de Luján]

Sr. Roqué,

comparto plenamente lo que tan bien dice en estas líneas.
Me he valido de videos en YouTube, de cantidad de post en distintos blogs y hasta de encuentros personales con miembros del arco sedevacante y del novus ordo “tradicional”… Resultado: tanto unos como otros dicen “esperar un signo” o intervención sobrenatural… que NO SE PRODUCIRÁ, porque ERAN ELLOS (y lo son aún) quienes tenían el deber de obrar con la valentía de esos primeros testigos de la catástrofe que nos recuerda Ud. en sus líneas.
Están tan ciegos y acomodados en sus propios apostoladitos, que llegan a la temeridad de tentar al mismo Señor, olvidando que Él no hace nada que esté en nuestras manos hacer: no suplanta nuestra acción, requerida como consecuencia de saber cuál es la real situación y cuáles son los medios para solucionarla.
Tan cobardes son, que persisten en el mismo error de aquellos cardenales que creyeron a las amenazas que impidieron al verdadero Papa electo asumir la cátedra de Pedro (card. Siri) y dieron origen a la toma del papado por Roncalli y sus sucesores hasta el actual…
La misma excusa utilizan todavía: preservar la supuesta “estructura jerárquica” a la espera de tiempos mejores, en los que “tal vez” alguno de los que la ocupan (ilícitamente) se convierta y todo vuelva a su cauce…, DESOYENDO MAGISTERIO SOLEMNE QUE CONDENA ESTA PROPOSICIÓN.
Se hacen, entonces, acreedores a la calificación de “heréticos”, por saber perfectamente que los herejes no tienen jurisdicción alguna en el Cuerpo Místico de Cristo y mirar distraídamente hacia otro lado.
Puede Ud. (como lo hago yo) mostrarles línea por línea los textos que MANDAN retirar la obediencia al hereje y activar los pasos para proveer un Papa verdadero a la Iglesia… No reaccionan.
Aún cuando Ud. les explique claramente que apela a ELLOS, miembros de la jerarquía (de orden, ya que no de jurisdicción) para que pongan los medios que corresponden y que la Iglesia manda, algunos llegarán a insultarlo, tratándolo de “laico soberbio”, “ignorante de los misterios de la Gracia”, y vaya a saber qué más.
En fin, la defección sacerdotal es completa.
Ninguno quiere cumplir su deber, que es reunirse con todos sus pares que saben lo que sucede (tanto dentro del novus ordo como fuera de él), ponerse de acuerdo, formar un frente común…
Dejan de lado lo que el mismo Señor propone en sus profetas:

“Entonces, los que temían a Yahvé HABLARON UNOS CON OTROS,
y Yahvé ESTUVO ATENTO Y ESCUCHÓ;
y fue escrito delante de Él un libro de memoria
en favor de los que temen a Yahvé,
y respetan Su Nombre.” (Malaquías 3,16)

“¿Ha llegado acaso para vosotros
el tiempo de HABITAR
EN VUESTRAS CASAS artesonadas,
EN TANTO QUE ESTA CASA ESTÁ EN RUINAS?
(…)
Así dice Yahvé de los ejércitos:
REFLEXIONAD SOBRE VUESTRO PROCEDER.
Subid al monte, traed maderas
y REEDIFICAD LA CASA
y YO ME COMPLACERÉ EN ELLA,
y seré glorificado. dice Yahvé.” (Ageo 1,4 . 7-8)

Le propongo, si me permite, a Ud, y a todos los que lean los posts, que sigamos llamando a las conciencias de estos sacerdotes y obispos del verdadero rito romano, y de los que tal vez lo sean dentro del novus ordo (algunos sea hacen ordenar en secreto)… Parece ser que es necesario que quienes sólo tenemos el SACERDOCIO COMUN DE LOS FIELES seamos como aguijones clavados en las mentes de estos “ministeriales”.
Insistamos. El Señor nos escucha, y nos anota en ese Libro de Malaquías, que nos hará estar “en pie ante el Hijo del hombre” en su próxima venida… si es que los sacerdotes no nos quieren escuchar y quedan sin cumplir con su deber.
Dios lo bendiga.

– Hna. María de Luján –

35 respuestas »

  1. P. Guillermo A. Núñez G.
    Usted al igual que la monja en cuestión habla de unirse. ¿Por qué
    no comienzan ustedes?
    1º Usted con sus pares y 2º La hna. María de Luján incardinandose en un convento tradicional, que los hay

    Me gusta

  2. PUES…….HASTA CUANDO MONSEÑORES!….SOBERBIA ES LO QUE TIENEN SUS EXELENCIAS…..NI SANBORN,NI PIVARUNAS,NI MAKENA,NI MORELLO,NI KORAB,NI AONZO,NI BUENABENTURA,NI SQUETINO,NI MADRIGAL,NI JOSÉ A,NI DAVILA,NI ARGUETA, NI MIRANDA, NI,NI,NI,NI,NI……NO TERMINARIA. HASTA CUANDO…..HASTA CUANDO!!! …….!! USTEDES SON CULPABLES DE NO DARNOS UN PONTÍFICE… SOBERBIOS Y EGOÍSTAS….HASTA CUANDO ¡MADRE MÍA ¡¡ CARIDAD…Y HUMILDAD…..SEÑORES OBISPOS…EN USTEDES CAI TODO ESTO…ES RESPONSABILIDAD DE USTEDES…. HASTA CUANDOOO!!!!!!!
    .

    Me gusta

  3. La forma de que la Iglesia verdadera se libre de todos los herejes a un tiempo, y de toda la hojarasca de miles de documentos conciliares nulos y perjudiciales, es que «salga». Que salga del Vaticano, que se vaya aparte, a otra ciudad, donde se constituya como una Sociedad Católica Apostólica no vinculada al conciliarismo. Pronto habrá un Pontífice designado por un cónclave, luego de un Concilio. No hay que preocuparse por la sucesion apostólica, la Santa Iglesia ya ha pasado por cosas así. Lo que pasará, será que habrá «otro Pontífice». Pero resulta que este otro Pontífice será el verdadero, mientras los bergoglianos se pelean por la herencia de Bergoglio, o del heredero de Bergoglio. Que todos los que andan por ahí dispersos de pronto puedan decir: esa Sociedad es mi Iglesia!

    Me gusta

  4. Pues la mujer del Apocalipsis gemía con dolores de parto, pues estaba por dar luz un hijo varón, el cual pastoreará a todas las naciones con vara de hierro.

