ALL POSTS

LA LÍNEA MEDIA O NEOCÓNICA DE LA ‘IGLESIA’ CONCILIAR


 

El siguiente articulo traido del blog  Sursum Corda describe bien el llamado mundo neocón que tiene afinidades -pero no coincide  con   la constelación lefebvriana o pseudo- tradicionalista de la Iglesia conciliar. Ambas «sensibilidades» se respetan y se miran de reojo, pero coinciden en una cosa, su obsesión con los verdaderos católicos a los que despectivamente llaman  «sedevacantistas» reprochándoles con mil cariñosos epítetos:  cismáticos, herejes, fariseos, protestantes, puntillosos.. De hecho para ellos decir » sedevacantista» es decir todos los males sin mezcla de bien alguno.

Los más conspicuos de sus representantes, por lo menos en España, no se cansan de recordar que el papa ejerce su infalibilidad «rarísimas» veces o en contadas ocasiones. De hecho si se les pregunta aseguran que no fue ejercida por los últimos papas (nunca dirán conciliares). También dicen que el Concilio Vaticano II, fue un » Concilio pastoral» y por lo tanto  no infalible. En realidad prescinden un poco de él y alguno ha llegado a decir que no se hable tanto de él, sino que se le de el tratamiento de cualquier otro concilio, por ejemplo el de Calcedonia.

Siguiendo esta línea han acabado por reconocer, siguiendo a sus gurús Roberto de Mattei y Sandro Magister, que hubo papas herejes y que Francisco puede muy bien serlo pero eso no quita que sea el «verdadero papa» o «mi papa» como cariñosamente dice un conspicuo neocón (esta palabra no les gusta)

Respecto de la misa, es verdad que  aman la misa en latín o tradicional (sin entrar en más distinciones, Tridentina, la de 1962, «una Cum»)  pero acto seguido dirán que la Nueva misa es tan Santa como ella. Para ellos los papas, han tenido  autoridad para cambiar los ritos sea el de la misa, sea el de las ordenaciones, y por lo tanto todos los cambios son aceptables e incluso santos.

La virtud preferida de ellos es la «obediencia» y se ponen nerviosos cuando se les recuerda que San Pedro dijo aquéllo de que » hay que obedecer a Dios antes que a los hombres».

El importante tema de la «libertad religiosa» que aprobó el concilio al decir que cualquiera en virtud de su «dignidad humana» puede seguir sus ideas en materia religiosa (como los librepensadores del siglo XIX) y por supuesto profesarlas en público, ellos lo reducen a decir falazmente que no se puede obligar a nadie a profesar la fe (como si esto fuera la enseñanza de la Iglesia). Su figura señera en este campo es «San José María» cuyo lema visto  y aplaudido a rabiar (en un vídeo) fue que sus hijos «podían decir y pensar lo que les dé la gana». De hecho muchos de sus queridos hijos, aunque sólo una pequeña parte, han sido y ejercido de comunistas, nacionalistas, separatistas y otras opciones que ejercen en el uso de su » dignidad humana»

La línea media (me refiero a España) está contenta con los Kikos que se llenan de hijos, recorren el mundo para anunciar el Evangelio, tienen muchas vocaciones…Respecto, de la pureza de su Fe católica, cierran benévolamente los ojos.

El saber cerrar los ojos a lo que no quieren ver, a lo que dice o hace Francisco,  a los fallos profundos,  evidentes en la iglesia conciliar, es su principal virtud.

Por último los «conservadores» de la línea media, queda definidos por «conservar» ante todo su estatus, sus nóminas, sus cargos, o como suele decirse «su cocido» de cada día sin poner nada de ello en peligro. Ellos son ambiciosos «quieren el Cielo y la tierra». El lema del Príncipe de Lampedusa, «cambiarlo todo para conservarlo todo» ellos lo entienden así : «Aunque cambie todo, nosotros lo conservamos todo» nos quedamos con el cielo y la tierra. Fuera de nosotros está el cisma, la herejía y en última instancia, el infierno.  Éste queda para los » sedevacantistas» porque los infieles, herejes, judíos, protestantes  etc.. Tofos se salvan según la doctrina de los papas conciliares y de Francisco, «mi papa».

