ALL POSTS

BRUTAL TOTALITARISMO SANITARIO


Totalitarismo Sanitario Brutal

Miles Christi – 12/04/2021

Descargar Documento PDF

                          

Ver el video: 

Totalitarismo sanitario brutal y despiadado bajo el pretexto de “cuidarnos”.

Hay que abrir los ojos de una buena vez. Ya ha transcurrido más de un año desde el comienzo de este atropello inaudito a la razón, a nuestros derechos personales y a nuestras libertades fundamentales y la mayoría de la gente sigue como si nada ocurriera, sumida en la pasividad y la indiferencia más absolutas, cual rebaño de borregos masificados, incapaces de pensar por sí mismos, de cuestionar la versión oficial, de investigar recurriendo a fuentes de información independientes, sin conflictos de interés con la industria farmacéutica ni con el Estado, de percibir la profunda anomalía de todas las medidas brutales que se han impuesto a escala mundial y que están devastando la economía, la salud y la vida social y familiar de la gente.

Basta ya de hacerse eco de la propaganda del miedo impartida por los medios de prensa subvencionados por el sistema para adoctrinar a la gente, silenciando sistemáticamente a las voces disidentes y descalificando como “conspiracionistas” a quienes se atreven a señalar las incoherencias del relato oficial y la nocividad de las disposiciones adoptadas por los gobiernos, que siguen servilmente las consignas emanadas de los organismos eugenésicos mundialistas, promotores de la “cultura de la muerte” contraria a la familia y a la simple decencia natural (aborto, eutanasia, homosexualismo, transexualismo, etc).

Hay que tener muy en claro cuál es la mentira de base sobre la cual se funda esta patraña global: esto no es ni nunca ha sido para cuidar nuestra salud de un supuesto “virus devastador” -su tasa de letalidad es bajísima-, acá no hay ni nunca ha habido una “pandemia”, las cifras así lo demuestran: la mortalidad en 2020 ha sido la misma que la de los años precedentes, en Argentina y en cualquier país del mundo.

La verdadera pandemia es la de los falsos positivos, fabricados en serie con una prueba de PCR que no fue concebida para efectuar diagnósticos médicos. Así lo declaró públicamente su inventor, Kary Mullis, premio Nobel de química en 1993, quien curiosamente “falleció”poco antes de que este circo infernal comenzara.

Mullis, hombre de gran personalidad e independencia de juicio, se habría opuesto categóricamente a que se utilizara su invención para declarar una “pandemia”, confinar al mundo entero e imponer la “vacunación universal” preconizada por Bill Gates. Es en base a estos “diagnósticos” falsos que se han tomado todas las medidas nefastas para la vida de la gente -desde el “confinamiento” hasta la “virtualidad”- en prácticamente todos los ámbitos de la vida social.

Pongamos las cosas al derecho: no es la “vacuna” la que vendrá a poner un término a la “pandemia”, sino que es la “pandemia” la que fue artificialmente creada para forzar a toda la humanidad a recibir la “vacuna”. Y para ello utilizarán todo tipo de extorsión, coacción y chantaje imaginable: emocional, administrativo, profesional, familiar y financiero                                -pensemos, por ejemplo, en el proyecto de pasaporte sanitario digital-.

Detrás de la fachada de “filántropos” que se han fabricado, se disimula una casta de multimillonarios perversos y megalómanos, carentes de toda conciencia moral y desconocedores de lo que es la empatía hacia sus congéneres, a quienes solo consideran como parte de sus estadísticas de población, producción y consumo, con vistas a incrementar sus colosales fortunas.

