ALL POSTS

ROBERTO DE MATTEI DISCULPA EL «TRABAJO CONCILIAR» DE JUAN PABLO II COMO UNA VERSIÓN DE LOS MEDIOS


Mattei: el «trabajo conciliar» de JPII durante 26 años fue una version de los Medios de Comunicación

Patrick Odou

Con la muerte repentina del Papa de los 33 días, los fieles católicos esperaban otra vez que Roma cambiaría de rumbo. Pero, una vez más, el Vaticano envió un claro mensaje con el nombre del próximo Pontífice. A pesar del misterioso breve reinado de Juan Pablo I, la Revolución Conciliar continuaría, a cualquier precio, siguiendo la misma línea establecida por Juan XXIII y Pablo VI- de ahí el nombre del recién elegido, Juan Pablo II.

Mattei tiene una mirada absolutoria de los 3 papas postconciliares en la Revolución conciliar

Mattei tiene una mirada absolutoria de los 3 papas postconciliares en la Revolución conciliar

tres papas conciliares

Karol Wojtyla había asistido al Vaticano II como obispo que era desde la sesión de apertura. Dos años después del Concilio, fue nombrado cardenal por Pablo VI. Siendo ya Papa, reinó desde el 16 de octubre de 1978 al 2 de abril de 2005, marcando uno de los pontificados más largos de la historia. Él, al igual que Pablo VI y Juan Pablo I, llevó a cumplimiento las novedades del Concilio. Los tres fueron padres conciliares. Sin embargo, Benedicto XVI, junto con su historiador «made in Vaticano» Roberto de Mattei, nos dijo que el Concilio puesto en obra no era el que querían los padres conciliares … Juan Pablo II mantuvo todos los cambios nocivos de sus predecesores – cambios que ya estaban demostrando ser parte de la «autodestrucción» de la Iglesia – y llevará a cabo otros nuevos cambios. Debo subrayar que con la llegada de Juan Pablo II, la idea de Mattei de un Concilio creado por los medios de comunicación se vuelve aún más absurda que antes, porque la verdad es exactamente la opuesta. Durante los siguientes 26 años el centro del escenario siempre estuvo ocupado por JPII. Los medios de comunicación hicieron de él el foco de la atención pública – siempre ensalzándolo y corriendo detrás de ese pontīfice trotamundos, informando y filmando sus payasadas en todo el mundo – pero el espectáculo siempre fue Wojtyla.

La Revista TIME celebra al

La Revista TIME celebra al » «Papa Superstar»

El Papa superstar

El Papa Superstar o el Papa Espectáculo fue un papa viajero que no se dejó dirigir por nadie sino por sí mismo o por los mandamases del Vaticano. Es ridículo decir que fue un producto de la BBC, ABC, NBC o CBS, como Mattei quiere que creamos. Los medios de comunicación fueron / son usados para ayudar a difundir el mensaje conciliar progresista, pero fueron/ son los Pontífices y el Vaticano los que estuvieron / están clara y públicamente dirigiendo todo. El Papa espectáculo llevaría la dignidad del papado a nuevos  bajos mínimos. Los jóvenes especialmente fueron expuestos a este ambiente teatrero con la creación de las Jornadas Mundiales de la Juventud, fundadas por Juan Pablo II. Estas JMJ eran una forma de «bendición» y de reconciliación de la Iglesia con la Revolución Hippie de los años 60 (aquí). Durante sus incesantes tours por el mundo Juan Pablo II visitaría santuarios tanto católicos como lugares no católicos en una promoción descarada del relativismo religioso. Las visitas papales a lugares de falsos dioses y religiones falsas, tales como templos, mezquitas y sinagogas se convirtieron en algo frecuente.