A continuación el texto que traigo que viene acompañado, aunque yo he prescindido de ella, de la carta de los 45 que puede verse en el blog (Carta de los 45…) acompañada de las herejías cuidadosamente  apostilladas por Iraburu, que llega a decir que la «Amoris Laetitia» «es verdadero magisterio del «papa» (frente a Burke)  fuera de lo que no lo es por estar en contradicción con la doctrina de la Iglesia». Nueva versión de la «Verité de La Palice» : «Majestad todos los soldados han sobrevivido fuera de los que han muerto en combate»]

Línea Media: La última estupidez de la Línea Media

Cómo es bien sabido, aquí en Sursum Corda rechazamos a la llamada “línea media”, es decir, aquella posición, supuestamente prudencial de ciertas personas que critican y sostienen que el Conciliábulo Vaticano II enseñó el error (y herejías), que el magisterio pontificio desde, por lo menos, Montini/Paulo VI hasta nuestros días es cuando menos “confuso” y que la Nueva Misa expresa, necesariamente una doctrina diferente a la doctrina católica verdadera.

Este grupo es un grupo conservador. Como tales, ellos sostienen que la Iglesia Católica subsiste en la Iglesia Conciliar y que todas las autoridades heréticas de la Nueva Religión que suplanta a la Iglesia de Cristo son igualmente válidas y por principio lícitas. Este grupo es conservador (o conservante) en tanto que, al igual que lo hiciera Lefebvre, piden a Roma (la misma Roma que según ellos mismos admiten, propaga errores y herejías por doquier) el “permiso” para realizar el experimento de la tradición.

¿Por qué rechazamos a la línea media? Simplemente, porque no es una postura católica. Está inspirada en el ritualismo y la High Church anglicana que existe hasta nuestros días. Aman la misa tridentina, gustan que las mujeres vayan con mantilla y ellos presentarse de manera decente y con recato en las Iglesias. Piden que se habiliten misas tridentinas en cuanta parroquia sea posible y con eso sólo ya se contentan. [Juzgando lo que dicen ellos] la fe muere en la expresión de un culto más o menos ordenado,  porque así como pueden ir a la Misa Tridentina, pueden, sin problemas, asistir al Novus Ordo celebrado por un sacerdote más o menos prolijo. La línea media no es católica, sino que es modernista, ya que comulgan con Wojtyla/JP2, para quien la fe y la liturgia que expresa esa fe, es una sentimiento, doctrina ya condenada por San Pío X.

Para los modernistas conservadores de la línea media, Bergoglio es Papa y es tan Papa como lo fue San Pedro, con la diferencia que está contaminado de liberalismo y modernismo. A diferencia de los lefebvristas no se atreven (ni se atreverán) a abrir un apostolado paralelo, pero no dudarán en apoyar a cuanto grupúsculo farisíaco se levante, con tal que celebre la Misa Tridentina indultada por las mismas autoridades modernistas y heréticas que día a día persiguen y tratan de destruir a la Iglesia Católica, hoy en las catacumbas, la Iglesia que resiste la marea conciliar y modernista.

Hoy me llegó un corre muy interesante. Es la última estupidez de la Línea Media: una junta de firmas con el fin de que las autoridades modernistas de la Iglesia Conciliar del Vaticano II (los mismos que sostienen todas las herejías ya condenadas en el Evangelio y que dan su apoyo a los modernos heresiarcas Anás y Caifás) condenen el escrito Amoris Laetitia del anticristo Jorge Bergoglio.