    Me gusta

  5. La solución vendrá, y en ello tendrán participación sacerdotes y religiosos, según el beato Tomasuccio de foligno.

    Me gusta

  6. Romano; en la lista deberá borrar a Aonzo -no sé si a alguno más- pués recibió la «ordenación» sacerdotal por Lefevbre, y se ha retirado del «ejercicio» que no ha recibido, pués hay dudas muy graves de la propia «ordenación y consagración» de Lefevbre por el masón Liènart, que ya era masón ANTES de «recibir» el Orden Sagrado, y que por tanto no podía acceder legitima y válidamente al Sacerdocio Católico.
    El Ritual para la consagración reza: «…cumple en este sacerdote…»: es necesaria la ordenación sacerdotal antes de recibir la consagración episcopal: esa es la razón por la que Aonzo se ha retirado. Conozco el caso.
    En la misma situación -de no haber sido re-ordenados por un Obispo válido- se encuentran todos los «ordenados» por Lefebvre: no son ni sacerdotes ni obispos, le pese a quien le pese.
    En última instancia -además de otras cosas particulares de cada obispo que desconozco- ESTA debe ser la causa de su indolencia: no poseen el Orden Sagrado, es decir NO SON LOS CAUDILLOS para esta guerra. Tal vez habría que seguir insistiendo con los descendientes de Mons. Thuc. Yo lo intenté…si quiere hágalo usted también.

    Me gusta

  7. Por lo que leí desean censurar a todo el que cuestione las contra-leyes o contra-mandamientos de su dios (falso) amor. La libertad y los premios serán para el mundo al revés, donde a lo maligno y contra-Cristo se le dice bien. Muchísmas gracias Ernesto Roqué, Hna María de Luján, P. Pío y a todos los que participan dando luz de la verdad de nuestro Señor Jesucristo en este mundo donde se aman las tinieblas y las mentiras, . que al no estar simentadas en la ROCA, no les quedará otra que caer. Porque así esta escrito.Amén.

    Me gusta

  8. Simón del Temple ya habrá un Papa que dirima la situación de la dudosa o no consagración de Lefevbre antes, es pontificar y darse atribuciones que no corresponden.
    No todos piensan como tú, y han demostrado todo lo contrario. ahorita es momento de enfrentar al enemigo común y todos los que quieren fomentar el capillismo me parecen como mínimo dudosos los intereses que les mueven.
    La hecatombe es universal y compete a todos los católicos que se precien de serlo. por ello me parece inconcebible que se pretenda dividir antes de unir y atomizar la resistencia para que no surta el efecto deseado.
    Ya lo dice bien claro la Hermana María y estoy totalmente de acuerdo a su exposición TODOS, están llamados, todos los que se autodenominan católicos.
    Aún si solo fuéramos laicos tenemos el deber y del derecho de enfrentar a los impostores, y declarar su anatema, en conjunto.
    No es posible que sigamos en luchas internas, hay que ejercer presión para la unidad, pues también Thuc como todos los demás tienen sus errores originados en el Tsunami, para enfrentar la situación y este tipo de comentarios aumentan la imposibilidad de una DECLARACIÓN CONJUNTA, QUE DEBE HACERSE MUCHO ANTES DE UN CONCLAVE
    Y TIENE QUE ABARCARLOS A TODOS. TE PAREZCAN DUDOSAS O NO SUS CONSAGRACIONES, eso lo podrían subsanar al reunirse y nunca al rehuir la unidad que para todos los fieles y la Iglesia Universal en conjunto es PRIMORDIAL.

    Una unidad como la que propones solo serviría a un pequeño grupo y originaría un papa para ese grupo como otros tantos que hay de los que Nadie hace caso y solo en su capilla los conocen.

    En tanto una coalición de católicos, obispos, sacerdotes y laicos DECLARANDO LA APOSTASÍA de los que se hacen pasar por jerarcas de la Iglesia, SERIA DE PESO pues no somos pocos y cada día se suman más gracias a los escándalos de Francisco.

    Lo importante es el COMO HACER QUE DESPIERTEN Y SIENTAN LA URGENCIA DEL MOMENTO PARA HACERLO, YA NO ES POSIBLE SEGUIR SINTIENDOSE COMODOS CON LA CAPILLITA Y LOS FIELES QUE ASISTEN A ELLA, ES NECESARIO QUE SE REUNAN, QUE SALGAN DE SU ZONA DE CONFORT Y DEN LA CARA ANTE TODA LA CATOLICIDAD.

    Gracias Hermana María y Fernando Roqué

    Creo que como laicos tenemos también una responsabilidad en esta tarea, y debemos como todo ejército planear una estrategia de acción y ORACIÓN para que Dios nos conduzca y hagamos lo que corresponde a cada cual según su posición y nivel de influencia.

    Si Dios está con nosotros
    ¿Quién contra nosotros?

    Reúnenos Señor de todos los confines de la tierra.
    Amén

    Me gusta

  9. No creo que a esta altura el asunto sea encontrar al «Papa oculto», tal vez alguien nombrado en un Cónclave secreto?… no. Francamente no. No creo que el asunto sea , a esta altura, encontrar un Obispo válidamente ordenado, anterior al 68, o alguien ordenado por Mons. Thuc.

    Hay que reunirse «imperfectamente», pero con la claridad de restaurar la Santa Iglesia, y Yaveh proveerá el resto. No podemos entrar en quién tiene más sucesión o «sucesibilidad», porque eso termina en divisiones. Así pasó: lo que debió ser un movimiento universal, y la realización de un nuevo cónclave mucho menos imperfecto en los años 60, hoy se convierte en un intríngulis, algo cada vez más complejo- humanamente. Pero se esperó. Ahora ya todo está comprendido, la jugada luciferina, el eclipsamiento de la Iglesia. La lección espiritual es: no esperen más!! no esperen más!!

    Me gusta

  10. Estimada Hna María de Luján:

    Si bien no era mi intención volver a incursionar aquí con un nuevo comentario; ante su mensaje, siento la obligación de agradecérselo, como también para felicitarla por su entereza y su noble tarea en estos tiempos tan difíciles. Por supuesto, por mi parte, también yo comparto todo lo que Ud. expresa tan excelentemente.
    Y ya que lo hago, quisiera aprovechar la ocasión para agregar sólo algunas cosas más (aunque apretada y deshilvanadamente) en recuerdo y homenaje a aquellos insignes defensores de la Iglesia Católica, aclarando que toda referencia personal que pudiere traer a colación, lo será sólo en función de ello y a modo de testimonio acerca de la situación imperante en aquellos primeros años de la resistencia, tan distinta a la que hoy presenciamos, lamentablemente. Y -por qué no decirlo- también con la secreta esperanza de que su ejemplo sea seguido alguna vez por quienes tienen la misma responsabilidad de hacer lo que ellos a su hora hicieron.
    Pido desde ya nuevamente disculpas si me extiendo en exceso.