Bill Gates: “La normalidad solo volverá cuando hayamos vacunado a toda la población mundial”

Ya es tiempo de dejar de mirar hacia otro lado y de ignorar la realidad. Todo esto APESTA y transpira la MENTIRA por donde se lo considere. La verdad es que nos hallamos ante un ENGAÑO CRIMINAL sin precedentes, ante una MANIPULACIÓN PSICOLÓGICA de una perversidad nunca vista, ante un GOLPE DE ESTADO planetario del mundialismo financiero eugenésico (Bill Gates y sus secuaces), y ante lo que es, sin asomo de duda, la mayor operación de INGENIERÍA SOCIAL de la historia y el mayor CRIMEN CONTRA LA HUMANIDAD que se haya perpetrado jamás.

Atrevámonos a llamar las cosas por su nombre: estamos confrontados a una auténtica Tiranía Sanitaria Mundial, cuyo único objetivo es el de empobrecernos, silenciarnos, controlarnos, doblegarnos psíquica y emocionalmente, disminuir drásticamente la población mundial, reemplazando al ser humano por la robótica y la inteligencia artificial, y convertir a quienes sobrevivan a las tóxicas “vacunas” experimentales en una suerte de esclavos -auténticos zombies espirituales- del mundialismo tecnocrático, ciento por ciento dependientes de las subvenciones del Estado -ya se habla de instaurar una “renta básica universal”-, sin las cuales casi nadie podrá subsistir.

SALGAMOS DE NUESTRO LETARGO. MIREMOS LA REALIDAD DE FRENTE. LA HORA DE REACCIONAR ES AHORA

ALZAR LA VOZ, CON SERENIDAD Y PACÍFICAMENTE, PERO CON FIRMEZA Y CONVICCIÓN – DECIR BASTA AL ATROPELLO, A LA PREPOTENCIA Y A LA ARBITRARIEDAD – ALERTAR A NUESTROS SERES QUERIDOS – PERDER EL MIEDO – PROTEGER NUESTRA LIBERTAD – DEFENDER NUESTROS DERECHOS – DENUNCIAR LA MENTIRA – REHUSAR SER CÓMPLICES DEL ENGAÑO – NO DEJARSE VACUNAR BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA Y RECHAZAR TODO TIPO DE CHANTAJE EMOCIONAL AL RESPECTO – OBRAR SIEMPRE CON PLENO DISCERNIMIENTO Y SOLO DAR NUESTRO CONSENTIMIENTO LIBRES DE TODA PRESIÓN SOCIAL, EXTERNA O INTERNA – PROTEGER A NUESTROS NIÑOS – RESPIRAR, HABLAR Y ESCUCHARNOS NORMALMENTE – DECIR “NO” AL CONFINAMIENTO, AL DISTANCIAMIENTO, AL ENMASCARAMIENTO Y A LA “VIRTUALIDAD”.

PRESERVEMOS NUESTRA HUMANIDAD: EL SER HUMANO VIVE DE “PRESENCIA” Y SE EXPRESA A TRAVÉS DE SUS GESTOS FACIALES Y CORPORALES Y DE LA MODULACIÓN DE SU VOZ: SONRISAS, ABRAZOS, ENTONACIONES Y TODA LA GAMA DE SU SOCIABILIDAD NATURAL Y ESPONTÁNEA.

VIVAMOS SIN TEMORES ARTIFICIALES, INOCULADOS POR UNA BANDA DE PSICÓPATAS QUE BUSCA REDUCIRNOS A UN ESTADO PATOLÓGICO DE ANGUSTIA PERMANENTE Y A CONTROLARNOS A TRAVÉS DEL MIEDO Y DEL AISLAMIENTO SOCIAL.

MARCHEMOS CON LA FRENTE EN ALTO Y LA MIRADA SERENA PUESTA EN EL CIELO, NUESTRA VERDADERA PATRIA, ADONDE ALGÚN DÍA IREMOS, JUNTO A QUIENES AMAN LA VERDAD Y DAN TESTIMONIO DE ELLA.

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, EN VOS CONFÍO.

INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA, RUEGA POR NOSOTROS.