Algunas preguntas interesantes:

  • Si el escrito Amoris Laetitia es herético ¿Significa que el «Papa» promulgó una herejía?
  • ¿Cómo es posible que un Papa Católico haya promulgado por su autoridad y como Papa un documento que contiene enseñanzas que van contra la fe y la moral cristiana?
  • Si el Señor Jorge Bergoglio es Papa ¿Cómo se atreven estos «católicos» a levantar juicio contra él, su enseñanza y por lo tanto su doctrina?
  • ¿Admiten estos teólogos que el Papa puede desviarse de la Fe y seguir siendo Papa?
  • Y si un Papa puede desviarse de la fe y seguir siendo Vicario de Cristo ¿Falló Cristo a la promesa de asistir a la Iglesia hasta su Segunda Venida?

Preguntas que sería muy bueno, ellos pudieran contestar alguna vez.

 

 

 

 

2 respuestas »

  1. Sobre esta petición le escribí hace unos días, Moimunan. Es increíble el grado al que han llegado. Le dicen a su papito que tal vez algunas cosas que hay allí en los amores de Leticia, pueden ser interpretadas como heréticas, Los iraburistas nos han explicado hasta el cansancio lo de los grados magisteriales, y el propio examinador en jefe de papas sería el habilitado para definir, en un escrito papal, qué cosa es magisterial y qué cosa no, porque no hace referencia a ningún órgano oficial de la secta. Todo es personalista, voluntarista: ah, qué bien Fulanito, un campeón de la Fe. Todo va en gestas individuales. Aplausos para este, befas para aquel, que sin embargo viajan en su mismo barco oxidado y agujerado, simil barato de la Barca de Pedro.

    Esto es «a ojo de buen cubero», ante la duda, consulte usted al iraburismo. Es insólito: nos dicen que quien debería enseñar, debe ser re-examinado por otras autoridades sui generis, a efectos de determinar el grado magisterial de la enseñanza, y el titular censor de papitos conciliares, ha llegado a decir que siempre ha sido así. Oiga, aunque sea por viejo, debería caérsele la cara de verguenza. Que siempre ha sido así, que un teólogo que ande por allí tenga que explicar el grado magisterial de una Encíclica Papal?… vamos, hombre. A otro perro con ese hueso.

    Y ellos, los mismos que nos hablaron de la necesidad de acompasarse a los tiempos, traen de los pelos ejemplos forzados de hace mil años, que además no se dieron en el sentido que ellos dicen. Así es como surge la sugerencia de que un papito de ellos podría ser herético, aunque esto el iraburismo en general aún no lo ha traducido del original inglés. Parece que su titular a tanto no se anima: sigue insistiendo en que no puede ser herético porque hay grados magisteriales, y si es herético… oremos, oremos. Eso en jerga futbolística se denomina: patear el balón para adelante.

    Siempre dicen las mismas tonteras, refiriéndose a escritos papales netamente circunstanciales y que se agotan en sí mismos, sobre asuntos puntuales, dictámenes que se le solicitaron, cuestiones internacionales, asuntos de límites, etc. Pero estas cosas leticianas de Bergoglio, son per se genéricas, y no puntuales.

    No van a hacer nada, porque nada quieren ni pueden hacer. A lo sumo, lograrían quitar a un falso pontífice para poner a otro. Pero ni esto va a pasar, porque lo que ellos hacen es el gesto, para cumplir con su público cautivado y cautivo por sus falsedades, y luego esperan que la gente se olvide, como en el foro iraburista se ha visto innumerables veces cómo corren los límites de su tolerancia siempre más allá de la última tontera de sus jefes.