    —————

    Tanto los trabajos del padre J.Sáenz y Arriaga como los del padre N.Barbará, por citar dos ejemplos, nada más, de todos los que antes hemos mencionado, no son fáciles de valorar hoy en día en toda su dimensión. En aquel entonces no estaban las cosas tan claras como lo están en la actualidad. ¡Había que tener agallas para acusar públicamente en aquellos días, nada menos que al “Santo Padre”, de herejía, cisma y apostasía! Incluso a la hora de animarse a editar “La Crisis y Pablo VI”, del padre Barbará, les costó a los responsables muchas cavilaciones previas y no poco miedo. Meterse en semejante compromiso entrañaba sin duda serios riesgos: ¿Y si venía luego una excomunión o algo por el estilo? ¿Sería válida, no sería válida? Pero la decisión, la fe, la claridad, la seguridad, la sapiencia de aquellos hombres nos allanaban todos los caminos a la hora de proceder.

    Hasta acá llegaban publicaciones varias, tales como “Itineraires” (Jean Madiran), “Forts dans la Foi” (Barbará), “Trento” (Gloria Riestra-Anacleto González Flores), “La Tradición” (Le Lay), “Roma” (Gorostiaga), “Einsicht” (Eberhard Heller), “La Contre-Réforme catholique” (George de Nantes), etc.
    Había combate, clima de guerra, ambiente caldeado. El asunto sobrevolaba permanentemente. Se hablaba, si discutía, se disputaba entre familiares, entre amigos, y lo que era grave, a veces hasta la ruptura misma de relaciones, como ocurrió alguna vez con el entrañable padre Le Lay, luego de cartas de ida y vuelta, muy poco amistosas ellas. ¡Si habremos “peleado” con el padre Le Lay! Él, una persona muy mayor, nosotros, para él, quizás, sólo unos mocosos hartantes. (A propósito, en la última foto, el último de la izquierda, si no me equivoco).
    Y es que el lefebvrismo dividió abruptamente las aguas, suscitándose un sinfín de discusiones y conflictos sin cuento dentro del propio ámbito tradicionalista, agregándose a todos los que ya existían en relación a los modernistas. Y acá los seguidores del Obispo no eran pocos, y sus referentes, de mucho peso. Lo que se dice, una plaza fuerte del movimiento lefebvrista, con todo lo que eso significaba.
    Y como ejemplo, una anécdota: tránsito por esta ciudad del padre Jean Michel Faure, delegado en América (si mal no recuerdo) de Monseñor Lefebvre, nada más ni nada menos. Misa en una finca privada. Audiencia con él a última hora, conseguida a duras penas y luego de arduas gestiones. La única posibilidad de asistir a una misa no era de perderla así como así. Entrevista a solas en una pieza. Pocas palabras, comenzando con el tema del Novus Ordo. Mal comienzo, como era de prever. Luego, el tema de fondo y más hurticante: “Padre, ¿Ud. reconoce a Pablo VI como pontífice de la Iglesia Católica? Respuesta afirmativa, como también era de esperar. “Bueno, padre, muchas gracias por todo. Hasta luego”. “¿No se queda a la misa?” “No, padre, le pido disculpas, quisiera, pero lamentablemente así no puedo asistir a su misa”. ¡Tener que decirle esto en la cara tan luego al padre Faure, al mismísimo delegado y mano derecha, digamos así, de Monseñor Lefebvre! Frustración y apuro, y el bochorno de la retirada, delante de un montón de gente, en su mayoría íntimos amigos, también jóvenes, que aguardaban el comienzo del Oficio, demorado por nuestra culpa. Pero así eran las cosas. Y así las reglas de juego.
    Pero recalco que todo esto viene a cuento, no para resaltar aspectos ni conductas personales, de escaso mérito propio, si no nulo; sino para dar testimonio de que todo, absolutamente todo, estribaba en la iniciativa que llevaron a cabo aquellos hombres que antes mencionamos, que, sin vacilar, encabezaron la reacción y se pusieron al frente del combate, sin dar ni pedir tregua. Y “los de abajo”, ante su enseñanza y su ejemplo, lo único que hicimos fue seguirlos, como pudiéramos y con lo que pudiéramos. Ellos, los jefes de la férrea y virulenta resistencia, le infundieron al resto todo lo que difícilmente éste hubiera alcanzado a poseer por sí solo, tanto intelectual como espiritualmente. Y por eso merecen hoy todo el mayor reconocimiento por parte del catolicismo entero. Que Dios los tenga en su Gloria.
    Al mismo tiempo, su ejemplar conducta pone más en evidencia el inexplicable y agobiante silencio actual, que se parece en mucho al que sobreviene tras una deshonrosa capitulación. Si hoy, alguien de nuestro clero hiciera una mínima parte de lo que hicieron cualquiera de aquéllos santos héroes, sería para festejarlo.

    Y para terminar: estoy persuadido de que el problema de fondo, la crisis de nuestro clero, es de orden espiritual. No sería justo generalizar, pero debemos reconocer que, en muchos casos, el clero “tradicionalista” guarda la Fe, guarda los ritos, guarda las costumbres del catolicismo (lo cual no es poco, todo lo contrario); pero no guarda debidamente el espíritu del catolicismo (lo cual tampoco es poco), y las consecuencias están a la vista. Las implicancias de esta falencia son tan diversas como graves, traduciéndose en actitudes y conductas totalmente erróneas. Así es como, en el plano conceptual, por ejemplo, hay muchos que confunden simple “capillismo” con auténtica “resistencia”, simple “conservadorismo” con verdadero “tradicionalismo”, y así, cosas por el estilo. Con gusto daríamos ejemplos y nombres, pero no lo creo prudente, al menos por ahora.

    Sin más, retribuyéndole a Ud., Hna. María de Luján, su bendición, y agradeciendo al blog esta nueva oportunidad de expresarme, incluso abusivamente, un saludo cordial para todos.

    E.R.

    Me gusta

  11. Adri: No es un futuro Papa el que deba discenir sobre la filiación masónica de alguien, y si ese alguien puede o no obtener el Orden Sagrado. La Iglesia YA HABLÓ al respecto. Tampoco se trata de dividir diciendo que me tomo atribuciones que no me corresponden. Las aguas ya están divididas y las dividió la Iglesia. Es una simple aplicación del Magisterio. La desesperación de «juntar» a todo el mundo- tengan sotana o no, sean válidos o no- no me parece acertada. Yo SIEMPRE he insistido en la reunión en Cuerpo Jerárquico de los Obispos Católicos que son los que tienen el DEBER de acabar con la vacancia, pero que sean Obispos sobre los que no quepa duda, por eso SÍ importa el origen de la sucesión apostólica porque son la parte principal de la Iglesia y lo que los constituye en Jerarquía.
    No interesa la cantidad pues Dios nunca se ha valido del número. Sólo basta que se reúnan en Cuerpo y deliberen qué es lo que van a hacer.