Para mayor información:

Boletín informativo V

Un año de Tiranía Sanitaria Mundial

Miles Christi 2020-2021: Una selección temática

Categorías:ALL POSTS

8 replies »

  1. Ya no hay “seres queridos a quien alertar”. Nuestra esposa nos dejó hace años, esclava del feminismo. Nuestros hijos hace tiempo que no son nuestros, sino del Demonio. En parte porque se los entregamos en la escuela, por tv, por internet, por nuestro mal ejemplo. Nuestros amigos tampoco son dueños de ellos mismos. Hace tiempo.

    “La hora de reaccionar es ahora”. Hace años que estamos sembrando lo que ahora recogemos.
    Penitencia tuvimos que hacer entonces y ahora.

    “Alzar la voz”. En eso nos pareceremos a los balconazis.

    A pesar de ser el origen del artículo un blog religioso, su enfoque es puramente conspiranoico (sólo cita el cielo en la última frase).

    Me gusta

  2. Francisco: los que pensamos por nosotros mismos, denominamos balconazis, vecinos stasi etc, a aquéllos de nuestros congéneres que cegados por el miedo y a veces por la maldad, denuncian ante la policia a quienes ejercen su derecho a respirar, a moverse, a ser libre. ¿Cómo puede usted decir que alzar la voz contra estas élites satánicas mundialistas nos hace parecernos a los balconazis? Piensa usted antes de escribir? Porque esto es ofensivo y habla de su catadura moral.

    Por otro lado, no generalice, si usted le ha entregado a sus hijos al demonio, no diga que todos hemos cometido semejante barbarie. Los hijos son de Dios.

    Y para terminar:mezcla churras con merinas, ningún blog es origen de ningún artículo, es el sitio web que lo aloja. Y puede publicar artículos de muy diversa índole. Pero concretando en este artículo al que usted tilda de conspiranoico: describir la situación que tristemente estamos viviendo ¿es una conspiranoica? Disculpe, pero su comentario está lleno de contradicciones y confusión…

    Me gusta

  3. Para Yomisma:

    A mí me parece que:

    Conspiranoico: aquel que se queda en las ramas y no ve el tronco de lo que ocurre en el mundo.

    – Ni en cuanto a los que lo dirigen: y creen que son “multimillonarios perversos y megalómanos”, “BANDA DE PSICÓPATAS” (realmente es el Demonio).

    – Ni en cuanto a lo que pretenden, y creen que quieren imponer un “mundialismo tecnocrático”, “mundialismo financiero eugenésico”, “ingeniería social”, “BUSCA REDUCIRNOS A UN ESTADO PATOLÓGICO DE ANGUSTIA PERMANENTE Y A CONTROLARNOS…”,… (al Demonio lo que le importa finalmente es que cada uno nos condenemos, todo lo demás son medios para conseguirlo. Y si no entendemos el fin, mal vamos a poner los medios para evitarlo).

    Esto respecto a los conspiranoicos que se basan en hechos reales: “Gates ha dicho tal”, “el gobierno ha decretado pascual”.

    Hay conspiranoicos que además se basan en hechos incomprobables y/o falsos: “los estraterrestres están enfadados”, “en China crearon un virus”,…

    – – –
    Los que no son creyentes interpretan lo que ocurre como los niños que miran un espectáculo de titiriteros: se creen que los títeres tienen vida, y gritan, “alzan la voz”, intentando intervenir en la historia y no ven al titiritero.

    Nosotros no debemos dejarnos arrastrar por el comportamiento que nos sugieren los no creyentes.
    – – –
    En mi barrio los balconazis “alzan la voz” y gritan al que no lleva mascarilla.
    – – –
    Santo domingo
    (yo no voy a decir más cosas sobre este asunto)

    Me gusta

  4. “Los que NO SON CREYENTES interpretan lo que ocurre como los niños que miran un espectáculo de titiriteros: se creen que los títeres tienen vida, y gritan, “alzan la voz”, intentando intervenir en la historia y no ven al titiritero. Nosotros no debemos dejarnos arrastrar por el comportamiento que nos sugieren LOS NO CREYENTES.”