    Me gusta

  2. El autor del post citado, a pesar de darse cuenta que la Iglesia Católica NO SUBSISTE en la Ramera, sin embargo llama «usurpadores» a los jerarcas de la falsa iglesia idolátrica y blasfema, con lo cual considera que en Roma de alguna manera debe «subsistir» la verdadera Iglesia, y por lo leído, no distingue entre las Dos Mujeres del Apocalípsis, que son distintas y con fines diametralmente opuestos.
    El autor se dice «católico a secas» sin comprender que hoy no se puede ser católico si no se es sedevacantista, pues la Sede de Pedro está VACÍA, no usurpada, pues la Iglesia Católica no tiene más la Sede del Primado en Roma. Está en «el desierto», sin Cabeza Visible. Lo que pasa que el autor del post en cuestión rechaza cualquier alusión al «conclavismo» (como lo llama), pero no obstante se pregunta: «Y si un Papa puede desviarse de la fe y seguir siendo Vicario de Cristo ¿Falló Cristo a la promesa de asistir a la Iglesia hasta su Segunda Venida?» Y yo pregunto: ¿Cuál es la manera de asistir a la Iglesia y no fallar en Su Promesa si El mismo ha revelado por boca del Magisterio que San Pedro DEBE tener perpetuos sucesores? Si un cónclave fuera del todo imposible significaría -para el autor- que la Iglesia Católica ya no es Militante, y que por tanto ya no habría lugar para la Promesa de asistirla sobre todo en los últimos combates frente a la Apostasía generalizada?
    La llama «sede usurpada», pero, la usurpación se entiende de cargos legítimos, no de «cargos» que no existen por herejía. Bergoglio y los «papas» anteriores, no tuvieron cargo legítimo, sino que son miembros y jerarcas de OTRA iglesia, que es la Ramera, y NO la Esposa del Cordero, que está con SEDE VACANTE desde la muerte de Pio XII.. «Vacante: dícese del cargo que está sin proveer» (Diccionario Sopena).
    Por tanto, si el autor considera que no está vacante el cargo, cierra las puertas para que en algún momento haya en la Iglesia Católica un legítimo y válido sucesor de San Pedro. ¿O será, acaso, que crea que el Principio de unidad y de gobierno YA no es necesario en la Iglesia?. ¿Que el que tiene como misión custodiar el Depósito y confirmar en la Fe a sus hermanos -según el mandato de Cristo instituyendo a San Pedro como Cabeza y Fundamento de la Fe de la Iglesia- no existirá más hasta la Parusía? ¿Y cómo sabe cuándo será la Parusía?
    El DEBER de la Iglesia es proveer de un Papa a la Iglesia cuando la sede está vacante, sin hacer conjeturas sobre la proximidad de la Parusía para no actuar, con la excusa -expuesta por el autor en más de una ocasión- que «es la Iglesia la que nos salva, y no nosotros a Ella». ¿Acaso pretende que la herejía y la apostasía reinante tenga fuerza como para impedir que los católicos -Obispos, Sacerdotes y Fieles- podamos proveer de un Papa verdadero a la Iglesia de Cristo?
    ¿En que estriba, sino, la diferencia que el autor dice tener frente a la FSSPX, frente a los sostenedores de la tesis del «papa materialiter», si resulta que la Sede no estaría vacante, sino «usurpada»? ¿Es que de alguna recóndita manera creerá que los herejes pueden poseer cargo y jurisdicción en la Iglesia Católica? ¿O que -en el remotísimo caso- que pudieran convertirse, sólo por ello ya quedan constituidos como Jerarquía?
    Pareciera que con esas consideraciones dejara al Cuerpo Místico en la cuerda floja y haciendo de equilibristas a los católicos, pues sin la Cabeza Visible, no tenemos la certeza de no desviarnos de la Fe!!! Ya lo había dicho León XIII que sin el Papa «los Obispos son muchedumbre confusa y perturbada»…por tanto y después de más de medio siglo ¿qué pasa con la Fe de todo el resto de los bautizados? ¿A quién seguimos, pues «donde está el Papa está la Iglesia y donde está la Iglesia está Cristo»?….¿O esta verdad también quedó borrada?

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s