    Me gusta

  12. Lo que Adri afirma,

    «En tanto una coalición de católicos, obispos, sacerdotes y laicos DECLARANDO LA APOSTASÍA de los que se hacen pasar por jerarcas de la Iglesia, SERIA DE PESO pues no somos pocos y cada día se suman más gracias a los escándalos de Francisco.», es lo que se debe hacer.
    Es necesario que se reconozca el error gravísimo de haber permitido el fraude del Cónclave del ’58.
    En fin, todos, novus ordo de buena voluntad y Rito Romano verdadero deben intentar reunirse. Como decía al final de sus días el P. Luigi Villa, «nosotros debemos hacer todo lo que podamos hacer, para «obligar» al Señor a intervenir»…

    Una palabra a quien firma como «Hernán»:

    Comprendo que pueda sentirse molesto por volver a escuchar reclamos de varias décadas atrás. No es mi culpa que la situación sea ahora tan EVIDENTE gracias al caos de Bergoglio: se ve clarísimamente lo que hay que hacer.
    Recuerde sus primeras batallas y vuelva a armarse con el mismo arrojo. Levante la bandera nuevamente.
    Y no juzgue despectivamente a quienes se animan a hablar con unos y otros: gracias a ello, no pocos prestan atención y repasan los textos verdaderos. Dios hará que puedan resolver rectamente.
    Dios lo bendiga.

    – Hna. María de Luján –

    Me gusta

  13. Salvando omisión.
    Olvidé mencionar entre las publicaciones que circulaban en esos años, nada más ni nada menos que a «La Hostería Volante», del Dr. Carlos A.Disandro. Perdón y gracias.

    E.R.

    Me gusta

  14. Más ahora Hna. María de Luján, parece que se ha hecho viral el dejar al sr. Emérito en funciones desde 2005, como una pobre, víctima cuando es partícipe necesario de la debacle más monstruosa de la historia de la iglesia. y solamente los que sigan toda la trama, 1958-2015 no serán engañados por la astucia de la bestia. En las maximas de la elite está escrito : no importa lo que sea la verdad, sino lo que la gente cree que es la verdad. Ganaron batallas. sí, pero la Guerra la gana Cristo nuestro Señor. Bendito sea. y muchísimas gracias a todos los que se jugaron y se juegan por la Iglesia pura, Santa. y triunfante. Amén.

    Me gusta

  15. Quiero compartir este dato histórico;
    Después del pontificado de los hermanos Benedicto viii (1012 a 1024) y Juan xix (1024 a 1033), de los condes de Túsculo, fue elegido en muy temprana edad, Benedicto ix de la misma familia. Por su conducta poco ajustada, y aún quizá por la ferocidad de las facciones políticas, se vió forzado a salir de Roma. Mas el emperador Conrado ii, quien a la sazón se encontraba en Italia, reconociéndolo por legítimo pontífice, lo condujo de nuevo a Roma (1038). A consecuencia de una nueva sublevación (1044), sus adversarios creyeron que les era lícito el elegir a otro pontífice, Silvestre iii, quien siempre fue considerado por la Iglesia como antipapa.
    Mientras Roma y la Iglesia se hallaban en gran confusión a causa de la lucha de los dos que se disputaban el pontificado, presento se a Benedicto ix (el cual es considerado por algunos como antipapa, pero considerado como papa por este autor) Juan Graciano, arcipreste de la basílica Lateranense, hombre muy insigne por su doctrina y virtud, y lo persuadió a que abdicara, dándole una gruesa suma de dinero. Benedicto ix abdicó en favor de Juan, quien, elegido de común acuerdo por el clero, tomó el nombre de Gregorio vi. Entre tanto, Silvestre iii (antipapa) permanecía en las cercanías de Roma; Benedicto ix amenazaba con recuperar el pontificado; y muchos, que supieron la manera como Gregorio vi había llegado al trono pontificio, no querían reconocerlo como legítimo papa, tachando de simoníaca su elección.
    El Emperador Enrique iii, requerido por todos los buenos para que viese de poner fin a aquellos desórdenes, celebró, de acuerdo con Gregorio vi, una junta de obispos en Sutri ( diciembre de 1046), en la cual, Gregorio vi dimitió espontáneamente, y Silvestre iii y Benedicto ix fueron declarados sin derecho alguno al pontificado. Después como se tratara de proceder a una nueva elección, el clero y el pueblo romano, para mejor asegurar la tranquilidad de la Iglesia en aquellos tiempos anárquicos, consintieron al emperador que, en adelante, designase él mismo a aquél que ebía de ser Papa, y ellos lo aceptarían. Este privilegio fue personal para Enrique iii, cuyas excelentes intenciones eran conocidas, y de las que dio pruebas con hechos, designando para el pontificado a hombres meritísimos, como Clemente ii, Dámaso ii, San León ix, y Víctor ii, todos alemanes. Estos, y particularmente San León ix, iniciaron la reforma de las costumbres del clero y del pueblo, la que con tanto vigor fue proseguida después por Gregorio vii.
    Muerto Enrique iii, el clero romano s acogió a su antiguo derecho, y en virtud de él fueron elegidos Esteban ix y Nicolás ii. Este último, para quitar cualquier incertidumbre y ambigüedad que pudiese surgir acerca de la elección de los pontífices, decretó (1059) que, en adelante, ese derecho sólo correspondería a los cardenales, y ni el clero ni el pueblo intervendrían sino para dar buen testimonio sobre la virtud del elegido y para aplaudir su elección.
    Tomado del libro ” Historia sintética de la Iglesia” por, Prof. Fidel Savio. Vertida del italiano al castellano por Don Rafael Martínez del Campo. Año 1923 con las debidas licencias. Pags 88, 89.

    Creo que este hecho histórico nos ofrece elementos de grandísimo valor para la situación en la que vivimos. Fue el clero y el pueblo romano (de ellos los que querían solución) quienes otorgaron a este emperador justo, la facultad de elegir a dignos sucesores de San Pedro, y acabar con aquella confusión de tres tiaras. Si analizan la actitud del clero y pueblo romano, podemos ver qué papel nos toca, pues la Iglesia es de y somos todos los católicos tradicionalistas, sedevacantistas.

