ALL POSTS

AMARGA VERDAD: LA GRAN MENTIRA DE CARITAS


Pues amarga es la verdad, quiero echarla de mi boca      (Quevedo)

Caritas, la gran mentira

 

ED y AR.- “No den lo santo a los perros, ni echen sus perlas delante de los cerdos, no sea que las huellen con sus patas, y volviéndose los despedacen a ustedes” (Mateo, 7:6). Caritas es una ONG progre, independientemente de que muchos de sus miembros no lo sean, que secunda parte de los objetivos de la ingeniería social para la destrucción del alma europea. Para la implantación de esos objetivos, algunos colaboran haciendo pedagogía en los colegios y otros repartiendo bocadillos.

La inmigración, sobre todo la mahometana, es contraria a los intereses económicos, sociales y espirituales de España. Lo vemos a diario en nuestra crónica de sucesos. De no ser por el asistencialismo de Caritas, muchos de esos inmigrantes ya se habrían marchado. Inútil pretender que los miembros de Caritas se convencieran del terrible daño que están haciendo (que han hecho ya) al futuro de este país. Ellos creen a pies juntilla en el relativismo antropológico y en la fraternidad entre lobos y ovejas. Que lo crean de buena o mala fe es para nosotros asunto menor.

A través de los testimonios de decenas de lectores y los datos recabados por nosotros mismos, sabemos que Caritas ha priorizado las ayudas destinadas a la población inmigrante, en menoscabo de la autóctona. Cuando el reagrupamiento familiar consiste en que un inmigrante islámico se traiga a toda su familia (con las consecuencias a medio y largo plazo que esa medida trae aparejada y al ejemplo de algunos países europeos nos remitimos), nuestra obligación, como españoles pero también como cristianos, es la de oponernos a una medida tan suicida.

Este medio no ha vacilado nunca en llamar a las cosas por su nombre. El Cristianismo no puede ser nunca un cheque en blanco contra nuestra razón existencial y la vida de nuestras mujeres y de nuestros hijos. La participación de Caritas en la estrategia de las entidades inmigracionistas no nos puede llevar más que a considerarla como parte fundamental del problema, le guste o no a muchos católicos de buena fe.

“Pues amarga es la verdad, quiero echarla de la boca”, sostenía el conocido verso de Quevedo. Cada uno tiene su verdad. Las nuestras no cuentan con el beneplácito de los amos del momento. El camino elegido es duro y cuesta arriba, y nos llueven piedras desde muchos sitios, incluso de los católicos de salón y canapé.

Decía Gramsci que “hay que actuar con gran pesimismo de la razón pero con un fuerte optimismo de la voluntad”. Curiosamente, este pensamiento del teórico marxista tiene una innegable belleza, pues es una invitación a la fe, a aceptar las dificultades sin caer en la resignación y la renuncia, unida a la implícita promesa de la recompensa al final del camino. Los antiguos romanos decían, sin sospechar siquiera la similitud futura con la moral cristiana por venir: “Per aspera ad astra” (“Por la dificultad hacia las estrellas”).

Mientras el tiempo lo permita y las autoridades no lo impidan, seguiremos aportando nuestro grano de arena en esta tarea de ayudar a agitar (en el buen sentido de la palabra) las adormecidas conciencias de muchos de nuestros compatriotas. Aunque eso suene como excesivo, enfrentado al espesor del aletargamiento bovino de esta sociedad.

Caritas se ha convertido en una gran mentira. Y en algo tan inútil desde el punto de vista pastoral que ha sido incapaz de convertir al Cristianismo a una sola de las cientos de miles de personas de otras confesiones a las que lleva años alimentando gratis. Caritas es el caballo de Troya de la islamización de España. Esa es la realidad y lo demás es comentario. Fuera los anatemas laicos políticamente correctos que ya no asustan a nadie. La Iglesia en España chapotea en la mentira. Justo es subrayar que existen meritorias excepciones. Una de ellas es la del Padre Calvo, quien sostuvo hace poco que muchos de los que hoy son alimentados por Caritas serán mañana nuestros verdugos.

La jerarquía católica colabora con la mentira de Caritas enemiga de la sociedad cristiana. Esa es la verdad y lo demás es propaganda. Caritas no es el buen samaritano sino una exuberancia de estupidez suicida. Y si no que se lo pregunten a los coptos o a los cristianos en Nigeria o a Asia Bibi en Pakistán, incomunicada en cadena perpétua. No hay caridad para los cristianos, ni fraternidad. La Iglesia calla, cobarde y cómplice, mientras alimenta el conflicto en España. Esa Iglesia sólo atenta a sus privilegios y a su financiación y que vende al por mayor la mentira de Caritas.

