ALL POSTS

DENUNCIA CONTRA MONS. FAURE Y LA INFILTRACIÓN EN LA TRADICIÓN


 

image

Quizás sea oportuna la publicación del siguiente escrito  estando, como al parecer estamos, ante la inminente formalización del «ralliement»  de la FSSPX con la Roma modernista, hecho fuertemente relacionado con la temprana infiltración de la Tradición.

He recibido un mensaje con un escrito cuyo asunto dice  «Denuncia Contra Mons. Faure Y La Infiltración En La Tradición«. Su autor es Fray Juan de Jesús O.M.Carm., antes conocido como Sergio Ruiz Vallejo, ex sacerdote de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X. El escrito es de muy difícil lectura  porque como he sabido después es una «exportación» de un documento PDF. En el escrito no hay separaciones de párrafos y se mezcla el texto con las notas. También aparecen signos y omisiones  de iniciales.  Pero el tema fundamental puede fácilmente colegirse. El escrito es la realización de una carta-amenaza enviada  a Mons. Willianson, si seguía adelante con la consagración de Faure (en el documento siguiente está el enlace) hecha con anterioridad a la  consagración. Como tiene gravísimas afirmaciones en las que se sugiere el carácter de infiltrado en la obra de Mons. Lefebvre,  del P. Faure,  y que por lo que parece contó con el encubrimiento de los hechos descritos con la aquiescencia del P. Smidberger, me resistí a publicarlo, sin tener antes otros testimonios de personas que pudieran dar indicios de las acusaciones. Una amiga y colega, que vivió los hechos y tiene gran autoridad en el tema,  me los ha dado. Y además me ha facilitado una copia del documento PDF perfectamente legible. Estos son sus puntos de vista:

Al P. Faure lo conocí bastante. Estando recién ordenado, fue el que acompañó a Mons. L. la primera vez que vino. M. L. regresó a Ecône y dejó aquí (en Bs. As., en esa época yo vivía allí) al P. F. Podría contarte varios detalles que no vienen al caso. La cuestión es que yo jamás hubiera sospechado de él, pero esto no es raro, pues, al decir de aquí, soy bastante “caída del nido” y no veo lo que tengo delante de las narices, aparte de que nunca se me ocurre pensar mal de nadie, y menos de un cura ¡y de uno dejado por M. L.! El caso es que ya entonces desapareció y nadie sabía dónde estaba. Sus desapariciones eran frecuentes, eso lo recuerdo, pero a nadie se le pasaba por la mente pensar en nada raro. Al P. Ruiz, el que escribe esto, también lo conocí, hizo todo el seminario en La Reja y fue de la primera camada de ordenados

Lo de las denuncias de infiltración que hicieron, es verdad, aún tengo una gruesísima carpeta tamaño oficio que dos seminaristas le llevaron a M. L. Fueron a mi casa y pretendían que yo los acompañara a Ecône para hablar con M. L. a lo que, a pesar de su insistencia, me negué. En esos momentos, ya lo habían sacado de en medio al hoy Mons. Morello, que hasta ese año había sido director del seminario, y lo habían enviado a Santiago de Chile.
Me llamó la atención lo que dice aquí el P. Ruiz sobre el P. F. el día de las consagraciones. Yo también estuve allí, y quedó grabada en mi retina la figura de él, de pie en lo alto de una escalera que conducía al comedor, contemplando la escena que se desarrollaba a sus pies. Me llamó poderosamente la atención, no sabría decir por qué. Y es verdad, a todos nos asombró muchísimo que no fuera él uno de los consagrados, pero más aún, que uno de los elegidos hubiera sido Alfonso de Galarreta  nos encantó porque “era uno de los nuestros”.
Andrés de Asboth, un personaje bastante raro. Por años fue el director de la revista Roma, pero, bajo la tutela de Roberto Gorostiaga. Cuando éste último se hizo sedevacantista y se fue de la Fraternidad, Asboth empezó a publicar, seguramente costeada por la F., pues él no podía hacerlo, la revista “Roma Eterna”, pero como si fuera la continuidad de la anterior, Gorostiaga lo denunció en la verdadera Roma que él siguió publicando. Este Asboth, se decía de la nobleza húngara (era húngaro de nacimiento), y llevaba un anillo con su escudo, que tenía una estrella judía. Además, creo que tenía bastantes contactos internacionales. Está enterrado en el seminario de La Reja.