    Me gusta

  16. Porsupuesto no estoy diciendo que vayamos a elegir primero a un Rey alemán, sino solamente que también pueden llegar a tener parte en la elección, el clero según sus ordenes y el pueblo verdaderamente tradicionalista.

    Me gusta

  17. Si Padre, aunque no debemos olvidar que EXISTEN obispos católicos válidos, y DEBEN ser ellos los que deliberen acerca del modo de cómo tenemos que actuar. No importa si son cinco o tres los Obispos, son ellos quienes deben llamar a una elección, pero previamente, tienen que reunirse ellos, deliberar, concertar la acción y hacerla. Ellos conocen a quienes -sacerdotes y seglares verdaderamente tradicionalistas católicos- podrán convocar.
    Existen, y sin ellos, la cosa no va bien acertada. Ustedes, los sacerdotes fieles que quedan, junto con nosotros, en quienes no tiene parte la Ramera, TENEMOS que visitarlos, apoyarlos y secundarlos en esta hora. Todavía Dios nos está dando tiempo, aun el Anticristo no apareció, ni los Dos Testigos tampoco, pero Nuestro Señor nos anuncia «Vengo pronto», así que no hay que dormirse. Insísta con su Obispo, Padre, que vuelva a llamar públicamente a los otros Obispos, como lo hizo. Dígale que no tema las repercusiones contra su persona o su reputación. Todavía no es tiempo de cantar el «nunc dimitis»…..

    Me gusta

  18. Simón del Temple, tu objetivo es el cónclave, pero éste no vendrá si primero no desenmascaramos al lobo en conjunto, ya se verá quienes están y quienes no.
    Tu dices, los masones, Lefebvre no era masón su consagrante lo fue, pero dio muestras de valentía y defendió la fe. Hoy vemos como un error que siguiera pensando que era Papa quien no lo fue. Como el Abbe de Nantes con todo y su preciosísimo Liber Acusationis. Pensar que porque Lienart era masón todos los lefebvristas lo fueron o que no hubo consagración cuando tanto se ha escrito del tema diciendo lo contrario, y aún así te puedo asegurar que no todos los fieles que van a capillas lefebvristas son acuerdistas, de hecho ahí aprendí de la sedevacancia.

    La Necesidad de Denostar a los lobos que campean devorando a la grey es mucho más importante, DEFENDER LA FE ES IMPORTANTE, La Hermana María y el Sr. Ernesto tienen razón hay que hacer algo y YA, NO HAY NADA QUE ESPERAR, si nos ven valientes y decididos en la declaración de la USURPACIÓN Y LA FALSIFICACIÓN DE LA IGLESIA, LOS FIELES TENDRÁN A QUIEN ACOGERSE, A DONDE IR, (los mismos sacerdotes y obispos que están en negación dentro de la Ramera, pueden tener el empuje final para salir y defender.) esta división de los divididos, no tiene sentido, SI TE PARECE MEJOR HAZ DE CUENTA QUE TODOS SOMOS LAICOS, PERO NO OLVIDES TODOS ESTAMOS CONTRA LA ROMA APOSTATA Y ANTICRISTO.

    El cónclave no es primero, primero es la declaración de LA APOSTASIA, DE LA FALSIFICACIÓN DEL EVANGELIO, DE LA USURPACIÓN DE LA SEDE DE PEDRO, y dejemos de darnos de golpearnos mutuamente porque no sirve de nada una resistencia atomizada.

    Acuérdate de Maquiavelo, la primera ley es dividir, para desmantelar la resistencia.

    Gracias Hermana María
    Gracias Ernesto
    Si Dios lo quiere
    Se Hará.

    Me gusta

  19. Simón aparte dices que no es el obispo quien pueda dirimir la afiliación masona de alguien, pues no es ese el punto. Asumes que era masón porque su obispo consagrante lo fue, y eso es una calumnia.

    Asumes que todos los sacerdotes consagrados por él no lo son. Pues si no hay unidad que dirima esa cuestión está en dudas tu aseveración pues he leído tanto argumentos en contra como a favor.

    Ya unidos y con un objetivo común, se puede llegar a consagrar los que no lo están. Pero eso sería mucho después de la declaración.
    Antes es solo estar dando manotazos de ahogado.

    Ahora los obispos que tu reconoces no dan señales de vida. No les interesa al parecer.

    LA SITUACIÓN ES URGENTE, hagamos caso de la Hermana María, de Ernesto, de Olga, un movimiento de Laicos que motiva a sus pastores a DENUNCIAR, lo siguiente si es un cónclave o no Dios nos conducirá, en tanto y siempre que LA ORACIÓN, CARIDAD Y LA HUMILDAD sean las que dirijan la acción. Pues al momento que cualquiera pretenda aplastar a los demás diciendo ninguno de ustedes es católico más que yo, como tantos que he leído, dará al traste con todo.

    Como dice la oración abrazada de San Luis María Grignon de Monfort.

    Os corresponde solo a Vos solo hacer por vuestra gracia esta reunión; si el hombre pone en ella primero su mano, nada se hará; si mezcla lo suyo con Vos, echará todo a perder, trastocará todo. Tu congregación es vuestra obra, gran Dios: haced vuestra obra totalmente divina; JUNTAD, LLAMAD, REUNID de todos los lugares de vuestro dominio, a vuestros elegidos para hacer de ellos un cuerpo de ejército contra VUESTROS ENEMIGOS…
    ¡Ved Señor, Dios de los ejércitos, a los capitanes que forman compañías completas, a los potentados que alistan ejércitos numerosos, a los navegantes que forman flotas enteras… un silbido que se da, un tambor que se bate, una punta de espada embotada que se muestra… un humo de honor, un interés de nada, y un mezquino placer de bestia que se tiene a la vista, reúne en un instante a los ladrones, amontona a los soldados, junta los batallones… y cubre la tierra y el mar de una multitud de réprobos, que, aunque totalmente divididos unos de otros por el alejamiento de los lugares, o por la diferencia de los humores, se unen sin embargo todos juntos hasta la muerte PARA HACEROS LA GUERRA bajo el estandarte y la conducción del demonio.

    Y VOS GRAN DIOS, ¿aunque haya tanta Gloria, dulzura y provecho en serviros, casi nadie se decidirá por vuestro partido? ¿Casi ningún soldado se alineará bajo vuestros estandartes? ¿Casi ningún San Miguel exclamará, de en medio de sus hermanos «¡Quién como Dios!»
    ¡A PERMITIDME GRITAR POR TODAS PARTES:
    Fuego, fuego, fuego, Socorro, Socorro, Socorro,
    Fuego en la Casa de Dios
    Fuego hasta en el Santuario
    Socorro a nuestro hermano que asesinan
    Socorro a nuestros hijos que degüellan
    Socorro a nuestro buen padre que apuñalan!