Canonización del relativismo

De vuelta en Roma, el mismo Padre del Concilio, ostentando su  relativismo religioso, beatificó simultáneamente a Pío IX (el Papa del Concilio Vaticano I) y a Juan XXIII (el Papa del Vaticano II), en un esfuerzo por presentar el Vaticano II como una continuación del Concilio Vaticano I. Esta maniobra se ha llamado acertadamente la «canonización del relativismo».

Nuevos abusos litúrgicos

Los abusos litúrgicos llegaron a extremos a inimaginables que incluían vestidos inmodestos e incluso una desnudez parcial.

Bendiciones»de herejes e indecentes bailes paganos fueron frecuentes durante las ceremonias litúrgicas en presencia de este Papa teatral. Niñas monaguillas o ministras de la Eucaristía fue algo alentado por este Pontífice. Siguiendo el ejemplo de Wojtyla, por todo el mundo se extendió la moda de lectoras, cantoras, mujeres en los servicios religiosos y en otras funciones – lo que había sido prohibida por la Escritura, la enseñanza de la Iglesia y la Tradición.

La fábrica de los santos

El número de beatificaciones y canonizaciones aumentó exponencialmente, causando la devaluación de la santidad y la veneración debida a los Santos.

Siguiendo el proceso formal de las canonización que había sido establecido en el siglo 16 por Sixto V, la Iglesia había canonizado a sólo 296 santos. Para el final de su pontificado, Juan Pablo II había canonizado 482 nuevos santos y 1.342 nuevos beatos. Al eliminarse muchas reglas y restricciones del antiguo Derecho Canónico en los procesos de beatificación y canonización, creció una atmósfera de serias dudas sobre la validez de estos nuevos procedimientos.

La inculturación con los paganos

Juan Pablo II felicita a una mujer semidesnuda que había bailado ante él en su honor

Juan Pablo II felicita a una mujer semidesnuda que había bailado ante él en su honor

Con la inculturación – asimilación de los símbolos de otras culturas y religiones en la liturgia y vida católica- promovido por el Concilio, fuimos testigos de escenas interminables del Papa dirigiendo celebraciones y rodeado de objetos paganos que incluían ídolos y símbolos obscenos

Degradación de costumbres

El espíritu conciliar de «apertura al mundo» ofreció el pretexto, en el largo pontificado de Juan Pablo II, para que espectáculos circenses actuarán en el Vaticano (aquí y aquí) destruyendo la seriedad proverbial de la Santa Sede y difundiendo en torno al Vicario de Cristo un ambiente propio de payasos. Innumerables espectáculos mostraron a mujeres indecentes realizando acrobacias y bailes en presencia del Papa.

Esto causó gran escándalo y mal ejemplo para los fieles. ( aquí )

Naciones Unidas

 

Juan Pablo II en la visita a las Naciones Unidas

Juan Pablo II en la visita a las Naciones Unidas

Siguiendo el ejemplo de Pablo VI, el Papa Wojtyla fue dos veces a las Naciones Unidas, centro de la República universal soñada por la Revolución, dando así  prestigio a esta institución masónica. En su segundo discurso ante las Naciones Unidas, dijo: «Mis palabras que yo deseo sean signo de estima y consideración de la Sede Apostólica para esta institución, se unen voluntariamente con las voces de todos los que ven en la ONU la esperanza de un futuro mejor para la sociedad de los hombres.

Teología del cuerpo

La teología del Cuerpo de Juan Pablo II abrió las puertas al relativismo moral en relación con la desnudez. Es una doctrina que se basa en una premisa falsa: el pecado original no existe. En consecuencia, no hay nada malo en que una mujer muestre su cuerpo. El que mira y tiene malos pensamientos es el que peca. Representaba la destrucción de 2.000 años de moral y ascética católica, que enseña precisamente lo contrario.