    ¿De dónde colige Ud. que no soy creyente? Manifiesto exactamente lo opuesto:

    “MARCHEMOS CON LA FRENTE EN ALTO Y LA MIRADA SERENA PUESTA EN EL CIELO, NUESTRA VERDADERA PATRIA, ADONDE ALGÚN DÍA IREMOS, JUNTO A QUIENES AMAN LA VERDAD Y DAN TESTIMONIO DE ELLA. SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, EN VOS CONFÍO. INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA, RUEGA POR NOSOTROS.”

    Me permito citar al respecto un pasaje de un artículo del mes pasado, que Ud. leyó y que comentó, por lo cual su postura acerca de mi supuesta “incredulidad” demuestra su mala fe:

    https://gloria.tv/post/VSsnsDTQK4SA24meU4VqtcRHhhttps://moimunanblog.com/2021/03/13/un-ano-de-tirania-sanitaria-mundial/

    Me parece esencial tener presente que no es posible hacerse una idea cabal de la situación actual sin adoptar una mirada teológica frente a los acontecimientos que se desarrollan ante nosotros, en particular desde el comienzo de esta supuesta “crisis sanitaria mundial”. Y una mirada escatológica, para ser más precisos…

    El libro del Apocalipsis, en su decimotercer capítulo, describe el panorama que ofrecerá ese mundo unificado política y religiosamente, bajo el mando del Anticristo y del Falso Profeta, ambos al servicio del Dragón, con los “moradores de la tierra” sucumbiendo masivamente ante el engaño universal montado por esta trinidad diabólica. Y quien no se deje arrastrar por su poder seductor, y rehúse recibir “la marca de la bestia” en la mano derecha o en la frente, no podrá “comprar ni vender”, se convertirá en un paria social y sufrirá una persecución despiadada.

    El Anticristo aun no se ha manifestado públicamente, y la “vacuna salvadora” decretada por el “filántropo” Bill Gates para toda la humanidad -que nadie debe dejarse aplicar, pues está concebida para causar daño-, no es la “marca de la bestia”. No obstante, todo lo que viene sucediendo desde hace seis meses apunta inequívocamente en esa dirección, es un entrenamiento, un ensayo general, que persigue el objetivo último de instaurar ese Nuevo Orden Mundial a cuya cabeza estará el Hombre de Pecado.

    Así pues, esta crisis “plandémica” global [25] nos ha hecho entrar de lleno en la “recta final” que conduce inexorablemente a los tiempos escatológicos anunciados por el apóstol San Juan. El período conocido como “Apocalipsis” se refiere, bíblicamente, a la fase histórica que precederá la Parusía [26] o regreso glorioso de Nuestro Señor Jesucristo, y su duración es de siete años. El libro de Daniel es claro al respecto: habla de una “semana de años”, conocida como la “septuagésima semana”, de su célebre profecía de las “setenta semanas”, en su capítulo noveno [27].

    Esta semana de años aún no ha comenzado y, obviamente, ignoro cuando lo hará. Su inicio estará dado por la venida del profeta Elías para evangelizar al pueblo judío, cuya misión ocupará la primera mitad de la semana. La segunda mitad corresponderá al reinado universal del Anticristo. Esta semana de años -es decir, el Apocalipsis-, como es bien sabido, será un tiempo muy difícil de sobrellevar, para emplear un eufemismo. Nuestro Señor lo expresó con claridad:

    “Habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá” (Mt. 24, 21).

    Para no sucumbir al desaliento tendremos que armarnos de paciencia y encomendarnos a la protección de Dios, con total fe y esperanza en su misericordia. Jesucristo nos enseñó que, cuando estos tiempos lleguen, a pesar de lo difíciles que serán, lejos de dejarnos arrastrar por el desánimo, nuestra esperanza deberá redoblar, pues esto significa que su glorioso retorno está muy próximo, y con él, nuestra liberación:

    “Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca” (Lc. 21, 28).