    ¡QUIEN SEA DEL SEÑOR, JÚNTESE ÚNASE A MÍ.!

    QUE TODOS LOS BUENOS SACERDOTES
    QUE ESTAN DISEMINADOS POR EL MUNDO CRISTIANO
    SEA QUE ESTÉN ACTUALMENTE EN COMBATE O ESTEN RETIRADOS
    DE LA REFRIEGA EN DESIERTOS Y SOLEDADES
    QUE ESTOS BUENOS SACERDOTES VENGAN Y SE NOS UNAN
    LA UNIÓN HACE LA FUERZA
    A FIN DE QUE HAGAMOS, BAJO EL ESTANDARTE DE LA CRUZ, UN EJERCITO BIEN ALINEADO EN ORDEN DE BATALLA Y BIEN REGLADO, PARA ATACAR DE CONSUNO A LOS ENEMIGOS DE DIOS QUE YA TOCARON A REATO.

    Señor ! ¡Surge! ¿Por qué pareces dormir?
    Surge a vuestra omnipotencia, vuestra misericordia y vuestra justicia, para formaros una compañía escogida de guardias de corps, para guardar vuestra casa, para defender vuestra gloria y salvar vuestras almas, a fin de que no HAYA SINO UN SOLO REBAÑO Y UN SOLO PASTOR, y que TODOS OS TRIBUTEN GLOIRA EN VUESTRO SANTO TEMPLO.

    Amén.

    ¡´QUIÉN COMO DIOS!

    Reúnenos de todos los confines de la tierra

    ¡QUIEN SEA DEL SEÑOR, ÚNASE A MÍ.!

    Me gusta

  20. Tiene razón Simón del Temple, en todo caso corresponde a los obispos tradicionalistas, por los menos a dos o tres, convocar y determinar quienes son electores. Pienso que antes de comenzar, este concilio evidentemente tiene que declarar la sede vacante, «el papa ha muerto» y hacer todos la profesión de fe, y abjuración de errores, si alguno de los electores en algún momento profesó alguno, de manera que no quede duda de la ortodoxia de los electores. Y después de oración y ayuno, rogando a Dios manifieste su voluntad a quien ha elegido, se proceda a la elección.
    En el caso de los lefevristas, si para algunos es dudosa, para otros es válida, y para otros ciertamente inválida, la sucesión, creo que en este caso, en mi opinión, bastaría con que estos sacerdotes dieran testimonio de su ortodoxia, declarando de común acuerdo con el concilio la sede vacante, haciendo profesión de fe y abjurando de sus errores. Si ciertamente son inválidos, creo que no es la validez lo que les daría el derecho al voto, sino su ortodoxia y catolicidad, al menos en este caso, pues si queremos sujetarnos a la letra, ninguno es cardenal. Lo más importante aquí, es poner de manifiesto la unidad de los miembros de la Iglesia, en su mayoría o parte representativa, para mantener esa unidad en el principio de unidad que es El Sumo Pontífice. Todos los esfuerzos de la Iglesia para dar a luz a este hijo, que ha de regir a todos sus hermanos. Aunque francamente pienso que la mayoría de los lefevristas se mantendrían al margen.
    Si alguien no esta de acuerdo o quiere agregar algo, por favor compártalo. Estos diálogos son la base de la solución. Les pido tengan en cuenta que muchos de ustedes recién han llegado al tradicionalismo, y hay muchas cosas de la vida de la Iglesia tradicionalista que ignoran, cosas que no se saben sino de boca de los obispos y sacerdotes que no conocen. Hay cosas que no son capaces de juzgar, mejor es no aventurarse a condenar a nadie a la ligera. Pues esta actitud no es de caridad, no es de unidad y puede haber un poco de arrogancia en ello. Uds. No son los primeros que han luchado. Y no hay que desmerecer los esfuerzos de los otros sacerdotes y obispos que incluso han manchado su reputación con calumnias y malos entendidos.

    Me gusta

  21. Adri: Tengo que salir al cruce de lo que me achacas para que no sea desmejorada la situación que planteo:
    1º NUNCA he dicho que Lefebvre fuera masón. Lo que digo , sustentado en la Ley eclesiástica, es que nadie SIENDO masón -como era el caso de Liènart, quien PRIMERO entró a los 17 años en la Masonería y luego, sin renunciar (incluso llegó al grado 33 de la secta) se metió a cura. NO ERA MATERIA APTA para recibir el Orden Sagrado, por ser distintos los fines de la Iglesia y de la Masonería, y por tanto NUNCA RECIBIÓ VÁLIDAMENTE NI EL SACERDOCIO NI EL EPISCOPADO. ¿Se entiende? Estoy hablando de Liènart, no de Lefebvre. Pero tristemente Lefebvre fue «ordenado» INVALIDAMENTE porque Lienart NO POSEÍA el ORDEN SAGRADO. Entonces no siendo sacerdote Lefebvre TAMPOCO PUDO RECIBIR el Episcopado, e incluso «consagrado» también por Liènart.
    2º La sana filosofía enseña que lo primero en la intención es lo último en la ejecución.
    Pues bien, según este principio es lo que propongo: mi intención es que haya Papa y para eso se necesita un Cónclave, que es lo último en la ejecución, pero lo primero que se debe hacer es poner los medios adecuados para que se consiga el fin propuesto, y en este caso es hacer que los Obispos se reúnan en Cuerpo Jerárquico, y no que ande cada cual en sus capillas sin conexión. Además como han aceptado el Episcopado debido a la situación extrema, carecen de jurisdicción: NADIE CON AUTORIDAD les ha dado la misión de gobernar una pequeña porción del rebaño de Cristo, porque el único que les puede dar esa autoridad es el Papa, y no hay, por tanto fueron consagrados para dar a la Iglesia lo que la Iglesia no tiene: el Papa, y no para actuar como Obispos como si nada pasara. A ellos les COMPETE POR DEBER, Y COMO CUERPO JERARQUICO, el llamar, coordinar y hacer lo que haya que hacer para que la Iglesia tenga un Papa. Los seglares, habiendo Obispos válidos y no sujetándose a ellos van mal encaminados. Es inútil hacer mención a ocasiones pasadas fallidas, primero porque había discenso entre los Obispos y los seglares, y segundo porque HOY es más evidente el Falso Profeta y la Ramera.
    3º Lo que SIEMPRE propuse es que los seglares -con una declaración o sin ella- vayamos a los Obispos y les recordemos cual es su DEBER, y ayudarlos y secundarlos estando unidos a ellos para que deliberen lo que se debe hacer, y en última instancia, se haga.
    ¿Es muy difícil entender esto?