Lo de el velorio judío del sr. Faure, lo supe por el P. Morello.

El P. Ruiz, en la foto que adjunta, pone erróneamente que Sixto de Borbón era hermano del Rey Juan Carlos.

Como dije al comienzo, fue por tu mail que leí esto. Además, hasta ahora no le había comentado a nadie que lo había recibido. Ahora mismo se lo voy a enviar al P. Julián Espina, que es uno de los padres que están aquí, él vivió todo esto, pues fue uno de los seminaristas expulsados de La Reja

Voy a pedirle su parecer acerca de su publicación.
El P. Ruiz, desde Méjico, apoyaba al P. Morello que se encontraba aquí en Córdoba con los seminaristas que lo siguieron. Ignoro si siguen en contacto, y tampoco sé si tuvieron algún problema entre ellos. Lo que aquí dice el P. Ruiz, a mí me lo dijo el hoy Mons. Morello, y está en el “mamotreto” de denuncias que poseo. Personalmente, sólo puedo dar testimonio sobre las extrañas desapariciones del P. F., su extraña actitud en lo alto de la escalera en Ecône, y lo que me ha contado M. Morello.

En unión de oraciones,

Firma (la publicaré con su consentimiento)

Como se ve son indicios importantes que en todo se compaginan con lo dicho en el documento.

Yo personalmente no puedo testimoniar nada porque desconozco totalmente  el asunto, y a las personas que intervinieron. Además, de la FSSPX apenas sé nada fuera de lo que hemos publicado en el blog que se limita casi exclusivamente a su posición teológica, que a mí me parece insostenible y contradictoria, por no decir apartada del sentido católico. Irónicamente diré que traiciona a la Tradición, que dice defender. Igualmente hemos publicado algunas entradas que son brillantes refutaciones, por parte de eminentes teólogos  sedevacantistas,  de la posición ideológica de Mons. Williamson. Él no cesa casi obsesivamente de atacar el sedevacantismo, con argumentos fútiles que una y otra vez han sido desmontados como también su posición teológica que es la de la FSSPX, aunque esté opuesto al dichoso «ralliement» al que, al parecer, estamos próximos a asistir.

Es en este contexto que tiene sentido la publicación de este escrito. Si bien, como es evidente, aquí se publican cosas que debieron haber sido dichas antes, no cabe duda que insinúan la infiltración en la FSSPX, quizás desde los días en que dos facciones se opusieron en el Seminario de La Reja, con la victoria de una de ellas y el descalabro personal de los otros. El autor del escrito atinadamente dice, en mi opinión, que en las denuncias hechas por la Fraternidad desde entonces,  que debieron haber sido concretas y personalizadas, sólo se habló desde entonces de palabras altisonantes como «Revolución» y «Liberalismo» pero evitando cuidadosamente hacer proyecciones personales o institucionales. Si fuera así, no tiene nada de particular que la deriva de la FSSPX tenga el final, que probablemente nos tocará contemplar muy pronto: Será el de otras instituciones que se han acogido al patronazgo de la Secta modernista conciliar, pero guardando las formas de lo que para algunos es esencial sin serlo en realidad: la Misa Tridentina, los sacramentos, los latines y las «puntillas». Una suerte de Alta Iglesia Anglicana dentro de la conciliar, a la que  quizás se le dé el nombre de «Prelatura» u «Ordinariato«. Es el colofón de algo que  Georges Vinson  (La misa Impía) llama «Sacramentolatría» en clara alusión a quienes desde diversas posiciones acusan a otros de «Papolatría».  Vinson  asegura que es la Fe católica, la que tiene el primer lugar y sólo después y si no es violada, la Misa Tridentina y los Sacramentos. Por no hablar de los latines. Muchos de los bienaventurados habrán podido salvarse sin Misa y Sacramentos (in re pero  no in voto), pero no sin Fe, como es dogmático sostener.