    Por lo tanto, velemos y oremos, para que, en estos tiempos aciagos, podamos perseverar en la fe, en la esperanza y en la caridad, a la espera de que se cumpla la promesa divina:

    “Los hombres prudentes resplandecerán como el resplandor del firmamento, y los que hayan enseñado a muchos la justicia, brillarán como las estrellas, por los siglos de los siglos.” (Dn. 12, 3).

    Me gusta

  5. Apreciado Sr. Alesolap (no sabía que es Ud. también Miles Christi):

    Como puede ver, en mi primer comentario sobre su artículo hablo sólo de “su enfoque es…”. Juzgo el artículo, no al autor.

    Mi segundo comentario tiene tres partes:

    En la primera parte expongo lo que son para mí los conspiranoicos. Es decir, expongo la definición (general) de un concepto. Si uso frases de su artículo es porque (una vez más), su artículo (su artículo, en general, sin tener en cuenta sus tres últimas frases) me parece típicamente conspiranoico. También uso otras frases que no están en su artículo para ilustrar otras que son típicas de algunos conspiranoicos. (Esto es otra señal de que hablo en general, sin referirme a nadie en concreto).

    En la segunda parte hablo de “los no creyentes”. Otra vez genérico y no referido a nadie. Pero por su contiguidad con la parte primera se deduce conexión (que corresponde con mi intención, pues en general, creo que los conspiranoicos son no creyentes, como la inmensa mayoría de la gente). Realmente es una imprecisión, debería haber dicho “los no creyentes o los creyentes que no se dan cuenta de esta realidad”.

    Reconocerá que estamos en una sociedad de inmensa mayoría no creyente, y que el segundo término que omití, es pequeño, es una imprecisión, en la que me olvido de poca gente.

    Siento que esta imprecisión en un término genérico (en plural) le haya hecho sentirse aludido. Como le digo, fue una imprecisión en mi expresión, no un juicio (en singular) de lo que Ud. tiene en su interior.

    Cuando quiero decir algo en particular a alguien, se lo digo claramente, como el segundo comentario dirigido a Yomisma.

    Si se fija en todos mis últimos comentarios, puede ver que siempre juzgo las obras de la gente, no lo que son o dejan de ser, que es pecado.

    —-
    Dice Ud.:

    “artículo del mes pasado, que Ud. leyó y que comentó, por lo cual su postura acerca de mi supuesta “incredulidad” demuestra su mala fe”

    Aunque visito frecuentemente este blog, no me fijo en quien es autor de cada artículo, y no relacionaba estos dos artículos que cita. Pero aunque lo hubiera hecho, mis comentarios no hubieran variado, pues como le explico, siempre se han referido al enfoque del artículo o a una definción (general) de un concepto.

    Santo miércoles.

    Me gusta

  6. Le agradezco la respuesta. Lo único que me queda por decirle, es que debería Usted comprender que, en la historia de la humanidad, tienen lugar acontecimientos negativos que son el fruto de conspiraciones, urdidas por hombres inspirados por el Maligno. Es un hecho. Y cuando alguien las denuncia y las pone de manifiesto, no se lo debe tachar despectivamente de “conspiracionista”. Eso es hacer el juego al sistema anticrístico actual, que descalifica emplenado tales epítetos a quienes se atreven a poner en entredicho sus malas obras y a desvelar sus retorcidas intenciones. Todo lo que viene sucediendo desde el inicio de esta supuesta “crisis pandémica global” es el resultado de un proyecto mundialista que se viene cocinando desde hace años, el que ellos mismos denominan el Nuevo Orden Mundial o el Gran Reinicio. En este boletín hallará abundante información al respecto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s