    Me gusta

  22. Mientras no haya consistencia en la declaración de la Vacancia por la usurpación y esta declarada a los 4 vientos, para que sea conocido de TODA LA CATOLICIDAD, es imposible un cónclave válido.

    La Historia nos muestra que en la lucha por la fe hasta los Santos se pueden equivocar tenemos el caso de San Vicente Ferrer, que corrigió el rumbo y nadie le hizo de Tertuliano para objetarle su proceder.

    Ahora entre los obispos válidos a reconocer no solo están los ordenados por Thuc, todos los obispos tras la cortina de hierro, que fueron arrojados a diferentes países, si no han muerto, más aquellos ordenados en la clandestinidad en Ucrania, más los Chinos, que no han podido corromper, tienen tanta o más validez pues han dado prueba de su fe en la persecución más cruenta habida en el siglo XX, no estuvieron sujetos a la contaminación, y al darse cuenta con autoridad declararon el Anatema que los obispos de «validos o inválidos de la tradición» ni siquiera tomaron en cuenta.

    ¿Cómo fue posible eso? ¿Cuál fue la razón del silencio sepulcral a una condena tan bien estructurada y con autoridad que dada a su investidura como obispos, y la claridad de su propuesta?

    En cuanto a los lefebvristas, la historia también nos advierte del tiempo posterior a la revolución francesa en que se acepto a los obispos franceses sin previa reordenación, ¿? En todo caso la convocatoria, no es para elegir papa es para Declarar la Usurpación, la Falsificación del Evangelio, la desviación de la doctrina, la Vacancia de la Sede, pero con TODOS y para todos, aun con los que dentro siguen arrullados por la zalamería de los que corrigen los textos de lobo con piel de cordero, para que ser llevados a la apostasía de a poco.

    Nosotros somos de la hora sexta, esta bien, pero su división nos escandaliza, porque no ha logrado hacer frente al monstruo sino le ha dejado crecer y medrar, Ya Basta, si los malos no teniendo nada en común se unen para luchar contra Nuestro Dios, nosotros pretendemos no Luchar porque teniendo todo en común nos dividimos porque mi obispo si es y el tuyo no… por favor.

    Tu dices con declaración o sin ella, dejando afuera de la unidad a cualquiera que se precie de católico, el tal conclave seguirá siendo para un grupo y nada más. Mientras vemos consternados al grueso de los fieles que agoniza entre las fauces de los lobos, porque no hay quien les señale el rumbo, viendo la urgencia de los tiempos y el momento, es aberrante, y contrario a lo que los santos y la historia nos han señalado, el sectarismo no es CATOLICIDAD, además dejando fuera a todos y tomando solo en cuenta a algunos, como lo han hecho varias veces los que han pretendido hacer un cónclave, lamentablemente solo se ha conseguido un papado ilusorio cuando no irrisorio como el del Palmar de Troya.

    Pero desgraciadamente el grueso se proclama por la atomización

    Pues sentémonos como Penélope a mesarnos los cabellos a ver que pasa.

    Me gusta

  23. Padre Pío, bastante aprendí de un pequeño sitio que ha sido luz y muy combatido, tanto que tuvieron que cerrar los comentarios para poder seguir predicando a Nuestro Señor Jesucristo. Ellos son la resistencia a los mal llamados lefevbristas como si fuera una secta que sigue a un hombre. Son la resistencia a la Fraternidad san Pío X. hoy cooptada por la vaticana conciliar 1958-2015 , ya que el escandalo de diciembre del año 2013 fue tan grande, y que ya se venía produciendo en varias Iglesias marcó un final y supongo que por eso el vaticano decidió incorporarlos ante el pedido de sus amos. Mejor adentro callados y subordinados, que afuera haciendo lío y se aviven del objetivo. Fue tan grande que ha sido una bendición. Qué hasta les permitió ajustar errores teológicos que saltaron El sitio en cuestión es radio cristiandad. Hoy es el día de la peregrinación a la Virgen María en Luján, que nuestro Señor Jesucristo bendiga a todos los jóvenes y participantes que son la luz de este mundo, un mundo que los adultos no le hemos hecho facil . Pero para para Dios todo es posible. Amén y gracias Padre Pío por acompañarnos. Necesitamos sus bendiciones.

    Me gusta

  24. UN MOVIMIENTO DE FIELES QUE MOTIVA A SUS PASTORES A DENUNCIAR

    qué bien dice Adri : «un movimiento de Laicos que motiva a sus pastores a DENUNCIAR, lo siguiente si es un cónclave o no Dios nos conducirá, en tanto y siempre que LA ORACIÓN, CARIDAD Y LA HUMILDAD sean las que dirijan la acción.» Pero yo le sugeriría decir «movimiento de fieles», para abarcar a los sacerdotes y religiosos/as que de algún modo ya están trabajando en esta tarea.

    Se trata justamente de esto: una DECLARACIÓN VALIENTE Y CONJUNTA, es lo único capaz de favorecer la aglutinación de los que se mantienen en la Fe verdadera, en el Rito Romano tradicional y aún en el novus ordo…
    Muchos de los que están aún en el novus ordo, criados «de este lado» de la catástrofe y que, como yo, no han vivido el tiempo previo al ’58, están realmente esperando el movimiento de sus mayores en jerarquía, pues tienen miedo. Y no se los puede culpar. Cuando tienen un puesto en la estructura, no bastan los textos, ni lo que se les diga personalmente: es necesario EL EJEMPLO DECIDIDO DE SALIR AL FRENTE PÚBLICAMENTE de quienes se arriesgaron ya a mantener el poder de Orden a lo largo de estos años…

    Y quiero aprovechar aquí a decir lo mismo que he dicho a una buena amiga, luchadora ella desde los comienzos de la crisis eclesial en la Argentina: los «nuevos en estas lides», estamos reaccionando como reaccionaron Uds. al principio, los laicos de la primera hora, junto con esos sacerdotes valientes que se lanzaron a advertir a todos y viajaron dando conferencias y promoviendo acciones para reunir a los católicos.
    Incluso una religiosa perteneciente a una de esas familias pioneras. me decía justamente esto: que al escucharme a mí se escucha a sí misma (y a otros) 30 años atrás… Creo que, sin buscarlo, venimos a ser como un RECORDATORIO, que les hace patente lo que se pidió siempre desde el principio. Curioso.