Pues bien parece que la FSSPX ha optado por los Sacramentos  antes que por la Fe católica, que incluye como nos asegura la Bula «Unam Sanctam» y otros textos del magisterio, la sumisión al Romano Pontífice y la obediencia a sus disposiciones (sin que haya que excluir la «resistencia» justificada  en cosas que no toquen la enseñanza y la disciplina eclesiástica).  O dicho de otra manera: la manera propia de entender la Tradición no puede ser la «criba» o «tamiz» de las enseñanzas papales, lo que irónicamente nos convertiría en «papas» del verdadero «papa».

En el siguiente documento que puede leerse cómodamente desde el enlace que aporto, el lector asume la responsabilidad de llegar a conclusiones sobre los hechos descritos, y de  lo que de ellos se deduce, por lo que deberá  ejercitar en grado sumo su sentido crítico. Igualmente sobre asumir como ciertos algunos hechos descritos, que no tienen pruebas concluyentes, a lo más fuertes indicios. Sería necesario, para llegar a una certeza moral, que otros testigos presenciales aportasen su visión de lo que aquí se describe.

image
Lea completo (27 p.)el documento PDF Denuncia contra Mons. Faure y las infiltraciones en la Tradición

 

 

7 respuestas »

  1. Fray Juan de Jesús O.M.Carm.,

    No se si el Padre Becerra ha tenido ocasión de leer su carta.

    Confirmo que hace ya varios años he escuchado Igual e idéntica denuncia de viva voz de parte del Padre Becerra, e incluso conozco fieles que le dieron la espalda por ese hecho.

    También que es uno de los sacerdotes que salió al mismo tiempo que Mons. Morello, Católicos alerta, lo menciona en la «masiva salida de sacerdotes y seminaristas de 1989»
    http://www.catolicosalerta.com.ar/fraternidadspx/padre-faure.html

    En esa misma página de Católicos Alerta viene más ampliamente explicada la infiltración, y las rarezas de uno de los Obispos que hoy aparece como de estricta observancia. También denunciado por el Sacerdote que dirigía Virgo María.

    Pues los infiltrados parece que se han hecho el propósito de desmantelarla cada tanto, pues antes de lo ocurrido en La Reja ya habían logrado hacer otro tanto con los de Estados Unidos, a estas alturas esta completamente dividida.

    Y la mitad ya se comprometió con Roma.

    Que triste.

    Oremos.

    Me gusta

  2. Saludos. Un comentario importante. En un conocido sitio de foros católicos, se inició un debate con el fin de difamar al R.P. Fr. Juan de Jesús. – Hace algunos días se envió este mismo mensaje a varios usuarios de Facebook que apoyaban a Mons. Faure.
    El día de hoy, el usuario que se usó para responder a las calumnias del sitio del foro mencionado, ha sido bloqueado.
    !Y el usuario de Facebook también!…. quien quiera los «print-screen» que lo demuestran, escriba al correo «secretarioomc @ gmail.com»

    Me gusta

  3. Que lamentable,
    Mentiras y mas mentiras por todos lados.
    Los tradicionalistas que lo saben en vez de ocultar la verdad deberían tomar cartas en el asunto y no obrar como lo hace la falsa iglesia, que persigue a los acusadores y defiende a los acusados sin investigación alguna.
    Son las únicas teorías de conspiración que si aceptan.
    Los que expulsaron son los malos por atreverse a denunciar.
    Los que se quedaron son los buenos porque según ellos, los denunciantes solo querían dividir a la tradición.
    DESPIERTEN

    Me gusta

  4. Es de lo más doloroso e inquietante, lo que acabamos de leer estos últimos días, pues hemos sido testigos de denuncias muy fuertes.
    ¿Es piso firme el que pisamos?
    ¿Hemos huido de la hoya y caído en el lazo?
    ¿ que es lo que encontramos entre las trincheras?
    aquí afuera, en el desierto…

    Que los defensores de la primera hora fueron también infiltrados.
    Que los que defienden la fe, se difaman o acusan mutuamente.
    Que que estamos siendo divididos al infinito, como los protestantes.