Mattei y el pontificado de Juan Pablo II

Desde el Concilio, en cada pontificado la Barca de Pedro ha seguido cada vez más de cerca el curso de la Revolución. Antes de Juan Pablo II, sin embargo, los Papas todavía mantenían muchas apariencias de la perenne Santa Iglesia Católica. Con el Papa Wojtyla incluso las apariencias dieron un giro radical y universal a la baja. Con el uso de los medios de comunicación, con  los viajes internacionales en aerolíneas, el papamóvil, la comunicación vía satélite, etc., Juan Pablo II presentó una nueva iglesia que hubiera sido algo abominable para los fieles de los últimos dos milenios.

Teniendo esto en cuenta, la teoría de Mattei sobre un «Concilio creado por los medios de comunicación «se convierte en una descarada idea ridícula. Culpar a los medios de comunicación de las interminables y vergonzosas apariciones de Juan Pablo II, públicas e internacionales, sería como culpar a las luces o al camarógrafo de la actuación de un artista. Mattei al decir que el Concilio simplemente necesita algunos ajustes para convertirse en aceptable, él mismo se incluye en la Falsa Derecha. Él implícitamente defiende que no hay necesidad de declarar finiquitado el ambiguo Vaticano II. Aconsejando indirectamente a sus audiencias apoyar a los Papas progresistas, él intenta anestesiar la resistencia contra ellos y el Concilio y sabotea la verdadera acción contrarrevolucionaria. En resumen, traiciona la Causa de Nuestra Señora, prolonga la crisis de la Iglesia, y contribuye a la pérdida de innumerables almas.

JPII Asís 1986

No hay que olvidar la reunión 1986 con falsos líderes religiosos en Asís ..

4 respuestas »

  1. Neocón y basta, no por nada bergoglio llegó a Roma, por esta gente que hace cincuenta años que tapa y justifica las aberraciones de los okupas posconciliares. Ni me molesto en leerlos.

    Me gusta

  2. Exactamente ¿qué tan efectivo era el papa como mensajero? Descartando los excesos del Vaticano, las exageraciones locales y las hipérboles de los medios de comunicación, es indiscutible que el poderosamente carismático Wojtyla atraía a vastas multitudes cuando hacía sus «peregrinaciones». La cifra global acumulativa de asistentes a las misas y reuniones públicas asciende a cientos (de millones, si no es que a miles de millones de personas.) Las palabras que Wojtyla pronunció suman un total similar. El costo financiero es más difícil de evaluar. En noviembre de 1980 el papa realizó una visita de cinco días a la entonces Alemania Occidental; el costo para los contribuyentes de ese país se fijó oficialmente en 10 millones de dólares. En 1982 el papa hizo una visita de seis días al Reino Unido; el costo se fijó oficialmente en 6 millones de libras esterlinas. En 1987 hizo una visita de 10 días a Estados Unidos, estimada en 26 millones de dólares. El Vaticano pagó los pasajes de primera clase de los 12 miembros del grupo papal, mientras que los contribuyentes y católicos estadounidenses pagaron el resto. Mucho tiempo después de ese viaje, numerosas diócesis batallaban aún con grandes cuentas por pagar. El costo de otros viajes al extranjero se ha estimado oficialmente en 2 millones de dólares diarios. Tomando esta cifra como promedio, el costo de los viajes del papa al extranjero desde octubre de 1978, costo que nunca fue pagado por el Vaticano, fue superior a los 1,100 millones de dólares. Es indudable que la gran mayoría de los viajes papales tuvieron un efecto inmediato en su audiencia, y que grandes multitudes establecían un lazo instantáneo con el hombre del país lejano. Sin embargo, el efecto a largo plazo fue mínimo. El público estaba preparado para amar al hombre, pero de la misma manera estaba preparado para ignorar su mensaje. En casi todos los países, la inmensa mayoría de los católicos romanos resultarían ser muy resistentes a las enseñanzas del papa Juan Pablo II. Aun en un país históricamente tan católico como Irlanda, donde más del 90 por ciento de la población asistía a misa una vez a la semana, las creencias estaban cambiando drásticamente.

    http://www.voltairenet.org/article159940.html

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s