    Pero supongo que el Señor nos hace ver tan claramente el problema con el expreso designio de que Uds. y sobre todo los sacerdotes y Obispos de la primera hora, SE DESPIERTEN.
    Diciéndolo con cierta gracia y sincera comprensión, YA ESTÁ BIEN EL DESCANSITO QUE SE HAN TOMADO (necesario, no digo nada…). Ahora hay que levantarse y retomar la bandera, porque está todo muy PATENTE y no hay excusas para invocar dudas de ninguna clase.

    Si nadie toma la delantera otra vez, como hacían Uds., los que podrían ser favorecidos con la verdad aprovechando este caos sin medida que Bergoglio genera, no tendrían la oportunidad.

    Por eso, como bien dijo mi amiga, seguiré en mis trece.

    Ahora es tiempo de pelear, o de renovar la pelea que comenzaron décadas atrás.

    Que el Señor bendiga al Sr. Ernesto, Adri, Simón, Anónimo Pío y todos los que quieran sumarse. Y muy especialmente al dueño de este blog.

    – Hna. María de Luján –

    Me gusta

  25. QUE EL HOMBRE OBRE POR DIOS Y DIOS OBRARÁ POR EL HOMBRE

    !QUE LES PARECE!

    Fabián (en latín: Fabianus.) Roma, ca. 200 – Roma, 20 de enero de 250) fue el vigésimo papa de la Iglesia católica, ejerciendo entre los años 236 y 250.

    Elegido papa durante las persecuciones que contra los cristianos había ordenado el emperador Decio, las extraordinarias circunstancias de la misma fueron relatadas por el historiador Eusebio de Cesarea quien en el tomo sexto de su obra Historia de la Iglesia relata cómo estando reunidos los electores para seleccionar al sucesor del papa Antero, una paloma se posó sobre Fabián, un granjero laico que se encontraba en Roma accidentalmente y como simple espectador. El pueblo tomó esto como una señal milagrosa de Dios que escogía a Fabián como su candidato e inmediatamente procedieron a ordenarlo sacerdote y obispo.

    Debido al crecimiento de Roma dividió la ciudad en siete distritos poniendo a cargo de cada uno de ellos a un diácono para su gobierno y administración. Consagró a varios obispos, entre ellos a San Dionisio de París al que envió a misionar las Galias, y según la tradición, Fabián instituyó las cuatro órdenes menores. Estableció que todos los años el Jueves Santo fuese renovado el Santo Crisma y que se quemara el del año anterior. También reguló que el Santo Crisma debería prepararse con aceite mezclado con bálsamo.

    San Fabián murió mártir el 20 de enero de 250, bajo la persecución de Decio y fue enterrado en la catacumba de San Calixto.

    El culto de San Fabián ha estado siempre unido al de San Sebastián, ambos se celebran el 20 de enero, en la festividad de los Santos Mártires.

    Es patrón de la aldea de Peñaullán perteneciente al concejo de Pravia en Asturias y co-patrón de Valsinni, una localidad de Italia situada en la provincia de Matera.

    Me gusta

  26. Estimado Padre Pío, agradezco sus comentarios y su apertura.

    Sería excelente que los obispos se unieran pero también que no dejaran de lado a aquellos que comenté, arriba pues han sufrido y siguen sufriendo la persecución cruenta por amor a Cristo y a La Iglesia.

    En fin estoy totalmente de acuerdo con la Hermana María, para mí son muy importantes todos, incluyendo los que siguen dentro, nada de que yo soy de Pablo y yo soy de Apolo, SOMOS DE CRISTO y todos queremos QUE CRISTO REINE Y SEAMOS UN SOLO REBAÑO BAJO UN SOLO PASTOR.

    Debo hacer un pequeño comentario al respecto, cuando me di cuenta por gracia de Dios de que me estaban dando gato por liebre, y comencé a investigar hasta llegar aquí, vi para mi sorpresa y consternación, que los resistentes que guardaban la tradición no tenían el menor interés en nosotros los que estábamos siendo engañados. Y eso NO LO ENTIENDO PARA NADA. No fue un sacerdote quien nos buscó, quien se preocupó de nuestra salvación, si yo no hubiera buscado de donde procedía y la razón de porque se estaba tergiversando todo, igual nunca me entero de que existían sacerdotes que guardaban fieles los sacramentos y la fe que se había enseñado siempre.
    ¿Se da cuenta Padre? cuanto dolor se hubiera evitado que si estos señores hubieran sido desenmascarados antes por todos en vez de dividirse, cuantas violaciones de niños se hubieran evitado, cuantos jóvenes no hubieran abandonado la fe, cuantas vocaciones se hubieran salvaguardado y que ya se perdieron para siempre.
    Este deben ser el aguijón para ponernos de Pie por los derechos de Dios y la salvación de las almas.

    Poner fin a tanta corrupción, blasfemia y herejía de este Señor y Compañía que se hacen pasar por CATÓLICOS Y NO LO SON, que todos los días le retan contradiciendo el Evangelio y sus enseñanzas, y enseñando a pecar sin arrepentimiento, e incluso a blasfemar irredentos.

    NO ES POSIBLE MÁS IMPASIBLIDAD.
    NECESITAMOS QUE SEA DECLARADO
    ABIERTAMENTE Y POR TODOS LOS QUE RESISTIMOS, LA NULIDAD o VACUIDAD DE SU PONTIFICADO, POR SU BLASFEMIA CONSTANTE, SU INCITACIÓN AL PECADO, LA FALSIFICACIÓN DEL EVANGELIO, LA SUMA DE SUS HEREJÍAS, Y EL ANATEMA QUE A RECAÍDO SOBRE EL (INCLUIDOS SUS ANTECESORES) Y LOS QUE LE SIGAN SUJETOS COMO YA UNA VEZ PROCLAMARON LOS OBISPOS DE UCRANIA.

    Ahora por la tarde estaba releyendo lo que amablemente Moimunan trajo del Padre Saénz en dicho post ya se veían las diferencias de posturas, pero esas diferencias FUERON LAS QUE PARALIZARON LA ACCION CONJUNTA.
    Entonces si ese fue el error para levantarse UNIDOS, dejémoslo de lado que no somos quien para corregir a los que fueron tomados por sorpresa, pero si para corregir el error de dividirnos justo cuando se necesita LA UNIDAD CONTRA LOS QUE OSTENTAN EL PODER USURPANDO LAS SEDES.

    Que el llamado de San Luis María sea el lema

    Quien sea del Señor únase a mí.

    (A la porra con cualquier otra autodenominación que nos defina SOMOS CATÓLICOS, APOSTOLICOS Y ROMANOS nada de lefebvrista thuctistas, acuerdistas sedevacantistas)
    Todos somos de Cristo como dice San Pablo y por tanto del Señor.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s