    Unos prueban que Mons. Lefebvre no fue ordenado, y por consiguiente ninguno de los sacerdotes Y SON MUCHÍSIMOS, sacedotes y obispos, entre la Fraternidad, San Pío X, la Fraternidad de San Pedro, y en la misma sedevacancia, los materialiter y los que no se como se autodenominen, esgrimiendo que solo los de Mons. Thuc, y que tal que entre los de M. Thuc se toman fotos con Malachi Martin que también es denunciado, y ¿que creen? , me despache toda la acusación que acaba de enviar el Secretario OMC, contra Mons. Faure, y ´¿que tal? el apellido Carmona, surge junto al de Calderón, ¿entonces como? ¿entonces, donde? ¿entonces con quién?debemos guiarnos por ello o solo por la doctrina, y los sacramentos, sin mirar de quien vienen? ¿o debemos asumir que no los hay, porque no hay más sacerdotes ni dentro ni fuera? ESTAMOS FRITOS. Encima la denuncia escrita contra Mons. Williamson. en Virgo Maria del Padre Schoonbroodt+ sin dejar pasar el ataque visceral contra Mons. Fellay por su acercamiento a Roma y ¿que tal si va por las almas, a tomar lo que nos pertenece, y no como se ha supuesto a venderse?

    Esto es terrible, viendo todo el panorama completo, aquí fuera, en las trincheras tampoco estamos en un lecho de rosas, sino en una constante zozobra

    Dios mío, apiádate de nosotros, que estamos siendo golpeados constantemente, son pisoteados los pastos y las fuentes de aguas donde debíamos pastar y saciar nuestra sed.
    Pero no estamos libres de culpa.
    Hemos pecado contra el Cielo y contra Ti, no merecemos ser llamados hijos tuyos.

    Arrepentidos y contritos pedimos tu perdón
    y a Tu Misericordia acudimos en nuestra orfandad,
    la Sangre derramada por el Cordero clama por nuestra salvación, y te la pedimos.

    ¡Sálvanos Señor, que perecemos!

    Señor ¿a quién iremos?
    solo Tu tienes palabras de Vida eterna.

    Salmo 25
    1 A ti, oh SEÑOR, elevo mi alma.
    2 Dios mío, en ti confío;
    no sea yo avergonzado,
    que no se regocijen sobre mí mis enemigos.
    3 Ciertamente ninguno de los que esperan en ti será avergonzado;
    sean avergonzados los que sin causa se rebelan.
    4 SEÑOR, muéstrame tus caminos,
    y enséñame tus sendas.
    5 Guíame en tu verdad y enséñame,
    porque tú eres el Dios de mi salvación;
    en ti espero todo el día.
    6 Acuérdate, oh SEÑOR, de tu compasión y de tus misericordias,
    que son eternas.
    7 No te acuerdes de los pecados de mi juventud ni de mis transgresiones;
    acuérdate de mí conforme a tu misericordia,
    por tu bondad, oh SEÑOR.
    8 Bueno y recto es el SEÑOR;
    por tanto, El muestra a los pecadores el camino.
    9 Dirige a los humildes en la justicia,
    y enseña a los humildes su camino.
    10 Todas las sendas del SEÑOR son misericordia y verdad
    para aquellos que guardan su pacto y sus testimonios.
    11 Oh SEÑOR, por amor de tu nombre,
    perdona mi iniquidad, porque es grande.
    12 ¿Quién es el hombre que teme al SEÑOR?
    El le instruirá en el camino que debe escoger.
    13 En prosperidad habitará su alma,
    y su descendencia poseerá la tierra.
    14 Los secretos del SEÑOR son para los que le temen,
    y El les dará a conocer su pacto.
    15 De continuo están mis ojos hacia el SEÑOR,
    porque El sacará mis pies de la red.
    16 Vuélvete a mí y tenme piedad,
    porque estoy solitario y afligido.
    17 Las angustias de mi corazón han aumentado;
    sácame de mis congojas.
    18 Mira mi aflicción y mis trabajos,
    y perdona todos mis pecados.
    19 Mira mis enemigos, que son muchos,
    y con odio violento me detestan.
    20 Guarda mi alma y líbrame;
    no sea yo avergonzado, porque en ti me refugio.
    21 La integridad y la rectitud me preserven,
    porque en ti espero.
    22 Oh Dios, redime a Israel
    de todas sus angustias.
    Amén

    Me gusta

  5. Estimada Adri:

    Le respondo de parte del R.P. Fray Juan de Jesús, (lo hago yo, porque el no sabe usar los blogs.)