Caritas es el comedor social de los musulmanes. Caritas es la media luna de los idiotas. Y no tan idiotas, porque resulta que de fomentar la amenaza musulmana con su demografía expansiva viven la friolera de 4.357 católicos oficiales, que están asalariados de Caritas, que viven de Caritas y en buena medida del contribuyente, porque el 33,70% de los fondos salen de los fondos públicos, de las administraciones locales (19.635.876 euros), las autonómicas (31.499.100), de la central (28.626.405) y de la Unión Europea (4.728.352). Datos oficiales de la web oficial de Caritas.

Por supuesto, hay que acabar con esta mentira, aunque algunos católicos oficiales amenacen con sus falaces excomuniones. Con nuestro dinero no se va a financiar a los islamistas. Para nada. No pensamos volver a dar un solo euro a la Iglesia, ni en el cepillo, ni mucho menos poner la crucecita. Y animamos a todos a hacer lo mismo.

Caritas es mentira, grosera mentira. Es una coartada del sistema y un quintacolumnismo islámico. Ni un euro a Cáritas. Ni un euro a la Iglesia. La verdad nos hará libres y Cáritas es mentira, es la media luna camuflada con la crucecita.

De Alerta Digital

Categorías:ALL POSTS, Islam

Etiquetado como:,,,,

2 respuestas »

  1. Que tristeza!, que una asociación que se autodenomina «católica», haga estas cosas, en vez de alimentar al hombre necesitado, que necesita comer, prefiere alimentar a los de las otras religiones, viendo que tantos católicos, que sufren de hambre, no reciben el alimento.
    Así también, muestro mi rechazo de lo que hace la FAO, que prefiere despilfarrar el dinero, antes que ayudar a los que sufren de hambre en el África. El hambre es uno de los problemas de ahora, y veo que a Francisco, no le importa si muchos católicos mueren de hambre, pero si son musulmanes, judíos, protestantes, ateos, si les toma importancia.
    Y todavía muchos de la Iglesia Novus Ordo Misae, en especial los apologistas, utilicen con tal osadía, y hasta cinismo, que la «Iglesia» defiende a los más necesitados.
    Que Dios juzgue, con la mayor severidad estas cosas.

    Y respondiendo el Rey, les dirá: En verdad os digo , que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos pequeñitos, a mi lo hicisteis. Entonces dirá también a los que estarán a la izquierda: Apartaos de mí malditos, al fuego eterno, que está aparejado para el diablo y para sus ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer: tuve sed, y no me disteis de beber… Entonces ellos también le responderán, diciendo: Señor: ¿cuando te vimos hambriento, o sediento…y no te servimos? Entonces les responderá, diciendo: En verdad os digo: que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos pequeñitos , ni a mí lo hicisteis. E irán estos al suplicio eterno; y los justos a la vida eterna. (Mateo, 25, 40-46)

    Me gusta

  2. Todas las fundaciones diseñadas para evadir impuestos deben ser expuestas, porque detrás de muchas, de esas nuevas modalidades de siempre que «pague el otro», se encuentran verdaderas mafias.Mientras se hablaba de los Caritas en un país, por el otro los privilegiados del modelo de siempre, eran avisados para retirar sus dineros antes de declarar que a los decentes, se les iban a robar todos sus ahorros. De esa manera los avisados, podían regresar cuando las aguas calmaran a seguir robando para la corona de la hydra y su simiente maligna. . Y como es parte del genesis de los fariseos y es su siniestra modalidad es bueno que aquellos que estan para eso no callen porque lo seguiran haciendo tantas veces más mientras las sociedades lo permitan. Antes la Iglesia, cuando era católica denunciaba tanto sobornos excesivos, como la usura. Hemos aceptado sin denunciar robos imposibles de admitir. Y cambian los gobiernos pero sobre todos, siempre estan ellos. Empobrecer a la clase media y si es cristiana mejor para ellos, es su modalidad, y esto ocurre, no de hoy, sino desde el inicio de la Iglesia.No se necesita demasiado para darnos cuenta que el vaticano montiniano, 2013-2016, se ha convertido en un centro político.o unidad basica,. no hay mafioso que no reciba. Lo mejor sería para el mundo y su país que el señor Bergoglio que es Francisco, para la obra farisea y el plan de demonios, de los lucis trust y share internacional con su idolatrada, y corrupta, ONU. RENUNCIE. Gracias.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s