    Le ruego que tome en cuenta, que no porque una persona tenga un apellido Judío, es mala. El mismo Padre ha hecho notar esto, (Véase la nota 14 de la “Denuncia…”). Lo que ha de guiarnos, más que nada, son las obras de las personas, lo que defienden. El documento principal, y que sirve para formarse un criterio de la situación, es la “Denuncia contra Mons Faure…” y a éste es al que el R.P. le da el mayor valor, por tratarse en el de HECHOS. Lo que las personas HICIERON. El documento de (“Informacion acerca de Mons. Faure”) es tan sólo un suplemento, para comprobar que además de la actuación del P. Faure, existen otras pruebas que coinciden con los hechos, para sospechar una infiltración.

    Pero esto no quiere decir que todas las personas que tienen apellidos judíos son malos, o infiltrados. Existen, como el Padre lo dice en su nota, muchos judíos de raza, que son católicos sinceros, como el caso de Sta. Teresa de Jesús. El Padre insiste en que reflexione Ud. Que uno pertenece a aquello que defiende, y esto no es una cuestión de raza, es una cuestión de bando.

    Tenga buen ánimo. No todas las cosas que se dicen en internet son verdaderas, es necesario un criterio muy bien formado para distinguir. En este caso, tome en cuenta tres factores de esta acusación, que generalmente no encontrará:

    -1. No es anónima, en ella están los datos de contacto del Padre.
    -2. Se hace bajo un juramento muy grave.
    -3. No existe ningún provecho personal en la persona que realiza la acusación.

    Notará que en mucha de la información que circula en internet, no hay ni esto, ni nada que se le acerque, y así, con tanta difamación que hay en internet, es comprensible que la gente desconfíe de todo lo que se dice.

    Guíese, sobre todo, por LA DIRECCIÓN que tienen las obras de las personas. Sí es en dirección de los VERDADEROS intereses de la Iglesia Católica, eso no lo hace el diablo ni los enemigos de Dios. Por lo demás, aún quedan muchos buenos sacerdotes, y buenos obispos.

    El P. Fr. Juan de Jesús le envía su bendición, y dice que si gusta llamarle, que con mucho gusto la atiende por teléfono, que está a su disposición. (Sus datos están en la primera hoja de la “Denuncia”.)

    Me gusta

  6. Dice San Juan Bautista: «Ya está puesta la segur a la raíz, y todo árbol malo será cortado y echado al fuego». ¿Cómo se conoce si el árbol es bueno o es malo? Pues por sus frutos.
    La «raíz» de la FSSPX NO ES BUENA, pues se constituye como congregación (aprobada después del «concilio») poniendo como fundamento de su existencia LO QUE NO POSEE OBJETIVAMENTE: esto es, el Orden Sacerdotal, ya que su fundador ni siquiera era sacerdote ni menos obispo, por defecto de materia, forma e intención, derivado ésto por uno que SIEMPRE fue masón desde ANTES de su entrada al seminario, y NUNCA ABJURÓ: Achiles Liénart.
    Como efecto lógico de su mala raíz, los frutos de la congregación, carente de las gracias inherentes al Orden Sagrado, se ha disgregado en pedazos.
    La primera ruptura en la Tradición fue producida por su fundador, debido a su permanente ambigüedad cuando no quiso declarar la vacancia de la Sede.
    En la Iglesia Católica todas las reformas en una Orden religiosa SIEMPRE obtuvieron MEJORES FRUTOS, nunca peores. La cantidad de «sacerdotes» que han salido de la FSSPX (por carecer ellos mismos del Orden Sacerdotal) no han dejado de generar divisiones enfrentadas, armando pequeñas congregaciones para subsistir debilmente, teniendo como base el enfrentamiento por una o varias razones con la «casa madre», pero NUNCA solucionando el problema de fondo: que es la carencia del Orden Sacerdotal.. Hasta que TODOS ellos no reconozcan su incapacidad sobrenatural -por falta de validez sacramental- se asemejan al novus ordo, que tampoco posee ni Orden Sacerdotal ni Sacramentos, de hecho desde el comienzo de la FSSPX, su fundador y los continuadores han buscado el reconocimiento de la «autoridad» apóstata.
    Los grupúsculos -que por su propia deficiencia e inhabilidad sobrenatural- ha generado la FSSPX son como frutos malos de un árbol malo. La «segur» hay que ponerla en la raíz, y no pretender encontrar uvas en los espinos.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s